Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Los chips Broadwell de 22 núcleos de Intel acelerarán los servicios en la nube

[04/04/2016] Intel sigue incrementando el número de núcleos de CPU en sus chips, el jueves lanzó procesadores Xeon E5-2600 que tienen hasta 22 núcleos.

Intel puso más núcleos en los chips en respuesta a la creciente demanda de servicios móviles y de nube. El incremento en el número de núcleos permitirá a los proveedores de nube transmitir más películas o aplicaciones desde cada servidor individual.

Los chips, basados en la microarquitectura Broadwell de Intel, también se encontrarán en las estaciones de trabajo. Junto con un procesador gráfico de gama alta, los usuarios de las estaciones de trabajo podrán desarrollar aplicaciones de realidad virtual y editar vídeos 4K. Estas estaciones de trabajo probablemente utilizarán las variantes de cuatro y seis núcleos de los nuevos chips.

La línea Xeon E5-2600v4 incluye 27 chips y cuenta con muchas mejoras que hacen a los chips más rápidos que sus predecesores. Cada núcleo es aproximadamente 5% más rápido que los basados en la arquitectura previa Haswell.

Basada en las evaluaciones comparativas estándar de SAP para el sistema operativo Linux, Dell encontró que los nuevos chips eran 28% más rápidos que sus equivalentes de Haswell.

Pero el enfriamiento podría ser un problema para los chips que tienen muchos núcleos. Intel redujo la frecuencia del monstruoso Xeon E5-2699v4 de 22 núcleos a 2,2 GHz, que consume alrededor de 145 vatios de energía. Cuenta con 55MB de memoria caché, una cifra superior a los 44MB de caché de su predecesor más rápido. El chip de 22 núcleos tiene un precio de 4.115 dólares.

Los nuevos chips están dirigidos principalmente a los proveedores de servicios de nube. Las aplicaciones se encuentran en las nubes públicas, privadas e híbridas y los chips se encuentran afinados para acelerar y garantizar las aplicaciones alojadas, afirmó Matt Lane, director de marketing de Xeon de Intel.

Además de los proveedores de nube, los nuevos chips están dirigidos a las empresas que ejecutan bases de datos, analítica y aplicaciones ERP (enterprise resource planning).

Algunas de las mejoras del chip se reflejan en los detalles más finos. Algunos chips Xeon soportarán una versión de DIMMs DRAM en la que los chips de memoria se apilan unos sobre otros en un formato 3D. Ese tipo de memoria estará disponible en el futuro.

Los Xeon disponen también de nuevas instrucciones que aceleran las tareas de seguridad como el cifrado y descifrado. Lane afirmó que las tareas de seguridad están siendo procesados 70% más rápido.

Otra característica interesante es la Resource Director Technology, que ayuda a acelerar la virtualización. La tecnología tiene una característica de asignación de memoria caché, que puede dar un espacio de caché garantizado para las máquinas virtuales de alta prioridad. También ayuda en los ambientes de redes definidas por software y NFV (network-function virtualization), donde se pueden mover a la caché los paquetes de datos de alta prioridad por delante de otros.

El networking, almacenamiento y soporte de I/O integrados del chip son casi idénticos a los de los chips Haswell para servidores que los precedieron. Esa fue una concesión que Intel tuvo que hacer para que los nuevos chips sigan siendo compatibles con los sockets existentes en los servidores basados en Haswell de tal forma que los upgrades sean menos costosos para los clientes.