Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

¡No mire ahora, pero el futuro está aquí!

No nos dieron el futuro que se predijo. Nos dieron uno mucho mejor.

[09/10/2015] En la primera mitad del siglo 20, varios futuristas, escritores de ciencia ficción y otros predijeron lo que sería la vida en el año 2000 y más allá. Muchos de esos conceptos tuvieron tal impacto que dejaron una marca indeleble en la imaginación del público.

De hecho, muchas personas asumen que todavía estamos progresando lentamente hacia ese futuro. Pero yo estoy aquí para decirles que el verdadero futuro ya ha llegado. Más que eso, el futuro que fue predicho es aburrido e inferior a nuestra increíble realidad.

Vamos a comparar los elementos del futuro del ayer con lo que realmente está sucediendo ahora.

Robots mascotas

En las décadas -obsesionadas con el futuro- de los años 20, 30 y 40, los futuristas comúnmente creían que las mascotas robóticas se convertirían en lo normal. Incluso se bosquejaron algunos prototipos y fueron exhibidos en las Ferias Mundiales. En 1928 se creó un perro robot llamado Philidog. El más famoso fue Sparko, un perro robótico creado en 1940.

En realidad, eran artilugios mecánicos que respondían de manera limitada a diversos estímulos. Lograron movimientos torpes y lentos gracias a engranajes y cables internos. Los futuristas, sin duda, asumieron que las computadoras finalmente estarían involucradas, y que los perros mecánicos evolucionarían en perros robot.

Pero ningún futurólogo podría haber predicho el enorme poder de cómputo que controla a las mascotas robot de hoy en día. El ejemplo más reciente es el BB-8.

https://www.youtube.com/watch?v=-1Y2WfcCb4M&feature=youtu.be

Presentado la semana pasada por Sphero, el BB-8 que tiene un precio de 150 dólares es un robot mascota modelado en base a un androide de la próxima película de La Guerra de las Galaxias, El Despertar de la Fuerza, que se estrena en diciembre.

Sphero trabajó con Disney en el diseño del robot que aparece en la película, y luego obtuvo los derechos para hacer una mascota de juguete basada en el personaje de la película.

El BB-8 tiene una cabeza que se adhiere magnéticamente. (El material de marketing de Sphero afirma que la cabeza no está adherida por imanes sino por "la fuerza -"o un mecanismo de péndulo pseudoinvertido). A medida que el cuerpo en forma de bola rueda, la cabeza se mantiene generalmente en la parte superior del BB-8, mientras que al mismo tiempo pareciera mirar a su alrededor con nerviosismo y curiosidad.

Los BB-8 ruedan por sí mismos y puede ser accionado por control remoto o funcionar a través de programas determinados por el usuario. Incluso responde a comandos de voz. (Hilarantemente, huye presa del pánico cuando usted dice: "¡Es una trampa!)

El droid de Sphero también es capaz de simular "la comunicación holográfica, la cual se puede ver como una característica de realidad aumentada a través de la cámara y pantalla de su teléfono.

El "cerebro del BB-8 es una aplicación para Android o iOS que corre sobre el teléfono inteligente del usuario, la cual sin duda tiene nuevos poderes y habilidades con cada nueva actualización. El poder de procesamiento para el BB-8 (su teléfono) supera, con mucho, cualquier cosa imaginable hasta hace poco.

En comparación, los futuristas de mediados de siglo no podrían haber predicho o imaginado siquiera la supercomputadora IBM Deep Blue que venció al campeón de ajedrez Garry Kasparov en 1997. Deep Blue fue capaz de 11,38 GFLOPS (un GFLOP es mil millones de operaciones de punto flotante por segundo), que es insignificante en comparación con los 115,2 GFLOPS que el SoC A8 del iPhone 6 ofrece.

Así que cuando su BB-8 está rodando y divirtiendo a la familia, está siendo alimentado por el equivalente a más de 10 supercomputadoras de IBM de finales de 1990.

Así que, tenemos las mascotas robot que se predijeron. Y son, probablemente, mucho más avanzadas que lo que los futuristas predijeron.

Jet packs

Los futuristas también previeron los jet packs -al parecer creyendo que amarrar un motor de alta potencia a la espalda sería una forma viable de transporte. La idea del jet pack era tan convincente, de hecho, que fue llevado a buen término hace décadas. Los jet packs que, por ejemplo, Nick Macomber vuela en demostraciones son esencialmente versiones perfeccionadas del concepto proveniente de los años 60 y 70.

