Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Intel interrumpe el ciclo de lanzamiento "tick-tock" de CPU

La ley de Moore trastabilla

[29/03/2016] Intel le está diciendo adiós a su tradicional ciclo de producto "tick-tock y pasa a un nuevo proceso de tres pasos en el futuro previsible.

El gigante de los chips reveló sus planes en una presentación 10 K con la SEC, algo que fue revelado por primera vez por Fool.com. En lugar de pasar a una nueva tecnología de proceso de manufactura más o menos cada dos años -con una nueva arquitectura de CPU en ese mismo proceso en todos esos años- Intel va a estirar los plazos y va a añadir una tercera pata al ciclo, la llamada "Optimización.

El primer ejemplo de esto será el próximo procesador Kaby Lake de Intel, que seguirá a Broadwell y Skylake para convertirse en el tercer chip de Intel con un proceso de 14 nm. Intel no pasará a un proceso de 10 nm hasta el segundo semestre del 2017 al menos dos años y medio después luego de que presentara Broadwell.

Aunque la presentación de 10 K de Intel no explica realmente el motivo por el que la compañía se está desviando de su antiguo enfoque a la nueva tecnología de procesadores, el CEO Brian Krzanich previamente había indicado la "receta de complejidad y dificultad que cada nueva transición conlleva. Como señala AnandTech, Intel necesita tiempo para que cada proceso logre suficientes rendimientos como para que sea financieramente viable, y la empresa necesitó más tiempo del esperado para llegar a ese punto con el proceso de 14nm.

A pesar de estos cambios, declarar la muerte del "tick-tock podría ser prematuro. A principios de este mes, la CFO de Intel, Stacy Smith, afirmó que la empresa esperaba un "cambio tecnológico que nos podría permitir regresar al ritmo de dos años, posiblemente a partir de proceso de 7nm de Intel.

El impacto en usted en casa: Aunque todavía hay incertidumbre sobre lo que este cambio significará para los usuarios de PC, en general traerá ventajas y desventajas. El ritmo vertiginoso del desarrollo de la CPU se ralentizará algo, pero asegurará de que Intel pueda introducir nuevos productos en un ritmo anual. El proceso de tres pasos también puede traer un pequeño beneficio para aquellos a quienes les gusta construir sus propias PC, al permitir que los sockets de la tarjeta madre sigan siendo compatibles con las CPU más recientes otro año más. Al mismo tiempo, podría causar un poco de caos para los fabricantes de tarjetas madre que se han basado en el ciclo de dos años para impulsar las ventas.