Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Gartner reduce la previsión de gasto en TI en 2015

Pero señala que hay un nivel alto de actividad

[03/07/2015] El gasto global en TI se reducirá un 5,5% este año, lastrado por la caída de precios en comunicaciones y servicios tecnológicos, que no logra ser compensada con las subidas del hardware en algunas partes del mundo. La cifra de Gartner es peor que su propia previsión de hace un trimestre, cuando estimaba una caída del 1,3% respecto al 2014.

Sin embargo, las cifras pueden resultar engañosas y, en este caso, la actividad de TI es más fuerte de lo que el gasto indica, según John-David Lovelock, vicepresidente de investigación de Gartner. Tanto las comunicaciones como los servicios TI están acusando el descenso de los precios, mientras que el movimiento hacia cloud provoca una gran actividad.

Por el contrario, la fortaleza del dólar frente a otras monedas está elevando los precios del hardware, lo que también propicia un efecto negativo en el gasto. Por ejemplo, los fabricantes de PC que venden a Europa y Japón, zonas con monedas locales más débiles, se ven forzados a subir los precios para conservar beneficios, subraya el informe de Gartner. Como resultado, las grandes organizaciones mantendrán sus PC y difieren el gasto en nuevo hardware o adquieren modelos con menores prestaciones.

Las ventas de teléfonos inteligentes además tienden a estabilizarse y no registran los aumentos de otras épocas, y habría sido peor si no fue por las ventas de iPhones, especialmente en China. Además, según Gartner, los departamentos de TI de las empresas están empezando a optar por smartphones Android de gama media, al considerar que ofrecen el rendimiento necesario para la mayoría de los usuarios. Esto va en detrimento de los terminales de gama alta.

En los centros de datos, también se esperan prórrogas en los planes de actualización, constata la consultora. Este retroceso, no obstante, parece equilibrarse con más actualizaciones de mainframe que muestran un comportamiento mejor de lo esperado, y por la mejora de expectativas de gasto en infraestructuras que potencian las cloud públicas y privadas.

En cuanto a software, el aumento de competencia en software-as-a-service (SaaS) permite a los compradores tener la sartén por el mango. Los proveedores son reticentes a subir precios con esta fórmula ante el peligro de perder cuota de mercado.

El gasto TI global se situará, tras la rebaja de Gartner, en 3,5 mil millones de dólares este año.

Mikael Ricknäs, IDG News Service