Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Probablemente un robot lo asista en su futura operación

El sistema de cirugía robótica da Vinci en el centro de tratamiento Addenbrooke. Sobre la derecha, un equipo quirúrgico controla los instrumentos del robot. Credit: Creative Commons Lic.

[05/04/2016] El Dr. Umamaheswar Duvvuri ha utilizado robots tipo snake para realizar más de media docena de cirugías de garganta en el último mes. En pocas palabras, el robot es más preciso de lo que Duvvuri desearía ser.

El Flex Robotic System es fácil de usar, señala Duvvuri. Hasta los estudiantes de medicina pueden aprender a usarlo con pericia en tan solo tres intentos.

Una representación de cómo el robot quirúrgico de Flex System puede ser utilizado para operar en la garganta de un paciente. Crédito: Medrobotics.
robots quirúrgicos

Duvvuri, director de cirugías de cabeza y cuello del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh (UPMC), dijo que el robot quirúrgico que ha estado utilizando tiene una precisión sub-milimétrica. Puede serpentear su camino a cualquier lugar del cuerpo y causa menos daño a los tejidos blandos.

Ya en el 2008, los estudios mostraron que los pacientes sometidos a cirugía de derivación cardíaca mínimamente invasiva usando un robot, tuvieron una estancia hospitalaria más corta, una recuperación más rápida, menos complicaciones y una mejor oportunidad de que los bypassed permanecieran abiertos.

El año pasado, un hospital de Florida demostró que los robots podían permitir a los cirujanos operar a distancia a los pacientes. El Florida Hospital Nicholson Center evaluó con éxito el tiempo de retraso creado por la Internet para una cirugía robótica simulada en Ft. Worth, Texas, a más de 1.200 millas de distancia del cirujano en los controles virtuales. Ser capaces de realizar cirugías a distancia permitiría a los especialistas atender a cualquier paciente, en cualquier lugar del mundo.

El procedimiento de simulación de mímicas del Nicholson Center realizado por un sistema quirúrgico robótico da Vinci, el equipo robótico en uso más común hoy en día, está involucrado en cientos de miles de operaciones cada año y en todas partes del mundo.

La Food and Drug Administration aprobó el da Vinci Surgical System del Intuitive Surgical en Sunnyvale, California en el 2000. Desde entonces, el da Vinci ha sido adoptado por hospitales en los Estados Unidos y en Europa para tratar una amplia gama de condiciones. La consola del sistema le da al cirujano una vista 3D magnificada y en alta definición de la zona quirúrgica.

Los robots también pueden ser utilizados para suministrar altas dosis de radiación con una precisión sub-milimétrica en cualquier parte del cuerpo. El Accuracy CyberKnife Robotic Radiosurgery System es un sistema desarrollado en 1990 por un profesor de neurocirugía y radiación oncológica de la Universidad de Stanford. Aprobado en el 2001 por la FDA, el sistema CyberKnife puede tratar tumores en cualquier parte del cuerpo y ha sido utilizado en 40 mil pacientes en todo el mundo, según comenta la compañía.

El sistema CyberKnife puede tratar tumores en cualquier parte del cuerpo con una precisión sub-milimétrica. Ha sido usado en 40 mil pacientes alrededor del mundo. Crédito: Accuray
Robots quirúrgicos

Aunque aún se necesita personal médico capacitado para supervisarlos, los robots quirúrgicos están viéndose cada vez más junto a las mesas de los quirófanos, y puede que algún día permitan que la gente con solo conocimientos médicos básicos lleve a cabo operaciones fuera del hospital.

Para el 2020, se espera que las ventas de robots quirúrgicos se dupliquen y lleguen a 6,4 mil millones de dólares, según un reciente informe realizado por Allied Market Research. Eso representaría una tasa de crecimiento del 10% anual entre el 2014 y el 2020.

En el 2014, el segmento de aplicaciones ginecológicas representó el 28% de la cuota del mercado de sistemas robóticos quirúrgicos, y se espera que mantenga su dominio a lo largo de los próximos cuatro años.

