Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Los servicios ajustables de infraestructura de nube de Google salen de la beta

[18/02/2016] Google ha anunciado la disponibilidad general de Custom Machine Types para su producto de infraestructura como servicio Compute Engine, dando a los desarrolladores una oportunidad para diseñar sus propias instancias de cómputo para satisfacer requerimientos de desempeño particulares.

La acción está diseñada para que las empresas puedan ahorrar dinero pagando solo por la capacidad de cómputo que necesitan, en lugar de tener que elegir entre los tipos de instancia con cantidades fijas de CPU, memoria y almacenamiento virtuales.

Con Custom Machine Types, los desarrolladores pueden crear una instancia con entre 1 y 32 vCPUs, incrementada en números pares de procesadores. Para ello, pueden añadir hasta 6,5 "gibabytes de memoria por vCPU en una instancia (1 gibabyte o GiB, es equivalente a 1,074 gigabytes).

Esto significa que un desarrollador que realmente solo instancias de cómputo con 12 vCPUs y 45 GiB de memoria pueden conseguirlas, a pesar de que esa configuración no está disponible a través del conjunto existente de instancias de Google.

Esta característica es una buena noticia para el proveedor de plataforma de desarrollo web Wix, que disfrutó de 18% de ahorro en sus facturas de cómputo para su plataforma Media.

Google lanzó primero una versión beta de la función en noviembre, pero anunció su disponibilidad general el miércoles. Además de salir de la beta abierta, Custom Machine Types ahora funciona con los sistemas operativos Red Hat Linux y Windows, además de los ya soportados 'sabores' CentOS, CoreOS, Debian, OpenSUSE y Ubuntu de Linux.

Los desarrolladores pueden también llevar su propia variante de Linux a Google Compute Engine y aun así aprovechar la característica.

Es una medida de ahorro de dinero para los desarrolladores y las empresas que está alineada con otros esfuerzos que Google ha hecho en el mercado de nube, como la adopción de los precios por minuto para las máquinas virtuales y los descuentos por uso sostenido que proporciona ahorros para los desarrolladores que ejecutan instancias durante una parte significativa del mes de facturación.