Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Licencias para las aplicaciones en línea de Microsoft

[15/07/2009] Microsoft promovió más de sus ofertas de software en web en el Worldwide Partner Conference en Nueva Orleans esta semana, pero algunos analistas señalan que los términos de licenciamiento empresarial de la compañía, proporcionan pocos intensivos para que los grandes clientes se muevan de sus productos on-premise.

Microsoft usó el evento de partners para demostrar las aplicaciones Office Web, una versión alojada de su suite Office, y para promover el uso de un ambiente híbrido (software más servicios), algo que ha estado promoviendo por un tiempo, entre los clientes que quieren trasladarse de su software on-premise hacia algunos de sus servicios en línea.
Stephen Elop, presidente de la División de Negocios de Microsoft le dijo a los socios en el show que nueve de cada 10 de sus clientes quieren usar servicios alojados en la Business Productivity Online Suite (BPOS) de Microsoft, pero que los clientes deben tener la capacidad de elegir entre comprar software o servicios, o usar una combinación de ambos.
BPOS incluye versiones alojadas de Exchange, SharePoint, LiveMeeting y Office Communications vendidas en suscripciones por usuario. Se espera que las aplicaciones Office Web se encuentren disponibles en la primera mitad del próximo año, aunque no queda claro si será parte de esta suite.
Aunque ya se encuentra disponible para los clientes una combinación de software y servicios de Microsoft, los términos de licenciamiento que les permiten combinarlos de forma costo/efectiva aún no se encuentran disponibles, señalaron los analistas.
La mayoría de los grandes clientes de Microsoft tienen contratos empresariales que les requieren compara client access licenses (CAL) para los empleados que usan el sistema operativo de Microsoft y los productos para servidores, tales como Windows, SQL Server, Exchange y similares.
La complejidad surge cuando las personas quieren añadir usuarios a un contrato empresarial existente o si quieren formar un nuevo contrato empresarial que incluya software y servicios alojados, señaló Paul DeGroot, analista de Directions dedicado a ver Microsoft.
Si un cliente compra una suscripción BPOS para sus empleados que accederán solo a esos servicios, el cliente debe aún comprar los CAL para esos usuarios, señaló DeGroot, a pesar de que no están accediendo al software on-premise.
Microsoft les da a los clientes un descuento en otras partes de su licencia en caso de tales escenarios, en el programa de mantenimiento Software Assurance (SA) que se requiere para los acuerdos empresariales, por ejemplo, pero aún así terminan pagando por algo que no están usando, señaló DeGroot. La arquitectura podrá ser híbrida pero el licenciamiento no lo es, sostuvo.
Chris Voce, analista de Forrester, señaló que una razón para la desordenada situación del licenciamiento es que Microsoft aún obtiene gran parte de su dinero del software on-premise, y duda de que sea una buena idea alejarse de ese modelo de negocios. Al final del día, a Microsoft le encantan sus recurrentes relaciones de software con sus clientes, indicó.
A través de su firma de relaciones públicas, Microsoft confirmó que el número de usuarios en el contrato de servicios de suscripción no puede exceder el número de CAL con SA que el cliente ya tiene.
Un remedio para la actual situación del licenciamiento podría ser ofrecer algún tipo de licencia flexible, pero eso terminaría beneficiando a Microsoft más que al cliente, señaló DeGroot. Hay sin embargo una posibilidad que cuando resuelvan este problema, los clientes encuentren que pagaron de más por esta flexibilidad, indicó.
Elizabeth Montalbano, IDG News Service