Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

A un lado CISO

El CDO podría compartir parte de su trabajo

[08/12/2015] La alta gerencia está cada vez más poblada en estos días. Consiga una silla para el chief data officer, y podría ser junto al CISO.

El título de CDO ha estado presente por casi seis años, ya que las empresas se dieron cuenta del valor comercial de sus datos, y de que necesitaban de una persona que tome sus riendas. Ahora que las empresas ingresan en la era post infraestructura, en donde los datos salen de la organización y van hacia la nube, un analista de Gartner sugiere que el CDO podría ser responsable de algo más que administrar los datos, entender dónde residen y quién los utiliza. Él o ella también podría enfocarse en "estrategias para mejorar la protección de esos datos en tanto residan en una infraestructura que ya no controla", afirma Peter Firstbrook, vicepresidente de investigación de Gartner.

Hoy en día, solo hay unos mil chief data y chief analytics officers en el mundo, de acuerdo a Gartner. Para el 2019, Gartner predice que el 90% de todas las empresas globales habrá nombrado un CDO. Pero aún queda por ver cuáles son exactamente las responsabilidades del CDO, y cómo las compañías administrarán la superposición de funciones en la alta gerencia.

Para empezar, las responsabilidades del CDO en cuanto al gobierno corporativo, riesgos de datos y cumplimiento normativo podrían superponerse con los deberes del CISO, según los observadores de la industria y CDO actuales. Un nuevo ejecutivo en la alta gerencia podría provocar confusión, incertidumbre, resistencia e incluso conflicto, afirma Mario Faria, director de investigación del equipo de investigación de CDO/CAO, información y analítica de Gartner, que ayuda a guiar a los CDO en sus nuevas funciones.

"Cada CDO significa algo muy diferente" para cada vertical y cada compañía, afirma Justin Cerilli, director gerente de la firma de selección de ejecutivos Russell Reynolds Associates, que ha visto como se ha duplicado el número de búsquedas de officers de datos y analítica todos los años desde el 2013.

La mayoría de las organizaciones de servicios financieros necesitan un CDO para administrar los riesgos de los datos y el cumplimiento normativo. Las organizaciones de bienes de consumo o de cuidados de la salud contrataron un CDO para lograr la eficiencia en costos y la reducción de costos, mientras que la mayoría de las empresas de medios de comunicación y marketing quieren a los CDO para conseguir ingresos adicionales. Cada responsabilidad requiere diferentes habilidades y la clasificación de las habilidades más deseadas ha cambiado impresionantemente en los últimos años, afirma Cerilli.

Los CDO y los profesionales en búsqueda de ejecutivos ofrecen sus puntos de vista sobre el papel del CDO y cómo encaja en la alta gerencia.

La alianza CISO-CDO

"El papel del CDO es un papel que influye en toda la organización", afirma Cerilli. "Uno no puede tener la responsabilidad de toda la información de toda la empresa porque hay diferentes grupos de interés en las diferentes unidades de negocio. Los mejores entre los mejores CDO y CISO se dan cuenta que tienen que trabajar juntos para impulsar el cambio que es necesario".

Derek Strauss se convirtió en el primer chief data officer de TD Ameritrade en el 2012. Ha desarrollado una relación de colaboración con el CISO sobre cuestiones de seguridad de datos y se considera un mediador entre el CISO y las unidades de negocio.

"La comunidad empresarial quiere tener los datos en sus manos lo antes posible, pero el CISO, con razón, ha asegurado los datos. Están [jalando] en direcciones opuestas", explica. "Nos ponemos en el medio y decimos 'lo realmente importante es determinar quién puede ver los datos y qué hacer con los datos'. El CDO ayuda a la organización a determinar quiénes son los dueños de los datos para que puedan actuar en ese rol".

Su relación continúa evolucionando a medida que la empresa incrementa su entorno de analítica. Su reto más grande sigue siendo "emparejar la necesidad de proteger los datos con la necesidad de dar acceso a ellos", afirma Strauss. Tanto Strauss como el CISO reportan al COO.

