Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

13 formas en que la nube ha cambiado

(Desde la última vez que la vio)

[10/02/2016] La definición de computación en la nube ha sido siempre, bueno, un poco vaga. La idea básica ha sido sencilla: Si no se ha calculado o almacenado en un rack en su propia oficina en un dispositivo que pueda tocar, está en la nube. Si se trata de la máquina de alguien más en el coemplazamiento de alguien más, está en la nube.

Los detalles, sin embargo, no son tan claros. Lo que consigue y cuándo lo consigue ha evolucionado con los años, cambiando a medida que el mercado empieza a entender lo que quieren las personas y lo que realmente necesitan. En el principio, uno tenía una máquina y una contraseña raíz -de eso se trata. Todo lo demás dependía de usted. Ahora las herramientas y técnicas para la construcción de infraestructura, están mejorando. Las máquinas comunes, después de todo, son commodities, por lo que las empresas compiten agregando adicionales que hacen su vida más fácil.

Recibimos más, pero usarla no siempre es tan simple como podría ser. Seguro, uno aún termina en alguna caja que probablemente esté ejecutando Linux, pero conseguir el desempeño adecuado de esa máquina es más complejo. Ahora uno tiene más opciones que nunca para almacenar sus datos, y no siempre es obvio cuál es la mejor. ¿Va a ejecutar una base de datos que realiza mucha interacción con un disco persistente? Seguramente va a querer hacer algo diferente a cuando simplemente está ejecutando un servicio Web que puede almacenar como caché todos los datos importantes en la RAM.

Pero lo verdaderamente divertido viene cuando intenta averiguar cómo pagar por su despliegue de nube previsto debido a que hay más opciones que nunca. Si está dispuesto a ser flexible con el tiempo de cómputo, le harán un descuento. Y si está dispuesto a probar su aplicación en muchas máquinas, probablemente se sorprenderá al saber cuán diferente pueden ser el desempeño, incluso en máquinas que tienen estadísticas similares. En algunos casos, la ingeniería de costos puede ser más compleja que la ingeniería de software.

A continuación, una lista de 13 maneras en que la nube se ha transformado o ido hacia algo nuevo, últimamente. El campo nació de ingenieros que querían que fuera más fácil compartir los recursos de cómputo, y esto es más cierto que nunca.

Precio variable

En principio, el negocio de la nube era simple. Tipeaba la información de su tarjeta de crédito y pagaba por cada hora (o minuto) que usaba la instancia del servidor. Cada segundo tenía el mismo precio.

El modelo era simple e intuitivo, pero ignoraba una parte importante de la realidad. La demanda de poder de computo en la nube no es uniforme. Las compañías de comercio electrónico encontraron que las personas compraban durante el almuerzo. Las compañías de transmisión de video vieron que la demanda se disparaba cuando los niños llegaban a casa, luego saltaba otra vez cuando los adultos llegaban en la noche en busca de entretenimiento. La demanda baja o sube a medida que las personas usaban o ignoraban la Web.

La solución natural es cobrar diferentes precios en diferentes momentos en base a la demanda, y las empresas de nube están comenzando a ofrecer esta opción. Amazon ahora realiza subastas por sus máquinas, un proceso que permite que los precios de sus instancias cambien hacia arriba y hacia abajo de acuerdo a la demanda. Si es capaz de ejecutar sus trabajos en las horas de poco uso y salir cuando la demanda aumenta, puede tener grandes ahorros. Si necesita poder de cómputo cuando sube la demanda, va a pagar más.

Máquinas prevaciables

Muchos proveedores de nube tratan a sus arrendatarios como si fueran los dueños. Cuando inicia una instancia, es suya hasta que la libere. A menos que haya una terrible catástrofe o una extraña violación de los términos del servicio, como el spam, su máquina correrá y correrá hasta que decida cerrarla o su tarjeta de crédito rebote.

Google vio el desafío de la demanda variable y decidió resolverlo ofreciendo un precio más bajo para las máquinas que podrían cerrarse y sobrevivir. Su máquina es su máquina hasta que algún algoritmo de Google decida que alguien pagará más. Cuando la demanda está floja, se puede pagar mucho menos, quizás hasta un 30% del precio, pero cuando la demanda se eleve será el primero al que ellos empujen 'fuera del bote salvavidas'. Cuando la demanda baje otra vez, le dejarán volver.

Es una muy buena opción para alguien que no necesite garantías. El único reto es escribir su código de tal forma que pueda sobrevivir a las caídas. Pero probablemente ya lo está haciendo, porque es un buen programador.

Algoritmos, no hardware

Las primeras instancias de nube eran máquinas básicamente vacías. Si venían con algún software, se trataba de una distribución ya existente de un sistema operativo de código abierto y estándar. Eran una pizarra en blanco, y su trabajo era llenarla.

