Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

La innovación disruptiva según everis

¿Qué hay que hacer para ser relevante en el nuevo entorno digital?

Everis, innovación disruptiva

[06/10/2015] La innovación disruptiva es la nueva moneda del entorno digital actual. Debido a este tipo de innovación, los mercados cambian radicalmente y pueden dejar fuera del juego a empresas muy bien constituidas y sólidas. ¿A qué se debe esto? A que las firmas grandes no se encuentran acostumbradas a arriesgarse radicalmente para innovar su propio mercado al punto de cambiarlo totalmente.

Pero eso no quiere decir que no se pueda hacer. Es más, se debe hacer.

En una reunión con un grupo de importantes CIO locales, el gerente general de everis Perú, Javier Hoyle Passano dio la bienvenida a los asistentes y presentó a Ángel Gutiérrez Borjabad, socio del área de Innovación Disruptiva , quien fue el encargado de ofrecer un breve recuento de las características del actual panorama digital.

Qué es lo que está cambiando

De acuerdo al ejecutivo de everis, este momento es el adecuado para hablar de innovación y transformación digital; y esto es porque da igual la parte del mundo en el que uno se encuentre, el líder empresarial al que uno siga, el tamaño de la empresa o el sector de la industria en el que se trabaje, todos tienen la misma preocupación: Qué está pasando en el mundo digital.

Everis, innovación disruptiva
Ángel Gutiérrez Borjabad, socio del área de Innovación Disruptiva de everis.

El mundo digital es un contexto que ha cambiado completamente. Las organizaciones vienen de entornos predecibles, donde se tenía respuestas a casi todas las preguntas, pero ahora nos encontramos en un entorno con una enorme volatilidad y una gran incertidumbre.

Ahora nos sentimos incapaces de definir cuál es el problema que tenemos que abordar. Este es el cambio que se está produciendo.

Por ejemplo, Airbnb se ha convertido en la mayor hotelera del mundo, señaló Gutiérrez Borjabad, pero no tiene real state, ¿Cómo es posible? También se tiene a Facebook, la mayor empresa con contenidos que no genera contenidos; o Uber, la mayor empresa de taxis que no tiene taxis. "Esto está ocurriendo, industria tras industria, y por eso cuando se habla de los retos que se tiene el día de hoy, se está hablando de retos adaptativos, que son diferente a los retos tecnológicos que son los que se resolvían anteriormente, indicó.

De acuerdo al ejecutivo, desde los años 90, las corporaciones están adoptando nuevas tecnologías, pero las olas ahora vienen cada vez más rápidas, y ahora en ellas no viene una sola tecnología, sino muchas tecnologías. "Ahora se tiene a la nube, la movilidad y otras tecnologías, y todo en una misma ola; detrás, ya casi empujándonos, se aproximan otras tecnologías como la realidad aumentada y similares. Y de esta segunda ola ya hay productos completamente operativos, como los autos impresos en 3D y el tejido humano impreso en 3D; los vehículos sin conductor; y la realidad aumentada, indicó Gutiérrez Borjabad.

Todas estas tecnologías no solo hacen más eficiente el negocio, sino que lo transforman radicalmente, y aquí es donde se encuentra la preocupación.

Las empresas que están emergiendo (las startups) no están utilizando la tecnología para hacer más eficientes los procesos del negocio, sino para reinventar el propio negocio. Ahora las empresas ya no tienen que preocuparse solo de la competencia; es decir, de empresas similares a ella presentes en el sector, sino de estas empresas nuevas que pueden disruptir completamente el negocio o a partes concretas del negocio añadió.

"Por otro lado, las tecnologías en sí ya no tienen un patrón de crecimiento definido. Ahora tienen un crecimiento exponencial, diferente al anterior que se podía pronosticar mejor. Las tecnologías ahora se basan en tres leyes, indicó Gutiérrez Borjabad.

Una de ellas es la que conocemos bien como la Ley de Moore, explicó, pero que no es suficiente para explicar otros fenómenos como las aplicaciones o Facebook. "Por ello es necesario otra ley, la de Metcalfe, que indica que cuantos más nodos tenga una red, más valiosa será ésta. Eso es lo que ya está sucediendo, ya estamos todos interconectados a través de las redes sociales y ello permite que cualquier negocio que se monte sobre una red tiene el número de nodos que tenga esa red, indicó Gutiérrez Borjabad.

everis, innovación disruptiva

Una tercera ley, señala el socio de everis, es la originada a partir de la forma en que consumimos tecnología. Esta forma de consumo no es la misma de hace 10 años, ahora con las aplicaciones nos hemos acostumbrado a consumir tecnología e innovación a un ritmo mucho mayor al de antes.

