Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

El cibercrimen se acentúa en los puntos de venta y los minoristas

[11/06/2015] El panorama de los ciberdelitos relacionados con la violación de datos podría ser muy diferente en el futuro, cuando se extienda el uso de las tarjetas de pago de chips en América del Norte; y es que los sistemas de punto de venta se llevan la mayoría de las infracciones en esta zona del globo, frente a un pequeño porcentaje que representan estas infracciones en otras regiones del mundo.

El hackeo de los terminales de punto de venta (PoS) fueron responsables del 65% de los datos que se vieron comprometidos por un incidente de seguridad durante el año pasado en América del Norte, según la investigación de la firma de seguridad Trustwave, en comparación con solo el 10% en Europa, Oriente Medio y África; y el 11% en la región de Asia y el Pacífico región. A nivel mundial, la compañía investigó 574 infracciones, la mitad de ellas en los EE.UU.

La diferencia entre los números de violación de puntos de venta en América del Norte y otras regiones se debe en gran parte a la extensión del estándar de tarjetas de pago EMV (Europay, MasterCard y Visa), que exige el uso de chips electrónicos en tarjetas para la protección antifraude. En las regiones donde se usa de manera generalizada -en Europa lleva casi una década- el fraude se ha desplazado de las transacciones en las que se utilizan tarjetas físicamente a las transacciones donde las tarjetas no están presentes. Todavía este no es el caso en los EE.UU, donde los sistemas de punto de venta y las tarjetas siguen siendo el objetivo principal de los ataques, según el Informe de Seguridad Global 2015 de Trustwave.

A nivel mundial, los sistemas (POS) comprometidos en el punto de venta estuvieron involucrados en el 40% de las infracciones investigadas por Trustwave, mientras que en el 2013 fueron un 33%. Los únicos activos dirigidos, incluso con más frecuencia por los atacantes, fueron las aplicaciones de comercio electrónico, que representaron el 42% de las brechas de datos.

Los minoristas (incluidos los dedicados al comercio electrónico), y los negocios relacionados con la alimentación, bebidas y hostelería sufrieron el mayor número de violaciones de datos por sectores de actividad, representaron el 68% de los casos investigados por Trustwave (alimentos (43%), bebidas (13%) y hostelería (un 12%).

Lucian Constantin, IDG News Service