Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Actualización de grid de Oracle ligado a la emergente tendencia de la nube

[22/07/2009] Esta semana Oracle lanzó un update de su grid de datos in memory Coherence, un miembro de una clase de middleware que algunos afirman podría estar en la cúspide de una mayor adopción de la cloud computing.

Las grids de datos in-memory almacenan información que las aplicaciones necesitan en la memoria en todo un pool de servidores, en lugar de leerlos de los discos, lo cual da como resultado un mejor desempeño.
Coherence es uno de los productos más maduros de un espacio ocupado por ofertas de IBM, así como de otras compañías más pequeñas como GigaSpaces y varios proyectos de código abierto. Microsoft también está desarrollando un sistema llamado Velocity.
A la fecha, tales sistemas han estado respirando un aire enrarecido, mayormente soportando sitios web de gran tamaño y sistemas transaccionales de alto rendimiento, tales como las aplicaciones de trading de acciones. El mercado de grids de datos in-memory en total generó menos de 100 millones de dólares en ingresos durante el 2008, de acuerdo a Gartner, que prefiere el término distributed caching platforms.
Pero algunos observadores consideran que los enfoques in-memory a la administración de datos podría eventualmente ganar un buen agarre en el desarrollo de cloud computing.
Las arquitecturas actuales, con mucho esfuerzo, han sido generalmente suficientemente buenas. Pero estamos viendo una gran convergencia en el caching como forma para obtener un mejor desempeño de los discos lentos, escribió Todd Hoff en highscalability.com. Cantidades realmente enormes de esfuerzo se van a realizar para añadir cache ,y luego intentar mantener sincronizadas la base de datos y las aplicaciones con el cache a medida que se produzcan cambios de arriba abajo, y viceversa, en el sistema.
Luego de todo ese trabajo, uno se pregunta porque se necesita esa capa extra cuando los datos pudieron mantenerse en la memoria desde un inicio, añade Hoff. Ahora añada la facilidad de los usos de la nube, y la facilidad en la creación de aplicaciones escalables y con poca latencia que aún son fáciles de programar, administrar y usar. Construir múltiples y complicadas capas de código de aplicación solo para hacer feliz al disco que tendrá cada ves menos sentido.
Otros observadores también ven un rol natural para los productos como Coherence en el cloud computing. Las tecnologías ayudarán a las aplicaciones que originalmente no fueron diseñadas para los sistemas de infraestructura escalable como Amazon Web Services, a correr en forma más efectiva, aunque vía algo de reingeniería, señala Massimo Pezzini, analista de Gartner, en un reciente reporte.
Nada de esto significa que las grids de datos in-memory suplantarían completamente a las tradicionales bases de datos relacionales, las cuales aún serían usadas para el almacenamiento de largo plazo, audit trails y otras necesidades, señaló Geva Perry, ex ejecutivo de GigaSpaces quien ahora realiza consultorías y tiene un blog sobre cloud computing y software empresarial.
Sin embargo, con el enfoque in-memory una base de datos relacional se hace menos crítica, lo cual en mi opinión amenazaría a Oracle, señaló. Si es menos crítica, [un cliente] podría inclinarse a usar productos [de bases de datos] más económicos.
Esto coloca a las compañías de bases de datos tradicionales como Oracle en un dilema, pero como la compañía es tan grande y poderosa, está bien para ellas esperar y ver, afirmó Perry.
Más allá de la agitación entre los proveedores, otros factores impiden una mayor adopción por parte del cliente, tales como la complejidad de usar y administrar sistemas y el limitado soporte que se encuentra entre los integradores de sistemas y los ISV, de acuerdo a Pezzini.
Chris Kanaracus, IDG News Service