Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Ejecute Windows 10 en una Mac utilizando VMware Fusion 8

VMware Fusion 8 Windows 10

[29/02/2016] Si el objetivo es alojar Windows (o Linux) en una computadora Mac mediante un hipervisor tipo 2, Fusion8 es la herramienta para usted. Hay una versión estándar para los usuarios finales y una versión Pro para desarrolladores. VMware quiere capturar el mayor número de desarrolladores a la vez que los lleva en su ecosistema de productos.

Ambas ediciones llevan capacidades gráficas mejoradas, así como una excelente integración de la interfaz gráfica de usuario Mac OS X con el sistema operativo huésped. Fusión 8 ofrece una interfaz de usuario casi transparente con todas las funciones del sistema operativo de Windows 7, incluyendo Windows 10.

Las características de la edición Pro para desarrolladores dependen de la próxima llegada de los bits de conexión, y que las piezas de los ecosistemas de VMware dejen de ser beta.

VMware no sigue el modelo de suscripción, como su competidor Parallel para Mac 11, y el costo total de una implementación de Windows para Mac a través de Fusion 8 está subiendo.

Hace algunos años, el precio de alojar un sistema operativo era: la Mac, más una versión actualizada de Mac OSX. Uno podía arrancar alternativamente Windows a través de una aplicación gratuita suministrada por Apple, llamada Boot Camp, que hoy no es compatible con Windows 7x.

Las actualizaciones de versiones Mac OS X ahora son gratuitas, al igual que la mayoría de las actualizaciones de Windows. Por lo tanto, necesita la app Hipervisor tipo 2-Fusión, que cuesta 79,99 dólares para la versión estándar y 199 dólares para la versión Pro. A continuación, añada el costo de Windows 10, o una versión de pago por soporte de Linux.

La historia de dos versiones

Fusión 8 hace hincapié en la virtualización de uso intensivo de gráficos, aunque el procesamiento general es un poco menos de lo que esperaba en su estado predeterminado. Encontramos que teníamos que levantar Windows 10 en las CPUs de nuestros bancos de pruebas.

Sea cual sea el estado de la base de asignación de CPU, los gráficos eran grandes, y probablemente los jugadores y quienes trabajan en posiciones altamente gráficas estarán satisfechos, en comparación con las versiones anteriores de Fusion. Fusion8 soporta DirectX 10 y OpenGL 3.3, y por lo tanto está bastante actualizado en términos de capacidades de llamada de VM alojadas.

La elección de la edición estándar proporciona un buen soporte heterogéneo de hipervisor Tipo 2 para una amplia variedad de clientes, y ofrece integración transparente con Windows 10. Para la mayoría de los casos de uso civil, la edición estándar es suficiente.

En cualquier edición, VMware quiere promocionar el hecho de que esta integración con Windows 10 no impone un logotipo VMware sobre íconos de inicio, como hace Parallels. En realidad, encontramos que los íconos de Parallels son funcionales, pero la aplicación de lanzamiento/uso de aplicaciones de Windows o Mac es tal vez más transparente de esta manera.

La versión Pro es realmente acerca de los desarrolladores, y aquí el contraste con el recientemente liberado Parallels 11 para Mac se pone de manifiesto, ya que VMware, documenta sus características Fusion y ofrece más, aunque las características apuntan hacia la dirección de las plataformas y productos centrados en VMware.

Instalación/Integración

La instalación es sencilla de resumir: busque una taza de bebida con cafeína después de hacer clic en la opción de compra de la tienda online de VMware. Cotillee un poco. ¡Voila!

La actualización no es tan sencilla, ya que los clientes tendrán nuevas versiones de las herramientas de VMware antes que las máquinas virtuales de invitados previamente instaladas sean plenamente utilizables, pero nuestras dos máquinas sin actualizar funcionaron bien al inicio de nuestra prueba.

Si va a actualizar un host remoto y espera que las cosas funcionen, sepa que VNC puede ser un poco extraño hasta que se instalen las nuevas herramientas, y esto incluye el software de conexión de datos a distancia de Apple, que responde a las pantallas remotas VNC. En nuestra MAC portátil/escritorio a nivel local, las conexiones remotas de todo tipo (VNC, RDP y RDC) funcionaron bien.

Empresa Producto/precio Pros Contras
VMware Fusion para Mac8 Standard: 79,99 dólares (estarán disponibles actualizaciones para versiones previas). Fusion para Mac 8 pro: 199 dólares. Excelente hypervisor Tipo 2; muy Buena documentación; genial para fans de VMware La edición Pro está demasiado enfocada al ecosistema de VMware

Fusión 8, sin embargo, no se actualizará en Macs Core-Duo del 2006. El hardware/firmware simplemente ya no está allí, por lo que no se puede utilizar Fusión 8 para ejecutar una copia avanzada de OS X, como Mavericks, donde Apple podría negarse a ejecutarlo de otra manera. Por lo tanto, compruebe primero para asegurar la compatibilidad, que debe ser igual a la compatibilidad con Mac OS X Yosemite y El Capitán.

Durante nuestra revisión, llegó 8.0.1, y tomó unos 10 minutos en descargarse sobre una banda ancha Premium Xfinity; no fueron solo unos cuántos bits aquí y allá. Tenemos la esperanza de que no arrastren esta cantidad de código de forma regular sin algún tipo de aviso.

