Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

Enterprise Mobility: ¿Qué es y qué hacer?

Por: Martin Arévalo, Gerente de Technology Integration de Deloitte

[19/01/2016] Después de un proceso exitoso de acuerdos bilaterales de comercio negociados por Perú en los últimos años, recibimos con mucho entusiasmo, y también con algo de prevención, las noticias relacionadas con la participación activa del Perú en la Alianza del Pacífico y más recientemente en TPP (Trans Pacific Pact).

El concepto de movilidad nació desde la posibilidad de portabilidad de dispositivos tecnológicos; y ya, desde hace algunos años atrás, esto ha tomado nuevos aires gracias al boom de los dispositivos móviles. Las personas tienen acceso a todas las facetas de su vida desde un solo dispositivo y a la distancia de una pantalla. Podríamos llamarlo una revolución móvil, donde uno puede tomar acciones y decisiones en el mundo digital, mientras se permanece en movimiento en el mundo físico.

En el aspecto empresarial, propiamente dicho, es la capacidad que se le brinda a los colaboradores y a los clientes para estar conectados todo el tiempo con las actividades de la empresa. Muchos factores han incrementado la penetración de la movilidad empresarial: la disminución de los costos de la tecnología y la mejora en las capacidades, el incremento del ancho de banda y alcances de las redes móviles, el desarrollo de protocolos de desarrollo que favorecen la movilidad, el incremento de penetración de aplicaciones móviles, entre otros. Esto, sumado al cambio en la mentalidad de los usuarios, el incremento de uso de dispositivos móviles y la hiper socialización, están fomentando que las empresas busquen una nueva forma de estar conectadas, tanto a sus clientes como a sus colaboradores.

Lamentablemente, el Perú todavía se encuentra en camino de acercarse a los niveles mundiales de adopción de movilidad. Estamos algunos años atrás con respecto a países latinoamericanos como Colombia, Argentina, Brasil, Chile o México; sin embargo, existe un crecimiento sostenido. Esto se debe principalmente a restricciones tecnológicas; basta ver la penetración de smartphones a nivel nacional con respecto al número de conexiones totales. Por ejemplo, hasta el año pasado, todavía nos encontrábamos por debajo del 20%. Asimismo, los temas de conectividad siguen siendo un problema: el acceso a Internet sigue siendo menor al 30% de la población, y los anchos de banda se encuentran entre los más costosos de la región y con las menores velocidades.

¿Qué deben hacer las empresas peruanas para prepararse para la movilidad?

El beneficio que significa lograr adoptar movilidad empresarial es fundamental para que la transformación de los modelos de negocio permita llegar de formas antes impensadas al cliente. Obviamente, también hay impacto en la mejora de los productos y servicios brindados, en el incremento del potencial de innovación, apoyándose en las ideas propias del mercado, en la facilidad para los colaboradores respecto a incrementar la productividad, agilizar y flexibilizar las operaciones, e incrementar la velocidad de la toma de decisiones, todo esto con la implicancia positiva en la satisfacción general del cliente.

No olvidemos que, para lograr los beneficios esperados, es necesario contar con los siguientes elementos:

1. Una estrategia digital definida: El punto más importante de cualquier iniciativa debe ser tener una estrategia clara y definida. Saber qué se va a habilitar en un esquema móvil y cómo se va a presentar al usuario, es vital para poder lograr la aceptación y utilización. Asimismo, nos ayuda a tener un plan de cómo debe prepararse la organización a nivel de personas, procesos y tecnología para soportar la habilitación.

2. Arquitectura tecnológica que soporte la interacción móvil: Debe ser claro que la interacción con dispositivos móviles recurre en capacidades distintas a las llegadas por la mayoría de las empresas. Se debe considerar una definición arquitectónica que permita una mayor conectividad de dispositivos. Consideraciones de ancho de banda, capacidad de procesamiento y memoria deben ser establecidas. Adicionalmente, las políticas y metodologías de desarrollo de aplicaciones deben considerar a las aplicaciones móviles.

3. Seguridad: La capa de seguridad es un elemento muy importante para la movilidad. Considerando que los usuarios tendrán acceso a la información de las empresas y viceversa, ésta requiere una sensibilidad mayor para el cuidado de la información. Establecer políticas de seguridad y mecanismos que prevean la salida de información es de suma importancia para que clientes y empleados sientan seguridad en el uso de dispositivos móviles.

4. Soporte y mantenimiento: Para asegurar la continuidad de uso, se debe considerar un esquema adecuado de soporte y mantenimiento de aplicaciones móviles. En muchos casos, los mismos usuarios tienen sus propios dispositivos, ya que los requieren para la vida diaria; pero se debe considerar brindar el soporte necesario a las aplicaciones que la empresa les esté brindando para que aseguren la continuidad de uso.

Tener acceso a información en cualquier lugar y en cualquier momento (siempre y cuando se le permita, sin vulnerar la privacidad) es un valor intrínseco invaluable tanto para clientes como para colaboradores de la empresa. Poder tomar decisiones y ejecutar las labores en cualquier momento o lugar es una ventaja importante para un mundo que busca la ubicuidad. Todos estos beneficios ya se están viendo en el mundo actual y la penetración incrementará aún más en el presente año. Es tiempo de tomar la iniciativa.