Algunas de las nuevas ofertas invierten este modelo. Azure de Microsoft, por ejemplo, está empaquetando herramientas de aprendizaje de máquina y análisis de datos como servicios. Uno puede almacenar los datos en la nube de Microsoft, luego poner en marcha su software para calcular las cifras.El precio del hardware está incluido en el software. La herramienta Data Lake Analytics, por ejemplo, factura por minuto y por trabajo completado. Uno se concentra en escribir el lenguaje U-SQL de Microsoft para el análisis, y ésta le envía una factura luego de que finalizan las consultas.

Azure de Microsoft tiene más de media docena de servicios que ofrecen respuestas, no solo tiempo en una máquina.

Compras por adelantado

Uno de los retos para la empresa de nube es la predicción de la cantidad demanda que realmente se producirá. Los contadores pueden mirar a Kevin Costner en "Campo de Sueños y decir, "Si lo construyes, llegará.

Amazon evita algunos de estos riesgos dejando que los clientes compren instancias "reservadas, una opción que enlaza la garantía del servicio con el compromiso de pagar la compra.

En su forma más simple, uno firma un cheque y Amazon mantendrá su máquina funcionando durante uno a tres años. Se le cobrará ya sea que su máquina haga algo o nada. A cambio del compromiso, Amazon ofrece descuentos que van aproximadamente desde el 30% al 50%.

Compra a granel

Google tiene un enfoque diferente para recompensar a los clientes de largo plazo al ofrecer descuentos similares sin el compromiso firme. Comienza ofreciendo descuentos por "uso sostenible que se inician una vez que la máquina ha estado funcionando durante al menos el 25% del mes. Éstos aumentan hasta que se ofrece un descuento de 60% para los últimos minutos del mes. Cuando todo el descuento se promedia, ahorrará 30% si su máquina funciona continuamente durante todo el mes.

La diferencia fundamental es que su máquina no tiene que funcionar continuamente durante todo el mes. Google factura y calcula el descuento por minuto. Ahorrará dinero, incluso si corre su máquina esporádicamente (siempre y cuando su uso agregado llegue a uno de los niveles de descuento de Google). Esto reduce la posibilidad de que alguna instancia se quede sin usar.

Amazon ofrece otro descuento más grande además de sus instancias reservadas. Si asegura más de 500 mil dólares en instancias en una de sus regiones, el descuento se inicia en 5%. Si gasta más de cuatro millones de dólares, el descuento se eleva a 10%.

Fuentes de datos

Érase una vez que su trabajo consistía en llevar sus datos a la nube. Ahora, los proveedores de nube reconocen que algunas fuentes de datos pueden ser compartidas. Amazon, por ejemplo, almacena los datos climáticos. Si necesita acceso a los datos NEXRAD de la National Oceanic and Atmospheric Administration de Estados Unidos, Amazon ya firmó un contrato y cargó la información en su tienda de S3. Está disponible en tiempo real, y existen archivos desde junio de 1991.

Hay varias docenas de fuentes reunidas a partir de grandes proyectos públicos de ciencia como el Human Microbiome Project y esfuerzos de código abierto como Wikipedia. El acceso a éstos es gratuito -aunque probablemente querrá alquilar una instancia en la nube de Amazon para ejecutar su software.

Autoescala

El desafío persistente de la Web es el cambio de escala. Una cosa es hacerlo bien; otra cosa es hacerlo igualmente bien para todo el mundo cuando todos ellos visiten su sitio web cuando su genialidad se haga viral.

Las capas de software más recientes ofrecidas por los proveedores de nube manejan la escala por usted. Google fue uno de los pioneros. Su App Engine toma su delgada capa de código y la autoscala, decidiendo exactamente cuánto poder de cómputo necesita para manejar la carga que viene. La nube de Google decide cuánto poder de cómputo necesita y a usted se le factura por la petición, no por la máquina. Amazon tiene una opción más básica, Elastic Beanstalk, que despacha instancias EC2 genéricas para manejar la carga de tal forma que usted no tenga que hacerlo por sí mismo.

Los GPU se están convirtiendo en algo común

Los chips GPU pueden ser algo común en las tarjetas de video en su escritorio, pero las máquinas de nube no son equipos de escritorio. No tienen puertos USB, unidades de CD/DVD o tarjetas de video porque ellas solo se comunican con el mundo a través de la red. No necesita correr juegos o incluso mostrar emisiones de video.

Esto no es un problema para cualquier persona que está corriendo un servidor Web estándar que solo concatena cadenas, pero sí es un problema si quiere hacer computación paralela de trabajo fuerte para la cual las GPU son ideales. Ahora que cada vez más científicos y otros están descubriendo el poder de correr algoritmos paralelos en las GPU, más y más piden GPUs en sus máquinas de nube.

