Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

La seguridad de nivel empresarial de Microsoft se acerca a la IoT de Windows 10

[29/09/2015] La versión de Windows 10 para los dispositivos de la Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) pronto tendrá funciones de seguridad provenientes del sistema operativo de la compañía para computadoras y tabletas.

La compañía anunció el jueves que aportará su cifrado Bitlocker y los sistemas Secure Boot a la beta pública Core de la IoT de Windows 10 con el propósito de mejorar la seguridad.

Esas son las mismas funciones que Microsoft utiliza para proteger a otros sistemas que ejecutan Windows 10 y se va a mostrar una de las ventajas del nuevo sistema operativo de la compañía: Microsoft puede migrar las funciones de una versión de Windows 10 a las otras con bastante facilidad, además de permitir a los desarrolladores crear aplicaciones para varios tipos de dispositivos utilizando la plataforma de aplicaciones universales de Windows.

La funcionalidad de seguridad fue anunciada junto con el lanzamiento de una actualización del sistema operativo que trae funcionalidades como la capacidad de utilizar modulación por ancho de pulsos y convertidores de analógico a digital. La modulación por ancho de pulsos se utiliza a menudo para controlar la velocidad de los motores eléctricos.

Además de la introducción del nuevo software, Microsoft también se ha asociado con Adafruit Industries para producir un kit de hardware para ayudar a los desarrolladores a despegar con Windows 10 como sistema operativo para dispositivos de la IoT. El IoT Pack de Microsoft para Raspberry Pi 2 cuesta 115 dólares e incluye una microcomputadora Raspberry Pi 2 junto con hardware adicional como el módulo Wi-Fi gratuito y un case para el dispositivo. El kit también incluye una tarjeta SD que viene precargada con Windows 10 IoT Core, de tal forma que la gente pueda empezar a trabajar con el sistema operativo nada más sacarlo de la caja.

El kit está dirigido especialmente al público principal de Adafruit conformado por hackers y fabricantes locales que les gusta juguetear con el hardware en su tiempo libre. No está necesariamente construido para grandes empresas interesadas en la evaluación del uso del sistema operativo de Microsoft en los productos que están construyendo. Viene con un par de sensores que deben ayudar a los usuarios a trabajar en diferentes aplicaciones: Uno de ellos detecta la temperatura y la humedad, el otro detecta el color.

Ir tras un público de aficionados caseros puede parecer una elección extraña para Microsoft, pero la estrategia podría dar frutos a la empresa posteriormente. En el caso de que un aficionado casero se tope con una idea que se convierta en el siguiente hardware exitoso, sería beneficioso para Microsoft que esa persona esté trabajando en un dispositivo con Windows.