Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

El COT de GMD, su nueva gran apuesta

Centro de Operaciones Tecnológicas, GMD

[01/12/2015] En el centro de Lima, muy cerca de la avenida Alfonso Ugarte, se encuentra un edificio nuevo que contrasta con el entorno. De paredes de vidrio, alberga al nuevo Centro de Operaciones Tecnológicas (COT) que GMD ha creado para complementar sus otras instalaciones. En este edificio, la firma peruana ha establecido un lugar para ofrecer servicios de fábrica de software, centro de datos, servicios de mesa de ayuda y outsourcing de procesos de negocios.

Visitamos el COT recientemente a invitación de GMD, y en él vimos que los más de 15 millones de dólares que se requirieron para su creación han dado como fruto un COT muy moderno, con un centro de datos cuyas instalaciones pudimos recorrer, pero no fotografiar. ¡Lástima! Lo que ahí se ve es impresionante -es un centro de datos Tier III- y no nos queda sino tratar de describir en alguna medida lo que pudimos apreciar y escuchar.

En la presentación nos acompañaron Hugo González, gerente general; Ricardo Temoche, gerente de Línea Soluciones de Tecnología; y Orlando Negrete, gerente comercial de GMD.

Centro de Operaciones Tecnologícas GMD
Hugo González, gerente general de GMD.
El nuevo COT

En realidad, el nuevo COT tiene ya unos meses de funcionamiento; comenzó a operar a principios de este año. Su objetivo es proporcionar servicios de outsourcing de tecnología y procesos de negocio y tiene, aproximadamente, seis mil metros cuadrados dentro de los cuales se ofrecen los servicios antes mencionados.

Destaca, por supuesto, el centro de datos que cuenta con certificación Tier III de diseño y construcción (Facility), y que ya alberga las operaciones de una serie de empresas cuyos nombres pudimos ver pegados a los racks del centro de datos.

Como se sabe, GMD ya contaba con un centro de datos en Surquillo, el que seguro muchos conocen al lado de Paseo de la República y que ya tiene 17 años de antigüedad. Era necesario, entonces, crear un nuevo centro de datos que complementara al de Surquillo y que pudiera recibir más operaciones pues el primero ya se encontraba al 90% de su capacidad.

Así, entre noviembre del 2013 y octubre del 2014 se realizó la construcción del nuevo COT. Éste cuenta con un área de seis mil metros cuadrados de los cuales 1.300 -sumando la sala blanca (de servidores) y las facilities- se encuentran dedicados al nuevo centro de datos.

Luego de concluida la construcción, se pasó por un proceso que se denomina commissioning y que consta de la realización de pruebas de esfuerzo de la infraestructura del centro de datos. Ese periodo duró otras seis semanas.

Durante esos días, como no había equipos de clientes reales funcionando, se utilizó equipos que simulaban carga eléctrica y carga térmica para determinar si ante el esfuerzo requerido, algún equipo funcionaba inadecuadamente.

Luego de que se determinó el buen funcionamiento del centro de datos, se pudo contar con la certificación Tier III de Diseño.

En noviembre del 2014 se comenzó a traer a los primeros clientes al nuevo centro de datos, a pesar de que el COT aún no se encontraba totalmente concluido. Los ejecutivos recuerdan que el primer cliente en pasar al nuevo centro de datos fue la Oficina de Normalización Previsional (ONP). De ahí en adelante, fueron mudándose más clientes.

En la actualidad el centro de datos -su sala blanca- cuenta con un nivel de uso de 25%, que contrasta con el 90% de Surquillo, nos explicaron, debido a que no todos los clientes quieren redundancia total de los servicios. A pesar de ello, los ejecutivos señalaron que ambos centros de datos funcionan bajo la modalidad activo - activo; es decir, cada uno puede realizar las mismas funciones que el otro, de ser necesario. Evidentemente, se encuentran conectados mediante fibra y tienen los mismos niveles de servicios.

Entonces ¿el centro de datos de Surquillo es Tier III? Les preguntamos. La respuesta fue si y no, a la vez. El centro de Surquillo se encuentra "alineado con Tier III, pero no cuenta con la certificación; es decir, sus características, si pasara por una certificación, lo convierten en un Tier III, y el que no se encuentre certificado se debe a que el proceso de certificación no se hizo hace 17 años cuando se creó el centro. Realizar ahora la certificación -lo cual implica apagar la energía para ver si los UPS y los grupos electrógenos funcionan adecuadamente, y otras pruebas similares- tendría que ser un proceso muy complejo, pues se tienen servidores de clientes funcionando en Surquillo. Generalmente, estas pruebas se realizan al inicio del funcionamiento del centro, cuando aún no hay máquinas de clientes.

¿Y por qué no Tier IV? Bueno, la historia es conocida. Se sabe que en la ciudad de Lima esto tiene sus complejidades, puesto que una de las condiciones que fija el Uptime Institute para otorgar la categoría Tier IV a un centro de datos, es que éste tenga provisión de energía eléctrica de dos proveedores distintos -como señalaron los ejecutivos de GMD- lo cual supondría colocar el centro de datos en algún lugar fronterizo entre los territorios asignados a Edelnor y Luz del Sur. Pero además Temoche sostuvo que hay otro requerimiento: que los componentes tienen que encontrarse en redundancia y a una distancia considerablemente mayor -entre los componentes redundantes- a la que podrían lograr en el terreno que usaron para el COT. Haciendo cálculos, solo para cumplir con ese requerimiento el centro de datos tendría que tener el doble de tamaño que tiene en la actualidad, pero con los mismos componentes.