Un sistema quirúrgico asistido por un robot que puede ser usado por los médicos para realizar prostatectomías, reparar de la válvula cardiaca y para procedimientos quirúrgicos ginecológicos. Crédito: Creative Commons Lic.
Robot quirúrgico

La creciente necesidad de automatización en la asistencia sanitaria y la creciente demanda de cirugías mínimamente invasivas están impulsando el mercado de los sistemas y procedimientos de cirugía robótica, según Allied. Además, un aumento de los casos de cáncer colorrectal, desórdenes neurológicos y enfermedades ginecológicas, entre otras, impulsará la adopción de sistemas quirúrgicos robóticos muy bien adaptados para procedimientos mínimamente invasivos.

Según el estudio, "los sistemas quirúrgicos robóticos ofrecen menos complicaciones post-quirúrgicas y reduce los costos laborales. Debido a esto, los grandes hospitales basados en economías desarrolladas o en desarrollo están, actualmente, favoreciendo los servicios quirúrgicos/hospitalarios automatizados, lo que finalmente conduce al crecimiento del mercado.

Roto-Rooter al rescate

El sistema Flex es la primera plataforma endoscópica flexible asistida por robot de su tipo, y la primera en recibir la aprobación del FDA con la palabra "robot en su nombre, según señala Howie Choset, profesor de robótica en el Instituto de Robótica de la Universidad Carnegie Mellon (CMU), donde fue inventada.

El Sistema quirúrgico robótico Medrobotics Flex Arm. De izquierda a derecha: el carro para el transporte, la base con el instrumento transoral y la consola de control. Crédito: Medrobotics.
Robots quirúrgicos

El Flex System permite a los cirujanos operar a través de sinuosos caminos no lineales y de un solo acceso al cuerpo. La maniobrabilidad del endoscopio proviene de numerosos enlaces mecánicos con mecanismos concéntricos. Cada mecanismo puede ser colocado en un estado rígido o flácido. Mediante el empleo del movimiento "siga al líder alternando estados rígidos y flácidos, el endoscopio puede tomar cualquier forma a través de las orientaciones relativas de sus vínculos.

https://www.youtube.com/watch?v=nf04gTjSUrI&feature=youtu.be

El robot Flex Arm es fácil de usar, incluso un no cirujano puede aprender a usarlo en 20 minutos, según Choset. Como resultado, el Flex System podría, algún día, permitir a los médicos militares en el terreno realizar una cirugía mínimamente invasiva en los soldados heridos, comenta Choset.

CMU ha conducido algunos estudios con los residentes, en los cuales los estudiantes utilizaron el sistema Flex Arm una vez al día por cinco días. "Aunque al principio todos comenzaron en diferentes niveles de habilidad, prácticamente llegaron al mismo punto de referencia luego de tres intentos, anota Duvvuri.

"Lo que esto nos dice es que cualquiera puede aprender a usarlo, y toma aproximadamente tres intentos para aprender cómo usarlo de una manera quirúrgica significativa, añadió.

Una vez que el robot Flex Arm maniobra su camino a un lugar dentro del cuerpo, los cirujanos despliegan instrumentos de articulación de un diámetro de tres milímetros; los cuales, luego, se extienden más allá de su alcance para realizar los procedimientos.

El robot Flex Arm maniobra su camino maniobra su camino a un lugar dentro del cuerpo, los cirujanos despliegan instrumentos de articulación de un diámetro de tres milímetros; los cuales, luego, se extienden más allá de su alcance para realizar los procedimientos. Crédito: Medrobotics.
Robots quirúrgicos

"Lo hemos utilizado para tratar a pacientes con tumores en la parte posterior de la lengua o en la región de la faringe oral, comenta Duvvuri. "Los típicos dispositivos [endoscópicos] tienden a ser dispositivos straight stick linear. Cuando tienen que operar en la parte posterior de la lengua, porque es curva, tienden a ser más limitados en cuanto a lo que pueden hacer.

