Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

ARM trabaja en una nueva línea de chips preparados para blindar IoT

[18/11/2015] Aunque es más conocida por diseñar los microprocesadores para smartphones y tabletas, ARM también diseña pequeños chips o microcontroladores para IoT, área en la que ha anunciado que planea una nueva línea de chips, que ayudarán a asegurar los dispositivos.

Su planteamiento es llevar la tecnología de seguridad TrustZone, que lleva tiempo utilizando en sus procesadores para smartphones (los Cortex-A) a chips de menor tamaño (los Cortex-M), de forma que los delincuentes informáticos tengan más difícil atacar las redes de Internet de las Cosas y no supongan una amenaza para el equipamiento industrial, los dispositivos médicos o los autos conectados, por ejemplo.

TrustZone es una tecnología de aislamiento de hardware que crea un área separada en un chip para crear una zona de seguridad donde alojar código que se pueda ejecutar. El código que se ejecuta es más pequeño que el de un sistema operativo, como Android, pero lo suficientemente potente para reducir la "superficie de ataque" frente a ciberdelincuentes, según la propia ARM.

TrustZone ya se ha utilizada en la tecnología Knox de Samsung para asegurar móviles, y en Netflix para evitar reproducir video en dispositivos no aprobados.

Llevará aún tiempo que estos microcontroladores con TrustZone lleguen al mercado. Una vez que ARM ofrece el diseño, los fabricantes tienen que producirlos y probarlos, por lo que es probable que no la veamos en dispositivos hasta el 2017.

James Niccolai, IDG News Service