Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Cómo mantener relaciones sólidas con los trabajadores en casa

[15/01/2016]Trabajar desde casa es más que una tendencia. El trabajo en casa se ha vuelto una opción viable y bastante respetada para cualquiera que esté buscando trabajar a tiempo completo -o hasta medio tiempo- desde una oficina casera. De hecho, de acuerdo a investigaciones de Global Workplace Analytics, 3,7 millones de empleados -eso es 2,5% de los trabajadores- pasan al menos la mitad de sus días trabajando desde sus casas. Eso es un crecimiento del 6,5% desde el 2013 hasta el 2014. Para contextualizar esto, la población general solo creció 1,8% en ese tiempo. Y, de acuerdo al estudio, el número de empleados caseros ha crecido en 101% desde el 2005, y eso es sin contar a las personas que se describen como autoempleadas.

Un estudio del 2015 de la Association for Psychological Science encontró que el trabajo desde casa puede resultar en empleados más felices. Esto se atribuye en parte al hecho de que los empleados están agradecidos por la flexibilidad, y por lo tanto trabajan duro para probar que pueden ser tan responsables fuera de la oficina como dentro de ella. Los resultados de la encuesta muestran que el trabajo desde casa está asociado con una mayor satisfacción en el trabajo, menos estrés relacionado al trabajo y un mejor desempeño en el trabajo.

Estas son estupendas noticias para trabajadores fuera de la oficina y los negocios que los contratan, pero con todos estos grandiosos beneficios, los trabajadores fuera de oficinas aun luchan por mantener relaciones laborales fuertes con sus compañeros de trabajo. Y tiene sentido, si no estás en la oficina todo el día, puede ser difícil mantener relaciones que pueden ocurrir orgánicamente cuando trabaja lado a lado y diariamente con sus compañeros de trabajo.

Construir una relación con su administrador y sus compañeros de trabajo es importante para cualquier empleado, y no sucede de un día al otro. Las relaciones laborales, al igual que cualquier relación, evoluciona gradualmente con el tiempo a través de la comunicación y el establecimiento de la confianza, señala Dennis Collins, director de marketing senior en West Unified Communications Services. "Tomarse el tiempo de conocer a los miembros de su equipo es importante para mejorar la comunicación del proyecto y para establecer confianza, añade Collins. "No puede tratarse siempre del negocio, existe valor en las conversaciones al azar. Él también resalta que mantener estas relaciones ayudará a los trabajadores fuera de la oficina a evitar sentirse aislados o ser demasiado autosuficientes.

Tampoco debería preocuparse que los trabajadores dentro de la oficina piensen en secreto que usted es un holgazán por trabajar en su propia casa. Ese estigma casi ha desaparecido por completo, añade Collins, "Camine por los pasillos de una oficina hoy en día y encontrará a gente en Facebook o en un sitio de deportes de fantasía, así que la locación no es pretexto de distracción.

Cuando la tendencia del trabajo en casa comenzó, a la gente les preocupaba la idea y algunos asumieron que, si permitían que la gente trabajara en casa, probablemente terminarían por no trabajar en absoluto. Pero ese no es el caso, de acuerdo a la encuesta hecha por Gallup. El estudio encontró que el 58% de los estadounidenses creen que los que trabajan en casa son tan productivos como lo serían en la oficina, y el 16% sienten que los que trabajan en casa son menos productivos.

Las pequeñas cosas cuentan

Cuando se trata de construir relaciones fuertes con los que trabajan en casa, no tiene que hacer mucho, anota Collins. Esencialmente, querrá convertirse en más que un nombre en una cadena de correo electrónico, añade, y aunque eso requiera un poco más de esfuerzo si usted trabaja en una oficina casera, sigue siendo algo poco difícil. Por ejemplo, Collins hace algo tan simple como cambiar el avatar todos los días en su perfil de conferencias Web, como una manera de romper el hielo y dejar que su personalidad se muestre.

Puede ser tan simple como tomarse un momento para preguntar cómo están todos en el inicio de una llamada de conferencia. Si sabes que un compañero de trabajo salió de vacaciones hace poco, puede tenerlo en consideración y preguntarle algo sobre su viaje, señala Collins.

Él también sugiere apuntar los cumpleaños de los compañeros de trabajo en un calendario, así puede darse el tiempo de mandar una nota personal. También puede hacer uso de aplicaciones de mensajería para mantener conversaciones informales con sus compañeros, así les podría mandar enlaces graciosos o inclusive de información relacionada al trabajo que cree que les servirá. Piense en esto como una forma de replicar esas conversaciones rápidas que han tenido en la sala de descanso mientras tomaban café.

Invierta en herramientas

Al igual que la tecnología ha permitido que más trabajadores puedan trabajar desde sus casas, también ofrece innumerables herramientas para ayudarlo a mantenerse conectado. Collins señala cómo las llamadas de conferencia pueden ser con frecuencia aburridas y los participantes pueden ser distraídos por correos electrónicos o Twitter. Su solución es video, porque anima a todos a estar concentrados en la reunión y los involucra más en la conversación. Usar el video también ayuda a ponerle una cara al nombre y construir una buena relación a futuro, señala.

Si su compañía no usa servicios como Lync, Google Hangouts, Skype o Slack, señálelo en la próxima reunión. Vea si la compañía está interesada en pagar, o al menos probar, un servicio que ayudará a crear relaciones interpersonales más fuertes entre empleados fuera de la oficina. Si no, podría considerar invertir en un servicio si es que puede, o siempre podrá apoyarse en servicios gratuitos como Skype y Google. Si es efectivo, su administrador tendrá argumentos para presionar a la compañía para que ésta invierta en herramientas similares para el equipo entero.

Manténgase disponible

Mantener una línea rígida entre trabajo y hogar puede convertirse en un problema cuando su oficina está a cinco metros de su sala, así que necesita ser bastante claro sobre su programación. Asegúrese que su administrador y compañeros de trabajo tenga un entendimiento firme de cuándo va a estar o no estar. De esa manera permanece accesible y puede planear tiempos regulares en los que se reportará o colaborará con sus compañeros de trabajo, señala Collins. También prueba que usted sabe jugar en equipo y le deja saber a sus compañeros que pueden contactarlo sin el miedo de que lo pudieran molestar o interrumpir en su tiempo libre.

También asegúrese que no permitirá que el trabajo se filtre a su tiempo personal. "Solo porque su trayecto al trabajo sea bajar unas escaleras o atravesar un hall, no significa que está siempre en servicio. Programe sus 'horas de oficina' para que combinen con las de las oficinas de su compañía. Al igual que alguien que se desplaza al trabajo, habrá días o noches que requerirán algo diferente, añade Collins. Establecer un horario y compartir actualizaciones regularmente le ayudará a verse más accesible ante las personas de su equipo.

Mantener relaciones cuando trabaja desde casa si implica algo de esfuerzo y planificación, pero con la actitud y herramientas correctas, solo algunos pequeños gestos cada día pueden ayudarle a crear el mismo tipo de conexión que tendría si es que usted trabajara en al cubículo de al lado.