Orlando Negrete, gerente comercial de GMD.
Centro de Operaciones Tecnológicas, GMD

Dicho sea de paso, el terreno donde se construyó el COT fue elegido precisamente por encontrarse en un área que se considera "verde sismológicamente hablando. Esto se traduce en que, de acuerdo a la documentación ofrecida, el COT puede resistir un terremoto de 9,2 grados en la escala de Richter.

Volviendo a la historia del COT, éste luego de lograr la certificación Tier III de Diseño, pasó a postular a la de Construcción (Facility), la cual logró hace poco, en octubre del 2015.

Así, GMD tiene ahora un centro de datos con certificación Tier III del Uptime Institute tanto en Diseño como en Construcción. Para darnos una idea de lo que esto significa basta decir que, en todo el mundo, hay 600 centros de datos con este nivel, de los cuales 19 se encuentran en Sudamérica. Y con Tier IV solo hay tres en Sudamérica, dos en Brasil y uno en Colombia.

El paseo

Luego de la presentación en la sala de reuniones, nos invitaron a un paseo por las instalaciones.

Junto con los ejecutivos pudimos ver la fábrica de software, la sección de mesa de ayuda y la de business process outsourcing. Todas ellas presentaban colaboradores correctamente uniformados, sentados en grandes salas, cada uno en su estación de trabajo. El orden era notorio.

Pero, sin duda, el 'plato fuerte' iba a ser la visita al centro de datos.

Primero descendimos un nivel por debajo del centro de datos. Ahí nos mostraron los enormes UPS y grupos electrógenos que se usan para soportar las operaciones. Dentro del área, incluso se puede ver dos grandes depósitos de combustible -supervisados por el Osinergmin- que tienen suficiente capacidad para darle autonomía durante días a los grupos electrógenos.

Un piso más arriba se encontraba el centro de datos en sí. Para ingresar, estuvimos primero en un pequeño ambiente en el que tuvimos que dejar todos nuestros equipos, incluyendo celulares y grabadoras, era parte de las medidas de seguridad y privacidad para los equipos de los clientes.

Luego pasamos a otro ambiente. Nos registramos en una lista previamente confeccionada y firmamos en una tableta nuestro ingreso. Todo muy moderno. Nuestro guía pasó por un mecanismo de identificación que le requería no solo una clave sino también identificación biométrica.

Las puertas que se abrieron para ingresar al centro de datos son a prueba de fuego y son blindadas; es decir, podrían resistir el intento de ingreso de las personas no autorizadas, aunque éstas tuviesen elementos para quebrar puertas convencionales.

Ricardo Temoche, gerente de Línea Soluciones de Tecnología de GMD.
Centro de Operaciones Tecnológicas, GMD

Ya dentro, la sala de servidores fue lo que más llamó nuestra atención. Por ahora, como se dijo, se encuentra utilizada en un 25%; es decir, cuenta con un pasillo de aire frio y dos filas de racks a los costados. Al lado hay otro pasillo frio que se está comenzando a poblar y más allá un espacio para el crecimiento futuro.

Al inicio y final de los pasillos fríos se encuentran los equipos de precisión y, para mayor ahorro, se ha cerrado el pasillo frio con puertas en ambos extremos. La idea es también "techar el pasillo en un futuro para aprovechar aún más el aire frío.

Al pasar por este ambiente pudimos ver los nombres de las instituciones que han contratado servicios con GMD mientras nuestro guía, junto con Temoche, nos indicaba las particularidades de los equipos.

Fue una visita bastante interesante y nos ofreció un vistazo en persona de lo que en otras ocasiones solo se puede ver en fotos o videos.

Lo que está haciendo

Por supuesto, el centro de datos es solo una parte de todo lo que está haciendo GMD. Los ejecutivos nos indicaron que la firma, por ejemplo, ofrece el servicio de mesa de ayuda para las más de seis mil estaciones de trabajo del BBVA y da soporte a sus más de 800 sedes a nivel nacional. La empresa también se encuentra a cargo de toda la fábrica de software de Scotiabank, la fábrica de software para Interbank, y el hosting y las operaciones de la Bolsa de Valores de Lima.

En el sector gobierno, para la ONP se encarga de todo el pago de las pensiones a los jubilados; para Sunat realiza desarrollo de software; para la Sunarp se encarga de su centro de datos; para Reniec realiza proyectos de tecnología; para el OSCE se encarga de las operaciones de su centro de datos y al Banco de la Nación le ofrece servicios de tecnología.

No olvidemos que GMD ha adquirido una parte de la firma chilena Adexus y que esto representa una parte de su proceso de expansión regional, aunque por ahora se encuentra concentrado en la integración con la empresa chilena.

GMD ha apostado en grande con su nuevo COT y, con seguridad, seguiremos escuchando más de ellos en el futuro cercano.

Jose Antonio Trujillo, CIO Perú