Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Conversando con Claro

[05/04/2016] Hace unos días se llevó a cabo una reunión entre los altos ejecutivos de Claro y miembros de la prensa especializada. Aunque existía una agenda predeterminada (se iba a hablar sobre la red de Claro), la reunión se inició con una fructífera conversación en la que los miembros de la prensa tuvimos la oportunidad de preguntar a los representantes de Claro acerca de una serie de temas que interesaban a cada uno de nosotros.

Así se fue desarrollando un diálogo en el que obtuvimos de primera mano información de lo que está haciendo la empresa, y de lo que planea hacer en el corto plazo. Básicamente, los últimos dos años, la operadora ha concentrado sus esfuerzos en la mejora de su eficiencia espectral, un término que a priori parece decirnos poco de las actividades que Claro ha realizado, pero que implica, en realidad, toda una serie de cambios en su red.

Pero, como en toda conversación, había que iniciar con algún tema y debido a que recientemente habíamos participado en la reunión del capítulo latinoamericano del Fiber to the Home Council Americas, comenzamos la reunión indagando sobre lo que Claro está haciendo para ofrecer fibra a la casa, luego ellos nos contarían los cambios que han hecho en su red.

Eli Sondón, subdirector de Asuntos Corporativos de América Móvil.

?

El inicio de la conversación

La idea era realizar un conversatorio. Por ello, lo primero que hizo Eli Sondón, subdirector de Asuntos Corporativos de América Móvil, fue dar la bienvenida e invitarnos a presentarnos con los demás.

Por obra del azar, fuimos los primeros en presentarnos y aprovechamos la oportunidad para lanzar la primera pregunta, la relacionada con el acceso mediante fibra óptica a la casa.

La respuesta tuvo que ver con la segmentación de mercado. Juan David Rodriguez, que también se encontraba en el conversatorio y es director de operaciones de América Móvil, sostuvo que el segmento de mercado que tiene un consumo de ancho de banda superior a los 100 megas sí requeriría de algún tipo de tecnología basada en fibra, es decir, FTTH.

"Nosotros ya hemos hecho algunos primeros pilotos en las playas del sur de Lima, donde hemos llevado el servicio directamente a los clientes a través de FTTH, indicó.

El segmento que demanda velocidades entre 60 y 10 megas, dijo el ejecutivo, se podría satisfacer con la tecnología HFC, que es una tecnología híbrida que incluye fibra, y que Claro tiene disponible. Y para las demandas de menos de 10 megas se dirigiría una tecnología que Claro ha lanzado hace unos meses y que se basa en LTE, en su versión TDD; con esta tecnología inalámbrica se ofrecen servicios de entre 2 y 8 megas.

Pero, además, se busca atender a los segmentos de muy bajo consumo -que son también los de muy alta dispersión- mediante tecnología satelital.

"Estamos ya trabajando con FTTH y lo vamos a hacer basados en una segmentación de mercado donde los usuarios nos demanden este tipo de servicios, explicó Rodriguez.

Otra de las preguntas lanzadas fue aquella con respecto a la insuficiencia de los planes postpago para atender las nuevas demandas como, por ejemplo, el streaming en alta calidad.

Rodriguez indicó que en la demanda se pueden encontrar grandes diferencias. Hay usuarios que demandan grandes capacidades y grandes velocidades, pero también se tiene al segmento tradicional que conforma el grueso de la población que consume servicios como el WhatsApp o YouTube -que sería su pico de demanda de ancho de banda-. Para los primeros no se cuenta en la actualidad con planes de alto volumen, y además indicó -a manera de respuesta- que "habría que desarrollar algo para los grandes consumidores.

También se preguntó a los ejecutivos qué medidas estaban tomando para equiparar la velocidad de los servicios de LTE de la empresa con la de sus competidores. Rodriguez recordó que su posición en cuanto a la LTE 4G era especial pues la empresa no cuenta con el espectro AWS.

Aquí vale la pena recordar que Rodriguez se refiere a la banda AWS que se entregó en concesión a Movistar y Americatel a mediados del 2013, y con la cual las dos operadoras podían comenzar a ofrecer el servicio LTE 4G. Al no tener la AWS, el futuro de Claro quedaba incierto en el campo de la LTE. Pero no se quedaron de brazos cruzados.

