Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

AWS compra Nice, proveedor de software de alto rendimiento

[19/02/2016] Amazon Web Services (AWS), que ofrece servicios cloud a empresas, anunció que ha acordado la compra de Nice, un proveedor italiano de servicios y software de computación de alto rendimiento (HPC) para ampliar su oferta de as-a-service. Esta es la segunda adquisición en seis meses de un proveedor de software por parte de Amazon.com, lo que puede situar a su plataforma de computación en nube para nuevos usos. El último fue Elemental Technologies, en septiembre del 2015

Nice es una empresa de nicho, con miles de miles de clientes. Empresas e instituciones de investigación en los sectores aeroespacial, de automoción, energía, ciencias de la vida y las industrias de tecnología utilizan sus productos para centralizar las funciones de HPC, nube y visualización. Sus dos productos principales son EnginFrame y Desktop Cloud Visualization (DCV).

EnginFrame es un portal grid para la presentación, control y seguimiento de los trabajos HPC, mientras que DCV conecta a los clientes remotos para aplicaciones OpenGL y Direct/ X alojadas en el centro de datos para tareas de visualización 3D. Nice ya ofrece una versión de DCV para la AWS Elastic Cloud Compute (EC2), adaptada para funcionar en sus instancias G2 de gráficos acelerados. Además de una CPU Intel Xeon, estos tienen hasta cuatro GPU NVidia, cada uno con 4 GB de memoria de vídeo y 1.536 núcleos CUDA.

Con este movimiento AWS sigue incorporando compañías muy especializadas para posicionarse mejor como proveedor de servicios cloud ante competencia como Google o Microsoft. Y es que Amazon Web Services es la joya de la corona del imperio de Jeff Bezos, quien el año pasado declaró que se trataba de un negocio de cinco mil millones de dólares "que sigue creciendo rápidamente.

Amazon Web Services espera cerrar el acuerdo a finales de marzo. El objetivo es que se continuará desarrollando y dando soporte a EnginFrame y DCV bajo su marca existente. La empresa tiene sede en Asti, Italia, a unos 50 kilómetros de Turín. Asimismo, se espera que el acuerdo no afecte a la plantilla.