Llegamos a ustedes gracias a:



Conversando con...

José Villalón, sales consulting manager de Oracle

Qué hacer para transformar la empresa

José Villalón, sales consulting manager de Oracle.

[09/02/2016] El día de hoy se realizó el Oracle Digital Technology Day, una reunión en donde la conocida empresa conversa con las firmas usuarias sobre la forma en que las nuevas tecnologías pueden transformar al negocio.

Las tendencias como la nube y el big data son ampliamente conocidas, pero aún existe la creencia de que se necesita de pasos previos para subirse a alguna de ellas. Por supuesto que se registran cambios, pero éstos no son obstáculo para que las organizaciones comiencen a probar los beneficios de las nuevas tecnologías.

Precisamente sobre este tema conversamos con José Villalón, sales consulting manager de Oracle, quien nos explicó cómo es que las empresas pueden comenzar a adoptar alguna de estas megatendencias para transformarse.

¿Qué podemos entender por transformación digital?

La transformación digital tiene que ver con cómo incorporar las nuevas tecnologías dentro de los modelos de negocio y hacerlos más eficientes. Hoy estamos viendo nuevas tendencias tecnológicas en el mundo y nosotros identificamos cinco megatendencias. Una es la nube, que cada vez más empresas están adoptando; otra es el tema de big data, que implica cómo gestionar muchos mayores volúmenes de información que hoy en día rondan por las empresas; la movilidad es una ventana universal para llegar al cliente potencial; las redes sociales no son solo un canal más de interacción con los clientes sino también fuente de información muy valiosa para personalizar lo que se va a ofrecer a los clientes; y la Internet de las Cosas, con la que hoy en día se da un uso cada vez mayor de sensores inteligentes en muchas industrias y procesos de negocio para personalizar la experiencia que le doy al usuario u optimizar algunos procesos internos de negocio como el mantenimiento de las máquinas.

Entonces, estas cinco megatendencias combinadas están modificando o creando modelos de negocio mucho más ágiles y más orientados a mejorar la experiencia del cliente.

¿Qué implica toda esta transformación para el CIO?

El CIO se va a tener que enfocar en cómo aportar valor al negocio de una manera distinta. Se tiene que olvidar de los temas operativos, de 'mantener las luces prendidas' como antes. Hay un estudio que señala que hacia el 2020 en América Latina el 70% de las inversiones en TI y de software van a ser de componentes en la nube, esa es una cifra muy fuerte porque hoy los negocios ya no pueden esperar los tiempos tradicionales, tienen que dar dinamismo a la empresa, el CIO se tiene que transformar para dar dinamismo al negocio, para eso se ha venido preparando en los últimos años, muchos negocios han estado consolidando tecnologías, bases de datos, virtualizando, porque sabían que no podían seguir con los mismos tiempos de respuesta.

¿Qué ha aparecido en el ínterin? La nube. Entonces hoy se está evaluando cómo adoptar la nube como un mecanismo para responder rápidamente al negocio, entonces al resolver todos esos temas operativos va a tener más tiempo para aportar mucho más valor al negocio.

¿Estas tendencias son como pasos que tiene que dar una organización? ¿Son secuenciales?

No, es la combinación de dos o más de estas tendencias lo que habilita que yo pueda llegar de manera distinta a mis clientes. Por ejemplo, hay empresas que usan la movilidad y afirman que ya tienen una estrategia digital porque tienen una aplicación móvil. Pero no se trata de eso. Se trata de cómo incorporo la tecnología, pero también cómo cambian los procesos y los roles dentro de la empresa para adoptar esas tecnologías.

TI ya no es un área aislada, las áreas de negocio cada vez demandan más del área de tecnología por lo que se están creando más roles dentro de las empresas.

¿Qué factores deben tener ya resueltos las empresas para llegar a estas tendencias?

Obviamente, hay niveles de madurez que tienen que tener las empresas para poder adoptar las tecnologías, pero hay otras que pueden ser muy democráticas. Yo puedo ir a una nube pública inmediatamente, no tengo que tener nada en mi centro de datos; es más, la nube pública le puede habilitar para tener un extra de capacidad que no habría en el centro de datos, en unos minutos.

Puedo ir haciendo la transformación interna, pero hay tecnologías que puedo habilitar muy rápidamente.

Big data es una de las tendencias de la cual se piensan algunas cosas que no son exactas. Se piensa, por ejemplo, que uno debe tener el warehouse bien consolidado, bien moldeado, que resuelva todas mis consultas de negocio, para pensar en big data. Eso es muy erróneo. Lo que hace big data es transformar la forma en que se hacen proyectos analíticos.

Con big data lo que puedo hacer es tomar la información 'como está', y eso es una revolución. Antes uno tenía que pasar por procesos que demandaban meses de consultoría; ahora yo puedo tomar la información en el formato en el que se encuentre, introducirla en un gran repositorio de big data, sin hacerles ningún tipo de trabajo, y sobre eso puedo dar a los usuarios de negocio la oportunidad de descubrir valor en esa información. Puedo darles un visor gráfico para que exploren esa información y descubran algún indicador de negocio.

Hoy con big data, si se necesita cierta información se cargan los datos en un repositorio Hadoop, en el formato en el que se encuentren, se toma un visor y se analiza. Y se puede cruzar con la información que ya se tiene modelada, así de rápido.

Muchas veces se tiene el tabú de que uno tiene que pasar por etapas, que uno para llegar a big data primero se pasa por data warehouse. No es así. O que para llegar a la nube se tiene que ordenar y virtualizar toda la plataforma. No es el caso.

Uno podría pensar que, si una empresa aún no domina sus propias bases de datos, trabajar con datos no estructurados sería problemático.

Hemos tenido experiencias donde hemos demostrado a los clientes que con información en el formato que tengan, se puede hacer cosas interesantes. Por ejemplo, con los logs de las páginas web, eso no lo analizan y hay información muy valiosa sobre cuánto tiempo se pasa en una página o por qué no se concluye una compra. Eso no se analiza, se tiene información de los sistemas tradicionales que las modelan y después de un proyecto de siete meses recién la cargan. Pero la información que se genera diariamente a un volumen muy alto no las explotan, y eso les podría permitir diferenciarse de sus competidores.