Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Ciber-seguridad: Mandato de todos

[21/07/2009] En una época donde los negocios son manejados casi totalmente a través de Internet, no se puede dejar de lado el tema de sus riesgos asociados. En este escenario, la cibercultura está creciendo a ritmos más acelerados que su modelo de seguridad (ciber-seguridad. Todo lo que hay en el ciberespacio está en riesgo. Esta, es una de las principales conclusiones del informe Ciberseguridad: mandato de todos, elaborado por Deloitte.

El documento señala que los negocios y los gobiernos tienen mucha experiencia aplicando técnicas de dirección de riesgo a activos y materiales financieros. Sin embargo, hoy en día el reto es adaptar esas herramientas en la protección de los activos del nuevo mundo llamado ciber-espacio. El resultado será un nuevo paradigma que incluye al ciber-riesgo como una amenaza manejable, y la ciber-seguridad como un expertise que las personas deberán utilizar en su vida personal y profesional diariamente.
De acuerdo a la consultora, en la actualidad, la mayor parte de la infraestructura en línea es administrada por el sector privado, esto hace que los gobiernos, en muchos casos, sean simplemente observadores o, en otros, vayan regulando sobre el camino, con lo cual se podría eventualmente llegar a romper el delicado equilibrio entre ciber-seguridad y las libertades civiles.
Según el informe de Deloitte, una buena ciber-seguridad causa impactos positivos en la economía y, especialmente, en los gobiernos alrededor del mundo; más aún en estos momentos donde, quizás la lección más importante que la crisis financiera nos deje, es la necesidad de tomar acciones decisivas en el momento oportuno. Básicamente el esperar a que el complejo sistema se auto arregle es la receta inicial para más problemas. 
Otro punto importante que señala el documento es que la crisis económica y el aumento en las tasas de desempleo pueden incrementar la motivación para ataques llevados a cabo por venganza o algún beneficio económico especifico, lo que definitivamente incrementa la vulnerabilidad del sistema. Las organizaciones deberán saber manejar el impacto de la crisis y tener un cuidado especial en el manejo de la información dentro de la misma.
Según especialistas de Deloitte, los gobiernos deberían cooperar con las entidades privadas para asegurar estándares de protección aceptables. La educación de una buena ciber-cultura es fundamental para evitar futuros criminales.
En la medida que los gobiernos generen incentivos, tales como la liberación de impuestos, mejor acceso a contratos públicos y recompensas basadas en un buen desempeño, los operadores privados de servicios de Internet, así como los diseñadores de equipo y software, tendrían una mejor capacidad para desarrollar modelos fuertes de protección y seguridad, señala Deloitte.
La ciber-seguridad en América Latina
El estudio global de Deloitte permite establecer a nivel de Latinoamérica, las siguientes conclusiones:
· La diversidad de enfoques y de niveles de recursos es una características que América latina comparte con otras regiones del mundo.
· En América Latina la ciber-seguridad es una oportunidad en naciones donde la gente no confía en sus gobiernos, a causa de corrupción real o imaginaria. La ciber-seguridad tiene la posibilidad de crear un canal seguro y transparente para el movimiento de información, de esta forma se puede llevar a una efectiva y eficiente utilización de los sistemas en línea del gobierno.
· En México, la ciber-seguridad es permanentemente vista como una gran preocupación para el sector financiero, y el Gobierno está trabajando para fomentar una cultura que recompense los gastos en prácticas seguras como inversión y no como un costo. Los intentos de comprometer los datos confidenciales del sistema financiero frecuentemente tiene elementos político, principalmente debido a que la información privada tomada de las cuentas es a veces más valorada que el dinero.
· Actualmente Argentina también está considerando una legislación para los órganos de seguridad de las entidades del Gobierno.
CIO, Perú