No las encontrará como opción en una instancia estándar, pero IBM SoftLayer las puede instalar en sus servidores bare metal. No es tan sencillo como generar una instancia en segundos, pero puede tener el poder de una GPU en la misma caja que una CPU. Amazon también tiene dos tipos de máquinas que vienen con GPUs listas para funcionar.

Mejor analítica

Las primeras máquinas de nube vinieron con una medida, y al final del mes se le entregaba una factura. Si deseaba más detalles, tenía que ingresar al sistema e instalar su propio paquete de analítica. Hoy en día, es más fácil obtener datos sobre la forma en que está funcionando su máquina.

El tablero de Google ofrece gráficos en vivo que marca la carga en sus máquinas. El tablero de Microsoft incluye mapas y gráficos para monitorear el desempeño de sus sistemas. Además, hay servicios mejorados de un puñado de empresas como LogicMonitor o NewRelic. Ofrecen datos y gráficos porque se especializan en la analítica. Las nubes más importantes ahora tienen varias empresas satélites que orbitan alrededor de ellas para que usted tenga una idea mejor de lo que sus máquinas de nube están capeando, para mezclar algunas metáforas climáticas.

Tantas opciones

Uno de los mayores desafíos es elegir una máquina. Se podría pensar que sería fácil, porque todas corren Linux o Windows, pero se está haciendo más difícil que nunca. Amazon tiene unos nueve tipos diferentes de máquinas, cada una de ellas puede tener distintas configuraciones de memoria RAM. Y eso es solo la generación actual. Si quiere seguir con las máquinas antiguas, Amazon también tiene al menos nueve de esas.

Lo mismo vale para las otras empresas. Rackspace tiene nuevas máquinas que están optimizadas para cómputo intenso, I/O rápido o gran cantidad de memoria. Usted querrá mantener sus bases de datos en las instancias optimizadas para I/O porque se mantienen leyendo y escribiendo del disco. Los grandes conjuntos de datos, como los índices de búsqueda, necesitan toda la memoria que puede permitirse. Hay muchas decisiones que tomar y con seguridad habrán más.

Bare metal

Las máquinas de nube originales no eran máquinas solas, sino partes de máquinas más grandes que corrían máquinas virtuales. Tenía una raíz, pero era una máquina virtual corriendo en una gran caja. Puede que el software de virtualización haga fácil ajustar la cantidad de RAM o mantener varios sistemas funcionando constantemente, pero agregan sobrecarga al sistema. La capa de virtualización está siempre actuando como un policía de tránsito, enviando señales a diferentes máquinas virtuales y ralentizando todo.

Más y más compañías están vendiendo "bare metal; es decir, servidores que no son virtuales. Tiene una caja y un sistema operativo, y no hay nada entre su sistema operativo y el hardware, excepto quizás algún tipo de BIOS. Las lecturas y escrituras en el disco van más rápido. Los intercambios con las tarjetas de red son más veloces. Todo es más simple sin la virtualización.

IBM y Rackspace son dos de las empresas más prominentes que alquilan máquinas bare metal por horas. Rackspace tiene una colección de máquinas estándar y está a punto de lanzar su segunda generación este mes. IBM tiene algunas máquinas comunes, pero construirá máquinas personalizadas si las desea.

Contenedores

Docker está barriendo la nube como una tormenta. Hace que el despliegue de software sea mucho más fácil para todos, y es natural que la gente quiera que sea fácil implementar contenedores Docker para las máquinas de nube.

En su forma más simple, la nube generará una nueva instancia con una versión preparada para Docker del sistema operativo por debajo. Luego instala el contenedor y lo envía funcionando. Google también ofrece herramientas de administración de cluster que automatizan gran parte de esto usando Kubernetes.

Una de las opciones más interesantes podría ser el alojamiento bare metal de contenedores Docker usando Trident de Joyent. La firma conformó una versión de Solaris/SmartOS para soportar contenedores Docker basados en Linux que corren directamente en el sistema operativo base. Eso deja de lado un gran laberinto de virtualización, y hace que sea más rápido el arranque y la parada.

Blockchain como servicio

Los servicios de nube en gran parte están siguiendo el camino de los juguetes Lego. Las primeras máquinas tenían tanta variedad como los primeros sistemas de ladrillos. Había algunas opciones básicas y dependía de uno crear lo que necesitaba a partir de lo básico. Ahora hay una proliferación de opciones exóticas, todos ofrecen todo lo que necesite añadiendo la frase "como servicio.

Los más exótico por ahora podría ser Blockchain como servicio de Microsoft, una opción que le permite añadir todo el poder de mejora de la confianza de blockchain de Bitcoin al departamento de TI de su empresa. No es solo para negocios ilícitos y anónimos porque un libro contable compartido puede ayudar a simplificar la contabilidad, el cumplimiento normativo y otros desafíos regulatorios, todo con una base de datos inmutable.