Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Los patrones de la nube según Amazon

La cumbre de AWS en el Perú

Raúl Frías, arquitecto de soluciones de AWS México.

[18/08/2015] La semana pasada se llevó a cabo en nuestro país la AWS Summit, un evento en el que la firma -conocida por sus soluciones de nube- reúne a especialistas del tema para difundir los variados aspectos de este tipo de soluciones, así como para discutir las mejores prácticas para la industria.

Durante la reunión se realizó una keynote que estuvo a cargo de Raúl Frías, arquitecto de soluciones de AWS México, y también se contó con seis sesiones técnicas, coordinadas por profesionales de AWS y sus socios de negocio que cubrieron temas relacionados a la nube de AWS, como seguridad, almacenamiento y respaldo, base de datos, aplicaciones móviles, big data y el servicio EC2 (Elastic Compute Cloud).

Asistimos a la keynote de Frías, y en ella el ejecutivo presentó a la nube como el estándar para la industria de las TI; de hecho, así se llamó su presentación ("El Estándar de Hoy: La Nube) y para sustentar su afirmación se basó en ocho patrones que, afirma, conforman este nuevo estándar.

Los patrones de la nube

AWS se encuentra en crecimiento. Frías indicó que esta afirmación se sustenta en las cifras que en los últimos años ha podido mostrar el gigante de la nube. AWS, por ejemplo, puede decir que la utilización de uno de sus servicios más conocidos, Amazon S3, muestra cifras de incremento de 102% en sus trasferencias de datos desde y hacia este servicio -sin incluir Amazon- entre los últimos trimestres del 2013 y el 2014.

Por otro lado, otro de sus servicios, Amazon EC2, también puede mostrar un incremento de 93% en el uso de sus instancias, nuevamente si se comparan los trimestres antes indicados.

Con estas cifras no es de extrañar que la compañía cuente con más de un millón de clientes activos, y que sea el lugar en donde han crecido numerosas startups, entre las que se encuentran algunas tan conocidas como Easy Taxi, Airbnb, Pinterest o Tinder.

Y es precisamente en base a estas empresas que Frías comenzó a indicar cuáles son los patrones que ha identificado dentro de lo que denomina el nuevo estándar, es decir, la nube.

El primer patrón que señala, precisamente, es que las startups han creado negocios 'desde cero' en la nube. Efectivamente, esto se debe a las características que ofrece la nube a las empresas pequeñas que tienen poco o nada con qué empezar. Con el uso de la nube, no es necesario que la compañía posea hardware para sustentar el negocio central de la firma, y esto con el tiempo conlleva a que tampoco se tenga que quedar con hardware legacy. La compañía, por ello, no tiene dependencias de nadie, tiene una estructura de costos baja y posee gran agilidad.

Ejemplos de este tipo de empresas hay muchos, pero entre los que se encuentran clientes de AWS se tiene a Easy Taxi, AirBnB, Tinder o Spotify.

Y de aquí se desprende un segundo patrón: la velocidad no es solo para las startups. En realidad, empresas de todo tamaño pueden moverse más rápido que antes gracias a la nube y, de hecho, Frías sostuvo que es difícil mantenerse competitivo sin la nube. Si antes las firmas tenían que gastar millones en infraestructura, ahora no tienen que hacerlo pues de lo contrario sería equivalente a quedarse congeladas en el tiempo. Y esto se puede decir ya que en comparación con las 516 nuevas funcionalidades y servicios que AWS agregó el año pasado a sus servicios, cualquier empresa con infraestructura propia quedaría rezagada.

El tercer patrón es un poco mexicano: "Los clientes quieren acceso a la 'enchilada completa'. Por supuesto, con esto Frías quiso decir que las empresas no solo van a AWS por un solo servicio, sino que toman todo lo que necesitan. Y es que quieren ser ágiles. Si, como señala el ejecutivo, se unen un aprovisionamiento rápido y una amplia plataforma tecnológica, lo que se tiene como resultado es un mundo en donde no es necesario volver a inventar la rueda. Las cosas que se necesitan ya han sido creadas y, de hecho, Frías sostuvo que AWS es el que tiene más funcionalidades que cualquier otro proveedor de infraestructura.

