Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Microsoft podría darle otra oportunidad a Windows en ARM

[20/01/2016] Microsoft podría revivir sus esfuerzos para ejecutar Windows en procesadores basados ??en ARM con la próxima actualización Redstone de este año.

"Windows en todas las categorías de dispositivos se está preparando para la introducción de la computación de 64 bits con el ARM instruction set (ISA), se afirma en una nueva oferta de trabajo que publicó Microsoft.

Las responsabilidades para el trabajo incluyen la construcción de un "plan de ARM64 alineado con la ola Redstone. Esto se refiere a una actualización importante de Windows 10 que llegará en dos oleadas, una en junio y otra en octubre. El candidato tendrá que trabajar en diversos grupos de Microsoft como Windows Device Group, Server, Office y Developer Division.

Como señala Petri, esta no es la única señal de que Microsoft está reviviendo sus esfuerzos para Windows en ARM. A principios de esta semana, una mención del soporte de ARM para el escritorio de Windows 10 se presentó en un documento de soporte en el portal para desarrolladores de Microsoft. Aunque Microsoft retiró rápidamente la referencia, la nueva oferta de trabajo sugiere que no fue una casualidad o error.

Aun así, la posibilidad de ejecutar Windows de escritorio en dispositivos ARM es sorprendente teniendo en cuenta la espectacular forma en que Microsoft fracasó la primera vez con Windows RT. Aunque los chips ARM son generalmente más eficiente en cuanto a energía que los chips x86 de Intel y AMD, la incapacidad de Windows RT para ejecutar el software de escritorio era un obstáculo importante, sobre todo porque los dispositivos x86 comenzaron a cerrar la brecha de la eficiencia. Con el upgrade a Windows 10, los dispositivos basados en AMD como las tabletas Surface RT y Surface 2 de Microsoft fueron dejados de lado.

Hoy en día, ARM solo funciona en la versión móvil de Windows 10, dirigida a teléfonos con pantallas menores a ocho pulgadas.

La historia detrás de la historia: En alguna medida, tiene sentido para Microsoft seguir apostando por ARM. La arquitectura cada vez es más poderosa, mientras que al mismo tiempo mantiene una excelente duración de la batería -como fue demostrado recientemente por la iPad Pro de Apple- y Microsoft podría no querer quedarse sin una respuesta. Aun así, no queda claro cómo la empresa va a superar los obstáculos con respecto al limitado soporte de las aplicaciones y los confusos mensajes sobre el producto que plagaron a Windows RT. Al que se le asigne el trabajo se enfrenta a una tarea poco envidiable.