Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

La guía del programador para irrumpir en la gestión

La transición de la línea de comandos a la línea de mando requiere una nueva mentalidad -y una piel gruesa.

Línea de carrera

[17/07/2015] El desarrollo de software, como cualquier carrera, se divide en líderes y productores. Usted es Steve Jobs o es Woz. Dos enfoques completamente diferentes, y sin embargo, ambos pueden llevar al éxito.

Los ingenieros talentosos pueden ver la gestión de un equipo como el siguiente paso en el crecimiento de sus carreras. Así que si se está moviendo en esta dirección, ¿Qué herramientas necesita para hacer la transición? Veremos algunos enfoques posibles, las trampas más comunes -y ofreceremos soluciones.

Una primera pregunta podría ser si va a hacer un cambio absoluto. ¿Qué pasa si una existencia como la de Woz va más con su estilo? El conocerse a sí mismo y saber si la gestión es realmente donde quiere estar merece un poco de auto reflexión.

"Hay que pensar en qué aspectos del trabajo realmente disfruta y qué intenta evitar", señala Adam Wolf, jefe de ingeniería para aplicaciones fundamentales en Bloomberg LP. "Si lo que realmente le gusta hacer es juntar a todos para lograr algo como un equipo, o construir una visión y lograr que todos estén detrás de ella, entonces, la gestión es una gran oportunidad de tener un impacto más amplio".

Considere a fondo la transición hacia la gestión

El camino de la gestión comienza justo donde está, en su posición actual. Requiere que tome más responsabilidad, llegar a los miembros del equipo, y hacerse visible. Debido a esto, probablemente tenga una buena primera aproximación de lo que espera y un indicio de lo que se espera de usted, pero hay mucho más que eso.

Rick Hutley, profesor clínico de analítica en la University of the Pacific, aconseja comprobar el grosor de su piel antes de planear administrar a otros.

"Pregúntese a sí mismo lo bien que tolera el riesgo y la crítica", anota Hutley, ex CIO de British Telecom, y vicepresidente de innovación de Cisco Systems. "Sea honesto. Es mejor ser un trabajador feliz de base que un líder miserable. Dicho esto, extiéndalo a sí mismo. Tenga el valor de moverse fuera de su zona de confort y asuma más responsabilidad".

La gestión de los demás a menudo da lugar a situaciones incómodas. Una carrera excepcional puede ser incómoda. Y los buenos gerentes son impulsados por el deseo de dirigir y entender que la crítica puede influir en la gente, pero a lo mejor no hace ganar amigos.

"El liderazgo significa tomar decisiones difíciles en ocasiones -no estar de acuerdo con aquellos que solían ser sus colegas-, y puede ser un lugar solitario", comenta Hutley. "Cuanto más alto llegue es más seguro que fallará -a los ojos de alguien".

James Casey, vicepresidente de ingeniería de la firma de software con sede en Seattle, Chef, señala que usted puede comunicar su deseo de ascender en la escala -y esto es sumamente importante- al mostrar que tiene las cualidades que posee un buen gerente.

"El liderazgo y la tutoría están en la parte superior de la lista -como un miembro individual", señala Casey. "En paralelo, pregúntese: '¿Mis compañeros querrán que lidere este equipo? ¿Por qué? ¿Por qué no?' A medida que piensa en cómo ascender, tiene que hacer muy bien su trabajo actual -demostrar que puede sobresalir en sus responsabilidades actuales crea la confianza de que puede pasar a un papel de mayor responsabilidad".

Pero si nunca ha manejado gente antes, ¿cómo puede saber si dirigir a otros es una buena opción para usted? Hutley ofrece estos consejos: "¿Tiende a pensar más allá de la tarea inmediata, no solo en el trabajo sino también en lo social? ¿Sugiere una mejor manera de hacer las cosas o las desafía cuando no parecen estar bien? ¿Otros lo buscan por sus pensamientos u orientación? Si eso le sucede, entonces es un líder natural -y otros también lo reconocen".

Comunique su plan

Si tiene la esperanza en que el trabajo duro y la atención al detalle acelerarán su camino a la cima, puede que tenga que ampliar su plan. El salto a la gestión implicará un rediseño completo de su vida laboral. Pero el primer paso es telegrafiarle sus intenciones a su jefe.

La coach ejecutiva de Silicon Valley, Jennifer Selby, ha pasado dos décadas ayudando a que desarrolladores de software se mueven hacia la gestión y conduzcan equipos con eficiencia. Long dice que un gran trabajo no es suficiente para enviar el mensaje correcto -necesitará estar más allá de la delantera. Y no siempre es fácil.

"Casi todos los ingenieros de software quieren seguir siendo ingenieros de software, por lo que su jefe no sabrá que usted desea estar en la gestión, a menos que se lo diga directamente", comenta Long. "Hable de su deseo de contribuir más a la sociedad y asumir un nuevo reto, no solo en términos de cómo lo quiere para su propio beneficio profesional".