La lista que comenzó pequeña hace ya bastantes años, se ha multiplicado enormemente a tal punto que ahora se dividen en secciones como cómputo, almacenamiento, bases de datos y auditoría, seguridad y regulaciones. En cada una de estas áreas existen ya no servicios sino familias de servicios.

El cuarto patrón presentado por Frías indica que las empresas utilizarán los datos de manera más avanzada que en cualquier otro momento de la historia. Y esto se debe a que nunca ha sido más sencillo y más económico recolectar, almacenar, analizar y compartir datos. Visto desde la perspectiva de los datos, el desarrollo que se realiza con ellos se puede agrupar en tres campos: análisis y reportes, tiempo real y dashboards, y predicción.

Frías dio especial atención a un tema que está calando en la forma de hacer negocios en la actualidad: el aprendizaje de máquina. Empresas como Netflix o Change.org utilizan esta herramienta en sus procesos y podría ser incluso más difundido su uso. Sin embargo, Frías indica que hay retos que los desarrolladores tienen que afrontar para poder usar el aprendizaje de máquina. Como se podrá estimar, uno de esos retos es la escalabilidad, es decir, el crecimiento en el uso de la herramienta.

Por ello AWS ha creado Amazon Machine Learning, una herramienta que fácilmente crea modelos de aprendizaje de máquina, visualiza y optimiza los modelos, y lanza modelos a producción en segundos.

Otros patrones

El quinto patrón que presentó Frías es que las viejas cadenas están liberándose. De acuerdo al ejecutivo, las bases de datos del viejo mundo -con un tipo de letra de color rojo que recordaba a una empresa competidora- son muy caras, propietarias, encadenan al usuario con el proveedor y tienen un licenciamiento punitivo, con poca flexibilidad.

Es por eso que los clientes migran a motores de base de datos abiertos y amigables con el cliente y menos costosos, como MySQL y PostgreSQL; pero obtener un desempeño equiparable con las bases de datos propietarias es difícil. Por ello es que Amazon ha lanzado Amazon Autora que promete un desempeño similar a las de las bases de datos propietarias, pero a una décima parte del costo. Aurora es compatible con MySQL pero tiene cinco veces mejor rendimiento que la gama alta de MySQL.

El sexto patrón es que la reinvención es continua. Eso es evidente en la nube e incluso en la propia AWS, en donde ahora se promete que se podrá trabajar con bloques más pequeños. Esta nueva propuesta ofrece mayor velocidad para la construcción de modelos, facilidad de adaptación, y actualización y menor costo.

Todo esto se ofrece en Amazon EC2 Container Service, un servicio con el que se puede desplegar y eliminar contenedores Docker, trabajar en grupos de instancias EC2, generar volúmenes persistentes al crearse, y repositorios Docker privados.

Otro servicio que también mencionó Frías como parte de la reinvención es AWS Lambda, con el cual se puede "encoger el cómputo a escala atómica pues es un servicio de cómputo basado en eventos, y que es lo mínimo que se puede ofrecer pues no involucra el establecimiento de servidor alguno sino simplemente la realización de un servicio. Cuando se cumplen ciertos eventos, se dispara una ejecución automática que actúa sobre los datos, sin necesidad de aprovisionar ningún servidor.

Finalmente, también dentro de las innovaciones, Frías presentó AWS Device Farm, un servicio que, como su nombre indica, proporciona una granja de 'dispositivos' -virtuales, por supuesto- para que los desarrolladores móviles puedan probar si sus aplicaciones van a funcionar correctamente en una amplia gama de dispositivos.

Migrar a la nube no es una decisión binaria, es el séptimo patrón, y quizás uno que despertó inquietud. Básicamente, lo que aquí nos dijo Frías es que la nube es el destino final del desarrollo de TI, y que las nubes híbridas no son sino un punto intermedio del camino. Ciertamente, una aseveración que va a contracorriente de lo que otras firmas proveedoras han venido propugnando.

Por último, el octavo patrón señala que se puede pasar por completo a la nube. Para reafirmar este patrón, Frías puso el ejemplo de la muy conocida empresa Netflix, que hace años, en el 2009, decidió pasar a un modelo solo de nube para entregar películas y series a sus clientes. Un modelo que otras grandes empresas pueden tomar.