Generación y uso de MV

Fusión 8, ambas versiones, pasaron nuestra prueba de máquinas virtuales. Se puede instalar desde particiones Boot Camp, o generar máquinas virtuales a partir de una amplia variedad de fuentes de acogida, pero no discos duros/formatos .VHD virtuales. Si es desarrollador lo mejor es revisar sus cargas útiles de origen y su formato antes de instalarlas. Dicho esto, las cosas fueron viento en popa, y no hubo reacciones extrañas sobre nuestra extraña carga útil de Ubuntu, a diferencia de los problemas encontrados con el competidor Parallels.

A Windows XP SP3, a través de Windows 10 a partir de fuentes de MSDN (exceptuando el VHD antes mencionado), le fue muy bien. También se puede instalar desde una partición Boot Camp que contiene las versiones del sistema operativo Windows.

La instalación fue rápida para nuestras fuentes de MV, ya sea se trate de la ISO en el disco residente o formatos de medios extraíbles residentes. Hay ajustes predeterminados expresos para algunos sistemas operativos que permitirán valores predeterminados decentes para la mayoría de los clientes del sistema operativo. La advertencia aquí es que mientras que un número de rebanadas de CPU es bueno (hasta 16 de las vCPUs que VMware puede asignar), nos encontramos a nosotros mismos elevando el número de CPU virtuales para dar lo que se percibe como una chispa en el valor predeterminado en la lenta asignación. No es difícil, ya sea levantar o ralentizar el defecto, aunque el sistema operativo huésped debe estar en reposo para hacerlo.

Con las selecciones de Windows VM, los instaladores son amonestados para instalar un producto antivirus/firewall, y se ofrece una prueba gratuita. IPv6, incluyendo la red de traducción de direcciones de IPv6 a IPv4, es compatible. El uso huésped de IPv6 luego se volvió transparente para nosotros, también.

Fusión 8 es compatible con los clientes que van desde OS de Apple X 10.6 (incluyendo las versiones de servidor) +, Windows Vista +, 2003 Server + y probamos Windows XP Pro SP3-que comenzó en los ventiladores, ya que estaba hambriento de poder. Hemos probado un Ubuntu-12.04 SkyWaveLinux ISO (funcionó la primera vez), y un puñado de FreeBSD y otras distribuciones de Linux que tenemos en nuestra biblioteca. Nada falló.

VMware también incluye compatibilidad con su Project Photon, que estaba en beta en el momento de nuestra prueba, así que no lo revisamos. Estamos notando que su inclusión es un paso hacia capacidades de alojamiento de contenedores, y, además, la posibilidad de pilotar cargas de contenedores del Project Photon, tal vez antes de darles la bienvenida en la plataforma vCloud de VMware ESXi Air-as-a-Service. También alojamos OS X 10.10 y 10.11 en OS X 10, y luego cuando llegó OS X 10.11 El Capitán, lo probamos también.

Nos pareció que las decisiones que se tomaron sobre la configuración por defecto eran buenas, pero también queríamos probar si los dispositivos USB no estándar, incluso raros, podrían funcionar. Se utilizó una unidad de radio diseñada en software RTL, enchufada en el host Skywave Linux, y también Windows 7 para ver si el dispositivo funcionaba, y a velocidad. Lo hizo. USB 3 funciona bien también, al igual que los adaptadores Thunderbolt, como un adaptador Thunderbolt a HDMI. Todos trabajaron sin bostezo.

La edición Pro le permite crear y desplegar máquinas virtuales en servidores internos ESXi. Nos conectamos a través de nuestra VPN a uno de nuestros anfitriones VMware, vinculado con Fusión 8 al host ESXi 5.5; a continuación, escogimos un archivo ISO de Ubuntu 14.10 x64 de nuestra SAN. Entonces lo configuramos y lo pusimos en marcha en nuestro NOC en Expedient, a 70 millas de distancia. Tiempo total, unos cinco minutos. Posteriormente, podríamos correr, cambiar la configuración y la gestión de la máquina virtual de forma remota, como si estuviéramos utilizando vCenter de VMware Appliance. Para algunos, este hecho por sí solo tiene un enorme valor -especialmente los DevOps y los Agile Devs que giran hacia arriba, utilizan, y agitan los sistemas operativos invitados sobre una base horaria.

El inicio y terminación/suspensión de los sistemas operativos invitados también fue rápido, y más rápido que en las ediciones anteriores de fusión, sin diferencia discernible entre las ediciones Standard y Pro.

Soporte y documentación

Hay un gran centro de aprendizaje Fusion 8 en línea que cubre la mayoría de los casos de uso y opciones de configuración, una fuerte mejora con respecto a lo que hemos experimentado con Parallels para Mac 11. Está muy fuertemente enfocado en Windows, pero sigue siendo útil para otros Sistemas operativos alojados. VMware también ofrece un plano de control de gestión para Macs y VM invitadas como un producto independiente, y ya que no era una parte del kit (opcional), no lo probamos.

Resumen

Fusión 8 para Mac es un hipervisor Tipo 2 de clase mundial, fácil de usar para los civiles que desean Windows, especialmente la integración de Windows 10 en su Mac. La edición Pro, es muy buena, y muchas de sus características están preparadas para el uso con, pero no exclusivamente, los productos de VMware ESXi, donde encontramos que funcionaron bien. Ambas ediciones se adaptan a un público bastante amplio, a un precio comparativamente alto, sin suscripción, disponible en la tienda de VMware; de hecho, el único lugar en el que se puede comprar.

Tom Henderson, Network World (EE.UU.)