Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

La opción abierta de IBM con Linux

[01/09/2015] Sin duda son nuevos tiempos. Aquellas épocas en las que las alternativas propietarias eran la carta de presentación de los gigantes de la industria, están cediendo el paso a alternativas más abiertas, de mayor apertura a todo nivel.

Y ese fue el motivo por el que IBM nos reunió, junto a un grupo pequeño de asistentes, a un evento denominado "Innovación en Debate: El mundo es abierto, en el que el gigante de la tecnología nos ofreció su visión sobre el modelo de cómputo abierto, haciendo especial énfasis en los modelos de nube, la infraestructura abierta y la nube híbrida.

Pierre Marchand, vicepresidente de systems hardware IBM Latin America.
El modelo de nube

Pierre Marchand, vicepresidente de systems hardware IBM Latin America, inició la reunión ofreciendo la visión de la compañía en torno a la transformación que ha significado la nube para las organizaciones.

De acuerdo a las cifras presentadas por Marchand, el 85% del nuevo software se encuentra construido para la nube, lo que ha convertido en este modelo en el nuevo motor de transformación de los negocios.

Eso no es todo; para el 2020 el 60% de los dispositivos conectados serán sensores y nodos autonómicos; y ya en la actualidad se puede ver que el 80% de todos los datos no son estructurados y crecen a 15 veces la tasa de crecimiento de los datos estructurados. Además, el 57% de las empresas se encuentran utilizando la nube para impulsar ventajas competitivas y de costos.

En este escenario, el entorno de las compañías también ha cambiado. Si antes la infraestructura tecnológica que sostenía a la compañía era la tradicional infraestructura de misión crítica, ahora la empresa también se apoya en dos nuevos elementos: La nube pública y la nube privada.

Estos cambios tienen su correlato en la estructura que ahora tiene IBM Systems Hardware pues ofrecen al mercado los sistemas Power, los mainframes y almacenamiento.

José Antonio Olivares, director de Power de IBM Latin America.
IBM, Linux. cloud
La infraestructura abierta

José Antonio Olivares, director de Power de IBM Latin America, ofreció la visión de la compañía en cuanto a la infraestructura abierta. Olivares sostuvo que la nube híbrida necesita de tecnologías abiertas y que la nube de IBM es abierta por su propio diseño, construida con tecnologías abiertas desde cero. De hecho, IBM tiene una historia de colaboración en la industria de la tecnología abierta; por ejemplo, con Linux tiene más de 15 años de colaboración. Pero no es el único caso. La presencia de IBM también se da en KVM, Open Virtualization Alliance, OpenStack OpenDaylight y, por supuesto, OpenPower.

Hablando específicamente de Linux, este sistema operativo tiene 15 años con IBM y su presencia se nos hace evidente a todos en los IBM z System. Y es por eso que, como uno de los anuncios de la reunión, Olivares indicó que IBM acaba de lanzar LinuxOne, una nueva cartera de soluciones de hardware, software y servicios que ofrece dos sistemas Linux diferentes para grandes y medianas empresas.

LinuxOne Emperor, sobre IBM z13, es "el sistema Linux más avanzado del mundo, con el procesador más veloz de la industria, señaló IBM. Este sistema es capaz de analizar transacciones en tiempo real y podrá ayudar a prevenir el fraude a medida que éste ocurre. Puede aumentar su escala hasta ocho mil máquinas virtuales o miles de contenedores, "más que cualquier otro sistema Linux, indicó la empresa.

LinuxOne Rockhopper, el otro sistema Linux lanzado, es un sistema de nivel inicial en la cartera y se encuentra diseñado para clientes y mercados emergentes que buscan velocidad, seguridad y disponibilidad del mainframe, pero "en un envase más pequeño, indicó la firma.

César Campos, líder de Servicios de Nube para América Latina de IBM.
IBM, Linux, cloud
La nube híbrida

Por su parte, César Campos, líder de Servicios de Nube para América Latina de IBM, redondeó la idea de la nube híbrida de IBM. En pocas palabras, la nube híbrida es la siguiente gran capacidad de integración de IBM.

Campos sostuvo que cuando las personas piensan en la nube, piensan en un conjunto de servidores; es más, las empresas de este rubro han llevado este concepto de nube al extremo mediante el uso de máquinas virtuales que corren sobre hardware compartido.