Los jet packs basados en las predicciones de hace décadas lo mantienen a uno en el aire durante 30 segundos aproximadamente. También son peligrosos. La nueva versión de la vieja visión del jet pack está fuera del alcance del público.

Compare eso con los mucho mejores conceptos similares al jet pack que son una realidad y están disponibles para cualquier persona que tenga el dinero y el valor de usarlos. Por ejemplo, echa un vistazo a este video de Yves Rossy y Vince Reffet, que usan jet packs combinados con wingsuits del ala dura de volar como Superman.

https://www.youtube.com/watch?v=Czy0pXRRZcs&feature=youtu.be

Y el próximo año, si tiene 150 mil dólares para gastar, podrá comprar el primer jet pack comercialmente disponible del mundo, el Martin Jetpack.

Autos voladores

Decenas de productos de automóviles voladores reales han llegado al mercado, o lo harán en breve. La mayoría de éstos se describen más exactamente como "aeronaves rodantes, porque son básicamente los aviones que tienen alas plegables y pueden ser conducidos en las carreteras.

La creación de los coches voladores no ha resuelto el problema de a dónde se puede volar con ellos. Se requiere licencias de piloto y formación avanzada. Espacio Aéreo, clima, evasión de obstáculos y todos los factores estándar que intervienen en los aviones aplican. Así que el sueño largamente pronosticado de escapar de los atascos de tráfico despegando de la autopista y elevándose hacia el cielo no puede suceder porque es peligroso e ilegal. Así que la mayoría de las personas que podrían poseer aviones rodantes no lo hacen. Estos vehículos son aviones inferiores y autos inferiores. Resulta que es mucho mejor comprar un auto real y un avión real.

Pero uno de los principales atributos predichos de los autos voladores del futuro era la capacidad de volar a lugares donde no hay aeropuertos o pistas. Y esa visión se está convirtiendo rápidamente en una realidad.

Dos empresas están trabajando en aviones de despegue vertical para el mercado de consumo. Uno es el TF-X de Terrafugia. El otro es el Trifan 600 de XTI.

https://www.youtube.com/watch?v=A5tyDMMo-Ic&feature=youtu.be

Estos aviones le permitirán tanto volar como lo haría en un avión y aterrizar en su patio delantero (si la normativa lo permite) -o en un helipuerto en la parte superior de un edificio en una ciudad importante.

Alimentos en forma de píldora

Otra idea favorita de los futuristas del siglo 20 fue la tecnología que nos libere de los problemas y molestias de comer. El concepto era que toda la nutrición que pueda necesitar se podría entregar en cápsulas, lo que nos alivia la necesidad de gastar tiempo y energía en ir de compras, cocinar y limpiar.

Una startup respaldada por capital de riesgo de Silicon Valley llamada Soylent está fomentando esa misma visión en forma de polvo y líquido. Se promociona explícitamente el beneficio del ahorro de tiempo. Y está mejorando esa visión mediante la promoción del respeto al medio ambiente y el bajo costo de su producto (se puede sobrevivir con Soylent por alrededor de 70 dólares por mes).

Pero tenemos algo ahora que es mucho mejor que las píldoras de alimentos o incluso Soylent: Tenemos comida de verdad que es muy buena. Un 'futurista' de los años 50 no habría sido capaz de imaginar la calidad y variedad de los alimentos que tenemos hoy. (Resulta que a la gente le gusta comer. Imagínese).

La realidad es que gran parte de nuestro mundo actual cumple o supera las expectativas de los futuristas de ayer.

Estamos cultivando comida en el espacio, desarrollando de sistemas de control de tráfico aéreo con aviones no tripulados (todo el equipo automatizado, por supuesto), desarrollando computadoras de cocina avanzada, produciendo en masa aspiradoras y cortadoras de césped robot, y enviando robots al preescolar para que aprendan de la misma forma en que lo hacen los bebés.

No, no tenemos colonias lunares. Pero sí tenemos robots en Marte. Estamos aterrizando en asteroides. Y estamos tomando primeros planos de Plutón.

No estoy seguro exactamente cuando ocurrió el futuro, pero ocurrió. Así que voy a decirlo: El futuro está aquí. Y es mucho mejor y más emocionante que cualquier cosa que nadie haya predicho.