Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Microsoft dará Yammer a todos los usuarios de Office 365

El cambio puede ayudar a Microsoft a competir con Slack, Facebook y otros

[04/02/2016] Microsoft ha intensificado sus esfuerzos para ampliar el alcance de su red social empresarial Yammer -y competir de mejor forma con otras herramientas de colaboración para el trabajo- anunciando el martes que cualquier organización con una suscripción a Office 365 podrá acceder al servicio y activarlo automáticamente.

El servicio comenzará a desplegarse a los usuarios en grupos. La activación automática permitirá a los negocios crear rápidamente comunidades en línea para sus trabajadores.

Microsoft también permitirá que las personas inicien sesión en Yammer con el mismo nombre de usuario y contraseña que utilizan para acceder a todos sus otros servicios y aplicaciones de Office 365. Los administradores de sistemas, sin embargo, tendrán la capacidad de impedir que los usuarios accedan a Yammer si así lo desean.

El primer despliegue de Yammer solo estará dirigido a empresas con menos de 150 licencias y con una suscripción existente a Office 365 que incluya Yammer.

Microsoft compró Yammer en el 2012 por 1,2 mil millones de dólares. Por entonces, era una startup de tecnología de alto vuelo en el novísimo y dinámico campo de las redes sociales empresariales.Pero no ha sido ampliamente aceptado: Microsoft afirmó que más de 500 mil empresas lo están utilizando, una cifra superior a las 200 mil empresas que la utilizaban al momento de su adquisición.

Yammer enfrenta una creciente competencia en el campo de la colaboración en el lugar de trabajo. Las capacidades de chat en tiempo real de Slack lo han convertido en una opción popular, aunque ese software no replica el tablero de mensajes y el feed de información de Yammer. Sin embargo, cuando Facebook for Work esté disponible para el público -ahora se encuentra como prueba de beta cerrada- este producto competirá más de cerca con la funcionalidad principal de Yammer.

También queda por ver si el modelo de las redes sociales empresariales es realmente útil para la mayoría de las personas, en un momento en el que el correo electrónico -a pesar de su antigüedad y de sus defectos- se niega a morir como la forma dominante de comunicación en línea en el lugar de trabajo.

Blair Hanley Frank, IDG News Service