"Al final, lo que ocurre en el mundo digital es que estas tres leyes se están aplicando. Hay organizaciones que las están aplicando con mucha inteligencia y negocios que ni siquiera las están aplicando. La clave, por tanto, es aplicar estas tres leyes y aplicarlas al modelo de negocio, indicó Gutiérrez Borjabad.

Entonces: ¿qué hay que hacer para ser realmente relevantes?

Las startups

En la actualidad se pueden contar con alrededor de 223 "unicornios; es decir, startups con un valor de más de mil millones de dólares sin cotizar en ninguna bolsa de valores, explicó el ejecutivo. Y el incremento en su número es una tendencia exponencial.

Esto es relevante porque las corporaciones son muy buenas 'eficientando' lo que ya conocen, y las nuevas tecnologías permiten reinventar el negocio o inventar negocios nuevos. Además, las corporaciones tienen un índice de fracaso escandaloso, las grandes corporaciones cuando hacen innovación disruptiva fracasan en el 96% de los casos, de acuerdo a Harvard Business Review.

Las startups fracasan el 78 % de las veces.

El ejecutivo sostuvo que, aunque las cifras no están tan alejadas, hay que tomar en cuenta que las startups no tienen todos los recursos de una corporación. Por ello, las grandes firmas deben hacerse una autocrítica y aprender mucho de las startups; su falta de recursos las hace trabajar de otra manera y es de ahí de donde viene el éxito.

"Para seguir siendo relevantes es necesario seguir usando las tecnologías para ser más eficientes, pero también se debe abrir espacios donde se pueda reinventar parte de nuestro modelo de negocio, indicó el ejecutivo.

Por supuesto, también se puede aprender de otras grandes empresas que igualmente hacen innovación disruptiva como Apple, Google, Amazon, añadió.

"De ellos sabemos bastante. Lo que hemos hecho es tratar de ver qué tienen todos en común para sacar aprendizajes, indicó.

Y para Gutiérrez Borjabad, tienen en común tres cosas. Lo primero es que el mindset de sus líderes es completamente distinto, tienen hambre por aprender y cambiar las reglas de juego. Segundo, los resultados no vienen de gastar mucho dinero en innovación o de tener la mejor innovación, sino de aplicar la innovación en un modelo de negocio. La tercera cosa que tienen en común es que son muy abiertas; es decir, miran mucho más afuera que adentro.

Everis, innovación disruptiva

"En base a este conocimiento es que se puede ayudar a otras grandes firmas a utilizar la tecnología para realizar innovaciones disruptivas, señaló Gutiérrez Borjabad.

Inquietudes

Con este mensaje los ejecutivos presentes expresaron sus inquietudes y, como era de esperar, algunas de ellas se dirigían hacia la forma de trabajar con una startup, algo que no es muy común entre muchas compañías consolidadas.

Las grandes empresas están pensadas para tener muchos procesos que evitan que el riesgo entre en la corporación, indicó el ejecutivo. Pero, en realidad, el riesgo está en no trabajar con las startups. Se puede trabajar con ellas protegiéndose de los riesgos potenciales.

Otros ejecutivos preguntaron por el camino más expedito para trabajar con ellas. Nuevamente, la respuesta se basó en el camino que están adoptando otras corporaciones.

Las empresas buscan una startup que les ayude con un reto concreto, o con parte de él, respondió el consultor. Otra forma que están usando -y la banca y los seguros están especialmente enfocados en este caso- es observar que están haciendo las startups que pueda ser una amenaza para la firma. Hay organizaciones que usan los dos enfoques.

Finalmente, otros preguntaron sobre los cambios que se pueden realizar. En este caso, la respuesta les indicó que se está optando por cambiar los procesos estratégicos, pero no con métodos tradicionales -como el plan estratégico- sino involucrando mucha más gente, no solo a la consultora y al equipo ejecutivo, porque los retos actuales no se pueden ver desde una sola perspectiva, sino desde muchas. "La reflexión es distinta y los resultados son distintos si se utiliza talento externo, finalizó Gutiérrez Borjabad.

Franca Cavassa, CIO Perú