Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Microsoft adquiere FieldOne para enriquecer Dynamics CRM

La adquisición era algo 'obvio', señala un analista.

[20/07/2015] Microsoft y FieldOne han sido socios por muchos años, pero el jueves Microsoft llevó la relación un paso más adelante y adquirió a la compañía proveedora de software para servicio de campo.

Los términos del acuerdo no fueron revelados, pero se produce a solo cuatro meses de que las dos compañías firmaran un acuerdo estratégico global para integrar Microsoft Dynamics CRM y la plataforma Sky de FieldOne, la cual ofrece características como el ruteo automatizado, cronogramas y despacho, gestión de las órdenes de trabajo, colaboración móvil y más.

El software para servicio de campo es utilizado por las compañías que necesitan enviar a sus trabajadores a las instalaciones de sus clientes para proporcionar soporte in situ. Generalmente, se basa en gran medida en tecnologías móviles y de nube, y tiene un creciente uso de la ciencia de los datos y de la analítica predictiva.

"La gestión del servicio de campo es un área específica pero crítica del servicio al cliente, la cual proporciona a las compañías la capacidad de entregar un servicio de campo 'de extremo a extremo', escribió Bob Stutz, vicepresidente corporativo de Microsoft Dynamics CRM, en una entrada de blog que anunciaba la noticia.

El servicio de nube de FieldOne se construyó sobre Dynamics CRM y funciona en las plataformas de hardware. Con la adquisición, Microsoft desea ayudar a las compañías a tener un enfoque más proactivo con respecto al servicio de campo a través de la combinación de FieldOne, Azure IoT y Cortana Analytics, sostuvo Stutz.

El año pasado, Oracle realizó una acción similar al comprar TOA Technologies, otro actor en el área del servicio de campo.

"Ésta es una forma natural de consolidación vertical que usualmente ocurre en un mercado que se está fortaleciendo, indicó Rob Enderle, analista principal de Enderle Group.

Usar varias y diferentes compañías de servicio de campo puede reducir tanto la rentabilidad como la satisfacción del cliente ya que "forman una barrera de información e ingresos entre la compañía tecnológica y el cliente al que sirven, afirmó Enderle.

Así, "en un mercado como éste, la adquisición de una organización de servicios que ya es exitosa y se encuentra enfocada en los productos del proveedor podría considerarse como algo obvio, sostiene Enderle.