En IBM se tiene una visión diferente de la nube. Para la compañía, el mercado se está moviendo hacia un esquema de nube híbrida. Y esto se debe a que si bien hay empresas que han nacido en la nube y desarrollan modelos de negocio que se originan directamente en la nube; hay muchas otras empresas que no han aparecido en los últimos años sino que tienen décadas y tienen inversiones importantes en aplicaciones e infraestructura. Para ellas no es tan simple decir que todo va a pasar a la nube.

Por otro lado, hay cargas de trabajo que funcionan muy bien en la nube pero hay otras que no. Además, hay cargas de trabajo que, aunque así lo desee la empresa, no se pueden llevar a la nube. Por ejemplo, cuando el proveedor de nube tiene sus centros de datos fuera del país en donde se encuentra la empresa cliente y ésta tiene -por regulación- que mantener los datos en el país.

Por estos motivos IBM considera que los clientes van a evolucionar hacia un sistema de nube híbrida.

La nube híbrida, a su vez, está compuesta, desde la perspectiva de IBM, por varias nubes que se integran con la TI tradicional. Campos mostró el caso de una empresa de servicios financieros que posee una TI tradicional on premises en donde se encuentra la plataforma bancaria existente y la banca digital.

Ésta se conecta de forma segura con una nube off premises dedicada en donde se utiliza la infraestructura de SoftLayer para la IaaS y la plataforma Bluemix como PaaS. Esta nube dedicada, a su vez, se conecta de forma segura con una nube pública -también en SoftLayer- en donde se encuentran también otros elementos de Bluemix.

El ejecutivo indicó que adicionalmente estas nubes pueden conectarse con servicios y datos de terceros, como los que ofrecen las redes sociales.

El entorno del mercado

Son tantos años los que se vienen hablando de la nube que uno podría suponer que la adopción debe ser considerable. Pero para no tener que basarnos en suposiciones, IBM invitó a Fernando Grados, director de Dominio Consultores, a que ofreciera durante la reunión las cifras duras del mercado de nube.

Una de las primeras cifras que Grados mostró indicaba el grado de conocimiento que tienen los CIOs peruanos en cuanto a la nube. Lastimosamente, solo el 24,8% de ellos indicó que había oído hablar de la nube y que la conocía en profundidad. La mayor parte de ellos, el 69,5%, indica que había oído hablar de ella pero que no la conocía en profundidad. Incluso el 5,7% indicaba que no la conocía ni había oído hablar de ella. Como para no creerlo.

Pero algo se progresa. De acuerdo también a las cifras de Grados, en el 2013 el 42,6% indicaba que tenía planes para implementar la nube en su compañía; esa cifra se incrementó a 53% en el 2014.

El porcentaje de CIOs que señalan que utilizan la nube es de 33,8%; aunque hay que señalar que de esa cifra, al preguntar qué servicio de nube utilizan, el 65,1% indicó que usaba el correo electrónico. En segundo lugar, en una posición muy alejada, se encuentra al almacenamiento con 12,7%, y en tercer lugar la ofimática con 7,9 %.

Otra estadística positiva es que, entre los que usaron la nube, el 89,6% indica que ésta cumplió con las expectativas que se tenían de ella; el 9% indicó que cumplió de manera parcial y solo el 1,5% indicó que no cumplió en lo absoluto con sus expectativas.

En cuanto a los planes para usar la nube, hay cambios. Aunque el correo electrónico sigue siendo el servicio más atractivo para implementar en la nube con 28,6%, ahora también destaca el almacenamiento con el 27%, más lejos se encuentra el ERP con 7,9% y las aplicaciones de ventas y las contingencias, ambas con 6,3%.

En cuanto a las barreras, de acuerdo a las cifras mostradas por Grados, la inseguridad sigue siendo la preocupación número uno con 42,9%, seguida de la dependencia a una conexión a Internet con 18,7%, y los problemas de ancho de banda con el 18,2%.

Grados indicó que, desde su perspectiva, que para que cambie esta situación es necesario que el propio CIO cambie; debe abandonar su papel de administrador de infraestructura (trabajo táctico) para asumir un rol como administrador de la información (trabajo estratégico).