Las evaluaciones de desempeño y otras reuniones persona a persona son buenas ocasiones para presentar sus deseos de ascender. Y su gerente puede ser capaz de ayudarle a determinar qué habilidades necesita desarrollar para que esto ocurra, añade el vicepresidente de ingeniería, Chef Casey.

"Independientemente del sistema que utiliza su empresa para documentar las aspiraciones y direcciones de su carrera a largo plazo, las reuniones personales con su administrador son el mejor momento para hablar de sus metas en detalle", indica Casey. "Si usted y su gerente están de acuerdo en el camino que debe tomar para alcanzar la responsabilidad a nivel de gestión, entonces también será su mayor defensor. Esa es la mejor ruta para el éxito".

Y junto con estos otros consejos, si está buscando hacer ese movimiento, uno de los sutiles cambios dolorosos podría ser la forma en que se presenta en la oficina. Es obvio que es una elección personal, y del lado de Mark Zuckerberg, si va a dirigir reuniones deberá dejar ir su ropa de calle.

"El mejor consejo que he recibido fue: 'Si quieres ser algo - parécete a ello'", comenta Hutley. "Cuando una empresa quiere cubrir un puesto buscan a alguien que se parezca a 'la persona que están buscando'. Es demasiado tarde para empezar a actuar como un líder cuando aparece el anuncio de trabajo -usted ya ha sido encasillado por sus acciones hasta ese momento".

Y ese cambio sutil hacia destacarse -y separarse de la manada- puede ser suficiente para que empiece la fricción.

"Verse como un líder puede ser en sí mismo un poco incómodo. Utilizar pantalones impecables y camisas limpias cuando todos a su alrededor están en pantalones de jean y zapatillas", añade Hutley. "Pero no se puede subir a la escalera quedándose en la parte inferior del peldaño con todos los demás. Hay que diferenciarse en la forma de verse, hablar y actuar".

Ayuda en el camino

Podría, por supuesto, postular a un programa de MBA y completarlo en línea o después del trabajo. Los cursos para hablar en público pueden ayudar, dicen nuestros expertos, junto con la capacitación en presupuesto, autoevaluaciones como Myers-Briggs, y la formación en la diversidad y la inclusión. Pero hay muchas oportunidades en la oficina que pueden ayudarle a moverse en la dirección correcta.

"Debería rechazar esta respuesta diciendo que no tengo un MBA", dice Wolf Bloomberg. "Mi sensación es que he aprendido más acerca de ser un gerente por ser en realidad uno, que por un papel. He tomado clases y leído libros sobre la gestión, pero me pareció que lo que más me ayudó fue recibir buenos comentarios de mis colegas, gerentes y mi equipo; y observar modelos a seguir y tratar de aprender lo que los hizo efectivos".

"Encuentre mentores", concuerda Hutley. "No tienen que ser personas a las que se les ha asignado formalmente el rol de mentores -aunque ellos también son buenos. Identifique líderes que resuenen -que demuestran cualidades que usted admira y desea emular. Obsérvelos siempre que pueda y comprenda por qué los admira: ¿Cómo manejan una situación particular?; ¿cómo se visten, hablan, actúan"?

Perseguir la certificación en su campo también puede mostrar que está buscando avanzar, anota Eric Klein, director gerente de la firma de personal HireStrategy. Y puede mostrar cualidades de liderazgo al ayudar a sus colegas nuevos o jóvenes.

"Sugiera una revisión de código de pares cuando un colega se ha quedado atascado en el desarrollo", añade Klein. "Aparte de la gestión de proyectos y equipos, la tutoría hacia el personal subalterna y sus compañeros pueden demostrar su capacidad para dirigir a otros".

Sarah Nahm, ex miembro del equipo de Chrome en Google, le aconseja buscar áreas donde su negocio actual está creciendo.

"Los ingenieros deben prestar atención a la empresa alrededor de ellos", indica Nahm, que ahora dirige Lever, una empresa de Silicon Valley que ayuda a que las empresas contraten bien mientras avanzan. "Busque las áreas que escalan con mayor rapidez en la empresa, ya que esas áreas presentarán un enorme número de oportunidades orgánicas para intensificar y asumir responsabilidades adicionales. Hágase voluntario para hacer más entrevistas y tomar un asiento en primera fila en las decisiones de contratación estratégica. Verá exactamente qué cualidades son importantes para su organización de ingeniería, y también obtendrá una ventaja inicial en una habilidad crítica para cuando necesite contratar ingenieros para su equipo futuro".

Haga la transición

Uno de nuestros profesionales dice que la gestión ofrece muchos de los mismos desafíos e incertidumbres de la crianza. A continuación, añade rápidamente que nunca se debe expresar esa realidad -o se arriesga a alienar a todo su equipo. Junto con esa útil analogía/advertencia, aquí hay un plan para la transición.

