Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Como hacer que el backup de nube sea algo sencillo

Es momento de cambiar de una estrategia 'disco a cinta' a una 'disco a nube'.

Backup online

[03/09/2015] La regla 3-2-1 es simple y fácil de recordar para su estrategia de backup: Usted quiere tres copias de sus datos, en dos formatos diferentes, y una de esas copias fuera de las instalaciones. Tener tres copias asegura redundancia (porque deberían estar en diferentes locaciones y formatos). Usar formatos diferentes nos devuelve a la mentalidad cinta/disco/óptico del pasado.

Muchas organizaciones se han alejado de la cinta como backup primario del disco duro, y la usan como algo secundario. Pero los backups de nube se están convirtiendo en la nueva normalidad para la regla 3-2-1 donde uno respalda primero al disco y después a la nube.

La idea de respaldar con un repositorio de almacenamiento de nube como una de esas tres copias es beneficiosa en teoría, proporcionando una copia de sus datos que se encuentra fuera de las instalaciones, en caso la necesite. Y todo sin tener que enviar a otras instalaciones cintas y discos. En lugar de ello, el backup va por su conexión de Internet a un almacenamiento de un proveedor de nube.

Pero la realidad no es siempre tan prometedora. El costo de poner sus backups en un repositorio de nube alojado podría ser prohibitivo. Podría estar tratando con un ancho de banda limitado, y aun si puede incrementarlo o cubrir su volumen de almacenamiento, hacerlo cuesta más.

Si alberga su infraestructura en la nube, no crea que está respaldado. No lo está. Necesita asegurarse de tener redundancia de sus datos, sin importar dónde residan.

Hay muchas opciones de backup de nube, algunas de ellas ofrecen almacenamiento de nube simple al que uno puede enviar los datos, y algunas proporcionan el tipo de capacidades de backup y de recuperación que son familiares en el centro de datos. No cometa el error de pensar que todas las ofertas de backup de nube son las mismas. Tiene que hacer su debida investigación y encontrar una solución que funcione para usted.

De hecho estará buscando dos soluciones diferentes: una para manejar el backup y la otra para mantener el backup. Por ejemplo, quizás quiera usar Microsoft Azure para su proveedor de almacenamiento y una herramienta de front end como Veeam Cloud Connect para administrar el backup de las máquinas virtuales.

Veeam Cloud Connect ofrece un backup SSL (deduplicado y comprimido) a un proveedor asociado de servicio (Azure, por ejemplo) y opcionalmente incluye aceleración WAN para ayudar a contrarrestar el tema del ancho de banda. También ofrece "backups siempre incrementales (deltas) que permiten que menos datos viaje hacia la nube. También puede hacer el tradicional backup abuelo-padre-hijo (GFS, por sus siglas en inglés). El cifrado de un extremo al otro de los datos asegura su seguridad en tránsito y en almacenamiento.

El producto de Unified Cloud Data Protection de Commvault es similar.

Después está Nasuni, cuyo producto de almacenamiento híbrido de nube combina controladores locales de almacenamiento y almacenamiento de nube.

Sin importar que enfoque de proveedor favorezca, es importante tener un entendimiento claro del precio (incluyendo costos de almacenamiento y tarifas por almacenamiento y retiro de su datos), las características ofrecidas y la administración del ciclo de vida de la datos en general (si es que decide hacer un índice de la datos para un retiro fácil).

Con esa información, respaldar en la nube como parte de su estrategia 3-2-1 es tan fácil como 1-2-3.

J. Peter Bruzzese, InfoWorld (EE.UU.)

J. Peter Bruzzese es un MPV de Microsoft premiado cinco veces (actual experto técnico de Office 365, con cuatro años previamente en Exchange). Es portavoz técnico y autor con más de una docena de libros vendidos internacionalmente. Es de cofundador de ClipTraining, el creador de ConversationalGeek.com, instructor en contenido de video Exchange/Office 365 para Pluralsight y consultor de varias compañías.