Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Alternativa a Skype para PYMES

[21/07/2009] ooVoo es una empresa con, hasta ahora, una clara orientación al mercado de consumo, en el que ofrecía su servicio de video con el que competía con otros nombres como Skype. Ofrece la posibilidad de hacer video chats, grabación de conversaciones con video, mensajes de video, telefonía, mensajería instantánea y compartir archivos con hasta seis usuarios a la vez.

La versión 2.2 del software ooVoo incluye ahora opciones de pago por uso, así como llamadas internacionales e historial de conversaciones de chat. No obstante, quizá la principal novedad es su plan para las pequeñas empresas, un sector que tradicionalmente no puede afrontar los costos de los sistemas de videoconferencia o telepresencia, proyectos en los que, en muchas ocasiones, hay que invertir grandes cantidades de tiempo y dinero para su compra e instalación.
Las alternativas gratuitas o de bajo costo son, por tanto, atractivas para el segmento de las PYMES, en el que sí opera Skype. Estas opciones suelen requerir un menor ancho de banda y simples Webcams, permitiendo al mismo tiempo tener unos costos ajustados y permitir el teletrabajo.
La propuesta de ooVoo es que muchas personas puedan conectarse mediante video al mismo tiempo pero, a diferencia de Skype, incluyendo prestaciones profesionales, como compartir el escritorio de una computadora mientras se realiza la video llamada. Esto permite a sus participantes tener acceso instantáneo a las presentaciones o documentos que se estén utilizando durante la reunión. Además ooVoo asegura que la calidad de la llamada no se verá mermada por esta utilidad ni por el hecho de que los participantes de la llamada intenten abrir un mensaje de correo electrónico o un documento adjunto.
Los usuarios profesionales también podrán utilizar las prestaciones normales de ooVoo en sus aplicaciones de consumo, como compartir archivos o mensajería instantánea. Quienes opten por esta versión profesional también dejarán de ver los banners publicitarios en las conversaciones de video.
Arantxa Herranz