Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

¿Contratar a un científico de datos?

Lo está haciendo todo mal

Científico de datos

[21/03/2016] En el 2012, la revista Harvard Business Review apodó al científico de datos como "el trabajo más sexy del siglo 21", y el papel todavía se encuentra en el lugar número 1 en la lista de los 25 mejores trabajos en América de Glassdoor. Pero ¿los científicos de datos realmente hacen en trabajo para el que se les contrata?

El papel de un científico de datos es ayudar a las empresas a maximizar las cantidades masivas de datos que se extraen de los clientes y la investigación interna. Casi todas las industrias manejan datos en algún nivel, ya sea de salud, tecnología, seguros, finanzas o educación, entre otros. Por lo tanto, las empresas han encontrado que es necesario incorporar a expertos para ayudar no solo a organizar los datos, sino también para mantenerlos a salvo y que sean accesibles para aquellos que lo necesitan dentro de la empresa.

Hacer las preguntas correctas

Según Kon Leong, presidente, CEO y co-fundador de ZL Technologies, una gran empresa de software de datos, las organizaciones se están encontrando en una ciénaga de datos desordenados de fuentes dispares, creando una situación en la que la mayoría de los científicos de datos no están analizando los datos, sino que están atrapados en vadear a través de los datos desorganizados y desordenados.

"En un mundo perfecto, los científicos de datos necesitan identificar y ayudar a resolver los negocios clave y los desafíos de TI dentro de una organización mediante el acceso y la manipulación de todos los contenidos de la empresa de forma rápida y fluida, sin deterioro," señala Leong.

Los problemas se producen cuando los científicos de datos entran en una nueva compañía, solo para ser enfrentados con datos que no están centralizados u organizados; sin embargo, se espera que les den sentido a los mismos. Eso deja al científico de datos en una posición donde pasa la mayor parte de su tiempo en la simple gestión de datos, en lugar de analizarlos y encontrar una manera de aprovecharlos para el negocio. Lo que los científicos de datos no deberían estar haciendo, de acuerdo con Leong, es buscar reactivamente en los datos para responder a preguntas específicas planteadas por aquellos dentro de la empresa. "Ellos deben tener la libertad para buscar las preguntas que se deben responder", anota Leong.

"Están obligados a recopilar contenido de los sistemas de TI que se extienden a través de numerosas plataformas y departamentos, en lugar de tener que acceder fácilmente a todos los datos de forma centralizada", comenta Leong. A menudo, los datos podrían estar duplicados, inconexos o en el lugar equivocado, y no hay una sola plataforma fácil que estos nuevos empleados puedan utilizar para acceder a los datos.

Como resultado, se deja a los científicos de datos resolviendo cuando llega el momento de entregar resultados. "Si se necesita mucho tiempo para que los científicos de datos puedan llegar a una respuesta para una pregunta aparentemente simple, lo más probable es que no es por culpa de sus habilidades: es probable que sea el entorno de datos", indica Leong.

Científicos de datos en busca de empleo, tengan cuidado

Para evitar esta situación, los científicos de datos deben revisar toda la tecnología y las plataformas que su posible empleador ha puesto en marcha. Desde la primera entrevista, debe hacer preguntas para asegurarse de que comprende completamente el estado de los datos en la empresa. Deje claro que no está allí para organizar los datos de la empresa, sino más bien para recoger ideas con facilidad y rapidez a partir de un conjunto de datos ya organizados. Si sus datos están desorganizados, pregunte acerca de las soluciones para remediarlo, o si tiene presupuesto para comprar las herramientas y software adecuados.

"Los científicos de datos tienen que ser capaces de derivar ideas con facilidad y rapidez con el fin de apoyar las decisiones de negocio, y cuanto más dispersos estén los datos, más difícil se hace", señala Leong. Por lo que no querrá entrar en una posición en la que se enfrenta a la tarea monumental de buscar a través de toneladas de puntos de datos dispersos.

Saque los problemas y las cuestiones a flote

Si es contratado como científico de datos, pero está actuando más como un portero de datos, Leong señala que tiene que hablar. Haga hincapié en la importancia de los datos en la línea inferior de la empresa, y señale cómo los datos no son útiles si están dispersos o desorganizados. "Los datos desordenados no son un problema de TI o de la ciencia, se trata de un problema del negocio, y los científicos de datos están en una posición única de poder comunicar esto a otras partes interesadas en la empresa", anota Leong.

¿Contratar a un científico de datos?

Alternativamente, si es un empleador que desea contratar a un científico de datos, es necesario dar un paso atrás y evaluar la realidad del papel para el que lo está contratando. Comprenda la importancia de un científico de datos; no solo ayudan a descubrir una visión de la empresa, sino también pueden identificar y corregir las áreas problemáticas.

Puede esperar que un científico de datos solucione problemas en cierta medida, pero no se les puede entregar un completo desastre con la esperanza de que hagan magia. "Los científicos de datos no son magos", indica Leong. Y en última instancia, el éxito que tendrán en su papel dependerá también de lo mucho que la empresa apoya el papel. Entrando al año 2016, los datos son cada vez más importantes que nunca, y las empresas que esperan demasiado tiempo para poner en marcha un plan al respecto, probablemente se arrepentirán.

"Los sistemas más dispersos y superpuestos son los menos valiosos para el análisis a gran escala. La falta de comunicación a menudo se debe a la brecha cultural que puede existir entre el liderazgo empresarial y los equipos técnicos, ya que pocas empresas han adoptado un "lenguaje" común a discutir, y el análisis de datos y los problemas de gestión de datos", indica Leong.

Tenga la big data bajo control antes de que sea demasiado tarde

Es importante entender que "los datos son el alma de la empresa", indica Leong, "y es necesario su flujo eficiente para que circulen el conocimiento y las ideas". Y su impacto va mucho más allá de TI. Sus efectos pueden verse en el aspecto legal, el cumplimiento, la inteligencia empresarial, gestión de riesgos y la productividad, señala Leong. Las empresas pronto comprenden y reconocerán el peso de big data en el negocio del día a día, tan pronto como los científicos de datos puedan utilizar a su máximo potencial.

Sarah K. White, CIO (EE.UU.)