En el US Bancorp, "tenemos un CISO que se centra más en la seguridad perimetral de los datos. Mi enfoque va más por el gobierno corporativo interno de los datos, así como el soporte de nuestras iniciativas de analítica", afirma Kay Vicino, vicepresidente senior y chief data officer. "Yo reporto al CIO. Anteriormente también lo hacía el CISO", pero ahora él reporta ante el vicepresidente de tecnología y operaciones, añade.

Faria de Gartner dice que no hay modelos buenos o malos. Ha visto organizaciones donde el CSO reporta al CDO, donde el CSO reporta al CIO o a un COO, y donde el CISO y el CDO no reportan al mismo líder después de todo. "Es muy importante identificar claras responsabilidades", añade.

En algunos casos, el CISO y el CDO pueden compartir responsabilidades, pero reportar a diferentes ejecutivos. En muchas empresas de servicios financieros, por ejemplo, el CDO reporta al CFO para asegurar que los datos que están protegiendo estén alineados con los requerimientos regulatorios, afirma Cerilli, pero a veces el CISO es el que tiene el riesgo de TI. "Ahí es donde estamos viendo mucha superposición", afirma.

Encontrar las habilidades adecuadas del CDO

Las instituciones financieras pueden necesitar un CDO con experiencia en riesgo y cumplimiento normativo, pero ¿qué pasa si también quiere ofrecer una mejor experiencia a clientes y empleados, impulsar el crecimiento o innovar a través de los datos y la analítica? "Ese es un CDO muy diferente", afirma Cerilli, que hace que encontrar candidatos calificados y con experiencia sea algo más complicado.

Para empezar, el papel del CDO ha evolucionado en los últimos años desde una posición orientada a lo técnico hacia un papel más visionario. En una reciente encuesta a CEO por parte de Russell Reynolds, la profundidad técnica cayó al sexto lugar entre las habilidades más importantes requeridas para un CDO, detrás de la gestión de los grupos de interés, capacidad de comunicación y narración, ser visionario, la capacidad de ejecución y la visión comercial.

"El CDO es ahora realmente una función de cambio cultural en torno a cómo habilitar los datos y crear una mejor sinergia de datos en toda la organización", afirma Cerilli. "La profundidad técnica todavía es muy importante para trabajar, pero lo que separa a los mejores del resto son las cinco primeras habilidades".

La escasez de candidatos calificados para los papeles de CDO ha ocasionado algunos fracasos, afirma Cerilli.

"Es difícil encontrar personas que hayan dirigido este tipo de cambio antes", afirma. "A las personas se les pide que asuman roles para los que probablemente no están listas, y posiblemente están siendo promovidas por su capacidad técnica. Sin embargo, lo que va a hacerte exitoso tiene que ver menos con esto y mucho más con la forma en que circula por una organización, e influye en ellos para comenzar a utilizar los datos como una herramienta". Como resultado, algunos expertos técnicos trastabillan en este papel, afirma Cerilli.

Las empresas también han contratado consultores experimentados en la gestión del cambio para el papel de CDO, pero la mayoría son más capaces presentando una solución que siendo dueños de ella y ejecutándola, añade.

¿Un corto periodo de vida?

Un chief data officer cree que el movimiento de los CDO es solo una moda de la industria y que dentro de cinco años desaparecerán de la alta gerencia.

"Muchas compañías nombran CDO porque sienten la presión a su alrededor", afirma Dimitris Agrafiotis, chief data officer de Covance. El papel del CDO "remontará la curva de la novedad - y cuando muchas de estas empresas queden decepcionadas por los resultados debido a la gente que contrataron para estas funciones, el péndulo dará otro movimiento" y sus responsabilidades serán absorbidas por otros departamentos.

Pero por ahora, continúa la búsqueda de CDO para muchas empresas. "Con cada persona que contrata para uno de estos roles, se crea un poco de riesgo para la organización", afirma Cerilli, "pero es un riesgo que es necesario tomar para generar el cambio cultural".