Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Nuevo servicio de Google permite administrar aplicaciones en múltiples nubes

[30/03/2016] Google apunta a ayudar a las empresas a administrar aplicaciones en nubes públicas y privadas con un nuevo producto y un conjunto de alianzas anunciados en su conferencia de usuarios de nube el miércoles.

La empresa dio a conocer un nuevo servicio que está ahora en beta llamado Stackdriver, que permite a los clientes monitorear las cargas de trabajo que se ejecutan tanto en Google Cloud Platform como en Amazon Web Services. Es una poderosa herramienta que permitiría a los usuarios que tienen dos entornos de nube pública diferentes tener un solo panel para administrar cómo les va a sus aplicaciones.

Los ingenieros de operaciones pueden construir paneles que monitoreen la salud de las aplicaciones en ambas nubes desde una sola pantalla. Stackdriver tiene una inteligencia que le permite mostrar indicadores de diferentes partes del stack como los servidores web y los sistemas de balanceo de carga.

Greg DeMichillie, director de gestión de productos de GCP, mostró un registro unificado de errores en Stackdriver para AWS y GCP, lo que significa que los desarrolladores pueden asegurarse que las aplicaciones están trabajando en una nube o en ambas a la vez.

Configurar Stackdriver debería ser tan fácil como crear una cuenta y establecer su integración con AWS (si corresponde). El servicio debería ser capaz de entrar en las cuentas de los usuarios en ambas plataformas de nube, obtener los recursos que están utilizando y mostrar un conjunto de indicadores y paneles con los que los usuarios pueden comenzar.

Hacia el futuro, Google planea actualizar Stackdriver para supervisar también los recursos de nube privada. Ahora, el producto se encuentra disponible para usarse de forma gratuita mientras se encuentra en beta. No queda claro cuándo Google hará que el producto se encuentre disponible de manera generalizada, o cuánto costará entonces.

Además del anuncio de Stackdriver, Google afirmó que se había asociado con Splunk, BMC y Tenable para ayudar a las empresas a supervisar y administrar sus entornos de nube. Cada socio trae su propio conjunto de herramientas con integración a Google Cloud, como el sistema de monitoreo de seguridad de Splunk Enterprise, que notificará a los administradores si algo sospechoso parece estar pasando.