Juan David Rodriguez, director de operaciones de América Móvil.
Claro

"Hemos hecho cosas mucho más atrevidas -tecnológicamente- que los otros operadores. Nos hemos obligado a recurrir a otras tecnologías, y el reto nos ha obligado a estar al tanto de todas las nuevas funcionalidades que nos otorguen capacidad de red, indicó Rodriguez.

El ejecutivo recordó que las medidas que tomaron fueron incluso cuestionadas internamente.

"Esta vanguardia tecnológica a la que tuvimos que recurrir, nos fue cuestionada incluso por nuestro propio corporativo en México. No nos creían que podíamos hacer cosas como las que hicimos aquí, pero luego hemos visto que la propia AT&T lo replicó en Nueva York cuando comenzó a tener problemas de capacidad, indicó Rodriguez, respondiendo a la pregunta.

La red

Ya con algunas preguntas absueltas, los ejecutivos de Claro se avocaron a explicar el motivo principal del conversatorio; es decir, los cambios que habían realizado en su red para mejorarla.

Básicamente, para potenciar su red, Claro ha trabajado en algunos grandes frentes. En la parte del transporte ha conectado todas las radiobases de Lima mediante fibra óptica; de hecho, aproximadamente el 96% de las radiobases ya se comunican en base a fibra óptica, mientras el 4% restante lo hace mediante microondas. Y en provincias se llega a niveles de 80% en las ciudades que se encuentran conectadas mediante fibra óptica. Esto repercute positivamente en la latencia de las comunicaciones.

Otra medida que han tomado es la modernización de las propias radiobases. El año pasado se han modernizado más de mil radiobases usando la tecnología Single Run que permite que en una sola 'caja' se pueda colocar las tecnologías 2G, 3G y 4G a la vez. Usando software se logra que las capacidades de las radiobases sean mucho más eficientes; es decir, se logra más bits por segundo, por Hertz de espectro. Básicamente, se trata de una mejora en la eficiencia espectral. De hecho, los ejecutivos indicaron que son el operador que tiene la mejor eficiencia espectral en el Perú.

Otro aspecto que se ha trabajado es el contenido. Lo que ha hecho Claro es acercar el contenido al usuario; es decir, en lugar de tener el contenido en Estados Unidos se lo ha traído lo más cerca posible. Una medida que también repercute positivamente en la latencia y que, básicamente, se trata del uso de tecnologías (propias) de caching.

Pero, además, Claro se encuentra acercando las radiobases a los usuarios. Esto lo han logrado mediante el uso de las conocidas small cells que son prácticamente radiobases que se pueden instalar en un edificio para ofrecer cobertura. También se utilizan picoceldas que pueden servir como radiobases 3G y 4G al mismo tiempo, se alimentan de señal mediante un cable Ethernet y de energía mediante PoE. La ventaja de las picoceldas es que se pueden instalar varias de ellas en un edificio para ofrecer una cobertura completa al mismo. Estas picoceldas se coordinan entre ellas mismas y de esa forma funcionan como si fueran una sola radiobase modular y distribuida.

Lo interesante de este último punto es que estos dispositivos sirven para atender una demanda que ha crecido en espacios como los edificios públicos o centros comerciales; es decir, es una demanda indoor. Esto suena paradójico si se tiene en cuenta que la telefonía celular nació precisamente para los espacios exteriores, como complemento a la telefonía fija.

Sin embargo, de hecho, el 85% del tráfico celular es indoor y es por ello que cobra gran importancia el uso de las small cells, las picoceldas y las femtocells, todas opciones que la operadora está utilizando para atender la demanda celular.

"Estamos en un pleno y franco despliegue para atender esos lugares donde sabemos que están nuestros clientes. Y también por el lado corporativo hemos ido atendiendo a los clientes corporativos que nos argumentan algún problema de calidad de servicio, sostuvo Rodriguez.

Por ejemplo, en el complejo de nuevos edificios conformado por el Banco de la Nación, la Biblioteca Nacional, el Gran Centro de Convenciones de Lima y el Gran Teatro Nacional se han instalado más de 600 antenas de este tipo.

"El reto en los últimos dos años ha sido la eficiencia espectral. El trabajo ha demandado toda la atención, creatividad y capacidad de nuestros ingenieros y en ese sentido entendemos que ha sido una experiencia exitosa, recalcó Sondón.