Duvvuri también reconoce que los robots quirúrgicos tienen sus limitaciones. Por ejemplo, un tumor de cinco pulgadas no sería un buen candidato para una cirugía robótica, ya que requeriría un hueco mucho más grande en el cuerpo del paciente para removerlo.

"Veo a estos robots como herramientas, anota Choset. "A medida que esas herramientas se vuelven cada vez mejores, no necesitará tanta especialización para realizar la tarea. Hoy en día, llamamos a algunos procedimientos [tales como las colonoscopías] 'procedimientos de rutina' y son realizados por no cirujanos, así los cirujanos se encargan de las tareas más difíciles.

"También veo a los robots siendo capaces de proporcionar más retroalimentación y visualizaciones, para que los médicos puedan tomar decisiones más informadas, añade Choset.

Aunque Choset no ve a los robots tomando decisiones médicas, sí espera que mejoren la precisión durante operaciones mínimamente invasivas, que hagan menos daño tisular y que reduzcan la posibilidad de infección. Como resultado, también mantienen la promesa de disminuir los costos de los reingresos de los pacientes.

Por ejemplo, una cirugía de bypass en el corazón requiere, normalmente, abrir el pecho del paciente por medio de una incisión larga, de un pie. Un sistema quirúrgico da Vinci podría realizar la misma operación mediante el uso de tres o cuatro incisiones de un centímetro cada una en el pecho. Las incisiones más pequeñas se traducen en menos tejido dañado y una recuperación considerablemente más rápida.

Debido a la Ley de Asistencia Asequible del 2010 creó el Programa de Reducción de Reingresos a los Hospitales y un nuevo sistema de pago por rendimiento basado en la calidad de la atención -no en el número de procedimientos-, los robots podrían terminar pagando por sí mismos.

Snehal Chougule, un ejecutivo de marketing de la firma de investigación de mercados Allied Research, señala que un hospital que gasta de uno a dos millones de dólares en un sistema robótico da Vinci, sin incluir el contrato de 150 mil dólares de mantenimiento, podría recuperar sus costos en un par de años.

"Los hospitales consideran muchos factores al momento de ofrecer una cirugía robótica, tales como los beneficios para el paciente y la competencia y los costos del hospital. La tendencia hacia la cirugía robótica también pone sobre el tapete cuestiones tales como el gasto en salud en general, la eficacia comparativa de las opciones de tratamiento y el ritmo de adopción de la tecnología. Por lo tanto, vale la pena invertir en robots quirúrgicos a pesar de su alto costo y escasa investigación comparativa, anota Chougule.

Por ejemplo, añade Chougule, un hospital con alrededor de 300 camas compró un sistema quirúrgico robótico por 1,8 millones de dólares, y luego lo utilizaron para realizar 650 cirugías el año pasado. Es probable que el número de cirugías llegue a 750 pacientes este año, a medida que más pacientes potenciales se enteran de que la tecnología existe.

Aunque el hospital particular fue el último de su mercado en comprar un robot quirúrgico, se volvió líder al realizar el doble de cirugías robóticas de las que realizaron otros hospitales de la zona y se jactó de tener el segundo mayor volumen del estado, señala Chougule.

"Muchos médicos dicen que la captura de la cuota de mercado puede ser la mayor ventaja de invertir en un robot. Así que, si algunos hospitales pueden marketear esto y pueden ser los primeros de su zona en hacer esto, será fácil recuperar el dinero en un par de años, ya que están recibiendo pacientes y reconocimiento por ser hospitales avanzados, añade.

A medida que la cirugía asistida por robot logra una mayor adopción, Duvvuri de UPMC ve el siguiente paso como una cirugía semi-autónoma o guiada por un robot. Por ejemplo, un CT scan podría proporcionar un sistema robótico con una visión general de la vasculatura del paciente.

"Así que quizás usted se imagine la operación de un tumor y un robot guiando al cirujano para que se mantenga alejado de zonas prohibidas, señala Duvvuri. "Así que mientras veo un rol para la robótica cada vez mayor, no sé si algún día lograrán reemplazar a los cirujanos reales.