Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

Los tres perfiles del CIO de hoy en día

Por: Francisco Escudero, director en Consultoría de Deloitte

Francisco Escudero, Deloitte

[21/12/2015] No es novedad que el rol del CIO se ha venido transformando en los últimos años, y cada día cobra más vigencia dentro de nuestras organizaciones. Recientemente Deloitte realizó una encuesta a 1.200 ejecutivos de Tecnología en 43 países, para poder comprender cuáles son los factores de su éxito dentro del ecosistema de liderazgo dentro de las organizaciones a las cuales pertenecen.

En primera instancia, se identificó que hay tres patrones diferenciados de conducta o perfiles que describen cómo los CIOs están entregando valor el día de hoy en sus organizaciones, y cómo se están preparando para lo que viene.

Operador confiable: Provee disciplina operacional dentro de sus organizaciones al enfocarse en costo, eficiencia operacional y confiabilidad de la información entregada. Provee tecnologías habilitadoras que soportan la transformación del negocio y se alinean a la estrategia de la organización. Su foco es costo y performance.En organizaciones que enfrentan problemas de base, relacionados con la confiabilidad y performance, y, en un entorno de reducción de costos, se necesita que el CIO tome este perfil.

Instigador del cambio: Toma el liderazgo en las iniciativas de cambio y de transformación de negocio mediante la tecnología. Dedica tiempo significativo en soportar la estrategia de negocio y proveer tecnologías de punta que apoyen la innovación e incrementen valor. Su foco está en la innovación y en atención al cliente. Cuando se requiere visión clara, decisiones y ajustes rápidos, se requiere actuar bajo este perfil. Esto implica dar un paso adelante cuando la organización tiene planes de crecimiento y apetito por el cambio.

Co-creador del negocio: Dedica gran parte de su tiempo a empujar la estrategia del negocio y en verificar que su equipo esté entregando el soporte tecnológico requerido para obtener una ejecución confiable. Se trata de un perfil balanceado entre los dos anteriores. Cuando las compañías están creciendo rápidamente, el conocimiento del negocio, la llegada a los stakeholders, y una visión de largo plazo para la inversión en tecnología se convierten en temas críticos.Es por eso que un CIO se convierte en una pieza clave para la creación de valor en el negocio.

Por otro lado, e independientemente de los perfiles, se destacan cuatro aspectos importantes que son los pilares fundamentales a tomar en cuenta en la gestión del CIO de hoy.

Prioridades de negocio: Los CIOs fueron casi unánimes en identificar que las cinco principales prioridades de negocio son performance, costos, clientes, innovación y crecimiento. Su gestión debe incluir un balance entre ellas para lograr la alineación con la estrategia de la organización. Curiosamente, la selección de estas prioridades fue consistente independientemente de la industria, geografía y tamaño de la organización a la cual pertenecen los encuestados.

Liderazgo y talento: Se identificaron que las habilidades más importantes para el éxito de su rol son la comunicación efectiva, la gestión del talento, el liderazgo y la visión tecnológica, complementados con la habilidad para liderar en un entorno cambiante y complejo.

Relacionamiento: No es de sorprender que los CIOs identifiquen a los CEO, CFO, líderes de unidad y COO como sus interlocutores más importantes. Sin embargo, existe una gran brecha a desarrollar en términos de relacionamiento con interlocutores que merecen mayor atención. Es fundamental que no descuide su relacionamiento con Recursos Humanos o Marketing, por ejemplo.

Inversiones en Tecnología: Mencionaron que, en los próximos dos años, las tecnologías que tendrán impacto significativo en el negocio serán Inteligencia de Negocios y las plataformas digitales. Es claro que el volumen de información y las fuentes se han multiplicado exponencialmente; por lo tanto, factores como la cyberseguridad, big data y el internet de las cosas (IoT) tendrán que estar dentro de sus planes de gestión.

Ningún perfil es mejor que el otro. Lo que importa es elegir el perfil que más se ajusta a la necesidad del negocio, considerando el análisis que el CIO haga sobre estos cuatro aspectos. Sin embargo, dada la dinámica del negocio, es usual que el CIO se mueva de un perfil al otro dependiendo del tiempo y lugar, con la finalidad de satisfacer las expectativas de los stakeholders.

CIO, Perú