En primer lugar, prepárese para "un cambio de carrera completo y total", señala la coach Long. "No hay especificaciones de productos o algoritmos para la gente. Como gerente, su trabajo será el 90% influir en la gente, lo cual es una tarea intrínsecamente ilógica, y hacer frente a la ambigüedad en el negocio y seguir produciendo resultados a través de otros, lo cual es también una tarea que no se puede hacer solamente apoyándose en la lógica y la razón".

Y ahora viene la parte realmente difícil. ¿Está listo para entregar el control y dejar que su equipo haga el trabajo?

"Los peores jefes son los que mantienen demasiado control", indica Long, "incluso los microgerentes siempre piensan que están haciendo lo correcto. ¿Puede dedicarse a guiar, apoyar, dirigir, y abogar por los demás? Al principio, es un paseo de nudillos blancos. Asegúrese de estar listo para subirse a la montaña rusa".

¿Y qué pasa si en su equipo figuran ex colegas de su grupo de trabajo? ¿Cómo conservar una relación colegial con estos compañeros de trabajo?

"Debe seguir siendo lo suficientemente independiente para ser objetivo, y para tomar y comunicar las decisiones difíciles con honestidad", anota Hutley. "Es muy difícil dar una dura retroalimentación negativa con honestidad -y es difícil para ambas partes, no solo para el líder. Dicho esto, no tiene que rechazar por completo a sus viejos colegas".

Deje que su equipo estire sus habilidades, dicen nuestros profesionales, y esté dispuesto a morderse las uñas cuando fallan. Una vez más, estas habilidades -que se comunican efectivamente, ser persuasivo, y mantener la calma en tiempos de incertidumbre- quizá no vengan naturalmente. Pero pueden ser aprendidas.

"Un líder guía y capacita primero, y luego permite que las fichas caigan donde caigan", añade Hutley. "Prepárese para alabar cuando las cosas van bien -algo que olvidamos hacer con demasiada frecuencia-, y apoyar y alentar cuando las cuando las cosas van mal."

Wolf de Bloomberg está de acuerdo y aconseja a los nuevos gestores para que le den a su equipo la misma autonomía que querían antes de hacer el salto.

"No se puede ir demasiado lejos y abdicar la responsabilidad", señala Wolf. "Uno tiene que estar cómodo de pie detrás de la labor que su equipo está haciendo. Me parece que es útil centrarse en hacerle buenas preguntas a su equipo, y dejarlos que den las respuestas correctas".

Y no renuncie a lo que lo llevó tan lejos. La forma más rápida de quedarse fuera es dejar que sus habilidades se oxiden.

"Utilice las tecnologías convencionales que son transferibles de una compañía a otra y sea práctico", señala Mark Stagno, consultor principal de la firma de dotación de personal WinterWyman. "En una industria del 'qué hiciste por mi recientemente', su boleto... es su conjunto de habilidades técnicas. Si abandona eso, se vuelve vulnerable, y si las cosas cambian -la empresa comienza a luchar o usted se vuelve infeliz- no será tan fácil encontrar un trabajo si no es práctico".

Un argumento para quedarse donde está

Consideremos también que los ingenieros que ascienden pueden mirar atrás con nostalgia a una época en donde la construcción e implementación de código era el tema central, en lugar de la gestión de un producto, los presupuestos, y un equipo.

Klein de HireStrategy señala que de vez en cuando oye de ingenieros convertidos en gestores que extrañan el trabajo de codificación. "Con la tecnología en constante cambio y evolución, los directivos notan que sus habilidades técnicas se desvanecen aunque mejoren sus habilidades de gestión", añade Klein. "Le recordamos a los candidatos que, al final del día, todo se trata de cada hallazgo individual sobre lo que le gusta hacer todos los días. Las carreras pueden sobresalir sin pasar por un camino de gestión".

Muchos ingenieros disfrutan de un enfoque individual para la resolución de problemas, anota Michael de Groot, arquitecto en jefe de la firma de desarrollo de productos de software Geneca, y se enorgullecen de dar con soluciones novedosas por su cuenta.

"Como gerente, su responsabilidad será menos sobre hacer el trabajo y más en ayudar a otros a tener éxito", agrega de Groot. "Va a tener que hacer frente a los comportamientos y las actitudes de otras personas -y las diferencias en la ética del trabajo".

Y una última reflexión sobre ascender en la escala. En una época donde los buenos desarrolladores son difíciles de encontrar, ser el jefe no puede significar una mejor compensación. Es un mundo muy diferente que cuando Woz miró a sus colegas produciendo calculadoras en Hewlett-Packard -y pensó que había encontrado un trabajo para toda la vida. En el mercado actual, los que pueden innovar son los que están en demanda.

"Los ingenieros en el extremo superior del mercado ahora están haciendo lo mismo o más que un gerente de línea", señala Stagno de WinterWyman. "Piense largo y tendido antes de dar el paso hacia la gestión; y por encima de todo, asegúrese de que lo está haciendo por la razón correcta -que desea ser un líder en lugar de simplemente querer ascender en la escala de la carrera".

Paul Heltzel, InfoWorld (EE.UU.)