Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

Trilogía: Datos, Modelamiento y Conocimiento ¿cómo armonizarlos?

Por: Úrsula Breña Cobo, directora y cofundadora de KDD

Ursula Breña

[04/09/2015] Siendo uno de mis intereses la cocina, quisiera hacer la analogía con otra de mis preferencias, la de definir cómo llevar a cabo un proyecto de Inteligencia de Negocios.

La pasión por hacer las cosas que nos gustan hace que tengamos cuidado en la elaboración de las mismas y así como preparamos un biscocho en dónde lo primero que tomamos en cuenta es la calidad y procedencia de los ingredientes: huevos, harina, azúcar, mantequilla, etc., de igual manera, y haciendo el simil, hay que plantear las soluciones de inteligencia de negocios cuyos "ingredientes serán los "datos con los que tenemos que contar para preparar la "receta, es decir, el modelamiento de información.

Al igual que nos preocupamos por la calidad de los ingredientes, debemos revisar la calidad de los datos de nuestra receta que luego formaran parte del modelamiento de las soluciones de información relevante a entregar a los tomadores de decisiones.

El siguiente paso es la elaboración del biscocho, el "confluir y armonizar éstos ingredientes según las indicaciones nos da el balance para obtener el "producto terminado. Continuando con la analogía, los datos, cualquiera que sea sus fuentes, deben correlacionarse para establecer la explicación de un modelo que brinde información que haga sentido al negocio y que sirva para la gestión, toma de decisiones y por qué no la identificación de filones de mercado posibles de explorar.

Modelamiento de datos

Este modelamiento transformado en indicadores, serán las palancas de apoyo -el biscocho terminado.

Hasta aquí, en ambos casos, hemos aplicado a un conjunto de ingredientes (o datos) la receta (el modelamiento de información) para obtener el biscocho "recién salido del horno (indicadores de un modelo que es explicativo de determinado proceso de negocio). Ahora bien hay que "presentarlo, hacerlo atractivo antes de degustarlo.

Así como la decoración del postre hará que sea más apetecible su consumo, la presentación de los indicadores que transforman la información en conocimiento a través de una interfaz gráfica amigable, interactiva, multiplataforma, posibilitará una mayor valoración, entendimiento y por ende consumo.

Los tableros de control o dashboard presentados deben tener los indicadores pivotales que proporcionen el conocimiento suficiente para un mejor entendimiento de la información que apoyara la gestión.

Probar el biscocho, acercarlo a nuestros sentidos y determinar si satisface nuestra necesidad es similar al planteamiento de ver si el modelo definido funciona y es explicativo del proceso que queremos analizar.

Si sale bien o mal "nuestra receta igual creará una base de conocimiento que podremos ajustar y afinar en el tiempo, para deleite futuro de los comensales analíticos y engorde de los resultados del negocio.

Ello sin perder el foco que debe tenerse, desde un inicio del proceso, que los ejes de nuestra preparación se basan en la elección de las variables que formarán parte de la definición del modelo de datos que hace sentido y agrega valor.

Hagamos pues de cuenta que cada solución de inteligencia de negocios que plateemos sea el abordaje de una receta especial que tiene que tomar en cuenta en cada etapa del proceso: los elementos, su combinación y preparación para poder responder a las distintas interrogantes del negocio: Quién, Cómo, por qué, cuándo, dónde y así apoyar las decisiones de negocio.  

CIO, Perú

Úrsula Breña Cobo, directora y cofundadora de KDD (Knowledge Data Discovery), es una ejecutiva senior especializada en gestión, innovación estratégica de negocios, optimización y eficiencias, haciendo uso de la tecnología como medio de impacto en el logro de objetivos definidos en la adecuación de los procesos core y de soporte del negocio.