Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

El futuro de los trabajos en un mundo de máquinas

Por: Matthew Griffin, orador internacional

[08/04/2016] A lo largo del año pasado se ha generado mucha especulación y decenas de miles de pulgadas de columna dedicadas a intentar determinar cuántos trabajos y qué tipo de trabajos van a ser reemplazados por tecnología de nueva generación.

Hoy en día estamos acostumbrados, o más bien satisfechos, con el hecho de que los trabajos industriales sean automatizados y, como dice la broma, la fábrica del futuro podría solo necesitar a un humano y a un perro para mantenerse operativa -un perro para asegurarse de que nadie interfiera con las máquinas y un humano para alimentar al perro. Sin embargo, en los próximos 50 años, podríamos encontrar que esa estadística laboral es demasiado optimista.

Los investigadores que han estado observando al impacto que la tecnología tendrá en los trabajadores parecen concordar que en los próximos veinte a treinta años un porcentaje de 30% a 50% de los trabajadores globales estará en un gran riesgo, y por cada trabajo que se delega a las máquinas habrá al menos dos que ya no serán publicitados.

El humano enterado

Cuando las personas hablan sobre el impacto que la tecnología tendrá en el mercado laboral, los debates se basan en cómo es la tecnología que tomará nuestros trabajos. Quiero señalar esto como una contradicción, porque no es la tecnología que vendrá a apoderarse de su trabajo, sino que serán los ejecutivos de la compañía guiados por fuerzas económicas los que decidirán que las máquinas y sistemas de la nueva era pueden hacer su trabajo mejor y de forma más económica, y son ellos (no un AI) los que instruirán a RR.HH. para que los inviten a retirarse.

Esto podrá parecer un argumento conservador, pero es importante recordar que son los ejecutivos de hoy y mañana los que tienen la última palabra respecto a considerar a una sección de sus trabajadores como redundante. La responsabilidad social de este "humano enterado es fácilmente ignorada, y como sociedad no deberíamos olvidar que tenemos opciones y el deber de velar por otros -solo porque podamos volver redundante a la gente, algunas veces arruinando vidas y familias, no significa necesariamente que deberíamos hacerlo.

Fin del mensaje de responsabilidad social...

La ley de aceleración regresa

Actualmente, la tecnología está avanzando más rápido que nunca. En la velocidad actual, donde las tecnologías avanzadas son combinadas para crear aún más tecnologías avanzadas, en el trascurso de los próximos 100 años no veremos el equivalente a 100 años de progreso tecnológico, sino 20 mil años. Piense en las tecnologías y plataformas con las que contábamos hace 500, 200, 100, 10 años y solo 5 años atrás, y verá por usted mismo la aceleración. La consecuencia de todo esto es que la longitud del tiempo entre cada ola de disrupción industrial y social se está volviendo progresivamente más corta y el resultado es que, si la tecnología no pone en riesgo su trabajo actualmente, probablemente su trabajo esté en riesgo mañana.

El medio apretado

Hoy en día existe una colección de tecnologías que están moviendo el debate. Sin embargo, a diferencia de las disrupciones de ayer, donde las tecnologías remplazaban funciones de trabajos industriales repetitivos cerca de la parte baja de la pirámide de habilidades y complejidad, ahora están empezando a reemplazar el conocimiento de los trabajadores industriales cerca de la parte superior. El resultado son trabajadores a nivel global con una valentía creciente y, por primera vez, un punto medio apretado que está preocupándose cada vez más por su falta de especialidades y habilidades.

Las tecnologías que tendrán el mayor impacto e influencia en los mercados laborales pueden ser divididas en dos grupos. "Individual Emerging Technologies como la inteligencia artificial, la Machine Vision, y los robots basados en hardware y software. Por otro lado, las "Aggregated Emerging Technologies que combinan diferentes tecnologías para crear plataformas que incluyen a los vehículos autónomos, avatares, nube, el hogar conectado, la Internet del todo, las ciudades inteligentes, los wearables y la telesalud

Algunos de los mejores sistemas de cómputo Artificial y Cognitivo de autoaprendizaje ya están remplazando a consejeros, artistas, comentadores, consultores, doctores, investigadores, periodistas, músicos, paralegales, maestros, traductores, e inclusive a los científicos de datos que crearon los modelos algorítmicos originales. Los sistemas de visión de máquina están remplazando a inspectores de calidad, analistas de seguridad y guardias de seguridad. Los robots de hardware son robots que ya han remplazado a muchos de los trabajos industriales de fábrica y almacén, y ahora están reemplazando a personal de bares, trabajadores de mantenimiento, porteros, soldados, meseros y cirujanos; mientras que sus contrapartes con un nuevo software modernizado están remplazando a personal administrativo, asistentes de servicio al cliente y comerciantes FX.

En el espacio AET, los Vehículos Autónomos -desde autos y camiones hasta aeronaves y barcos de medio millón de toneladas de carga- están reduciendo la necesidad de conductores, tripulaciones operativas, pilotos y hasta supervisores de tránsito. Los Avatares están reemplazando a los actores, cajeros de banco, agentes de call center, maestros y personal de apoyo. La nube ha reducido la necesidad de gestores de cambio, arquitectos de empresa y personal de operaciones. La Internet del todo está reduciendo la necesidad de ingenieros, administradores de instalaciones y trabajadores de mantenimiento. Las ciudades inteligentes reducirán la necesidad de policías, limpiar calles y un conjunto de otros servidores públicos. Los Wearables y la Telesalud están reduciendo la demanda de trabajadores de cuidado secundario, doctores y entrenadores personales.

La lista podría seguir y seguir

Hoy nos encontramos sentados en playas abiertas viendo como la ola gigante se eleva, preocupándonos de nuestro futuro; pero, cuando parece ser que el balance de poder solo va a inclinarse hacia las máquinas, existe esperanza que parten de distintas direcciones.

Puertos seguros

La tecnología continuará mejorándose a un ritmo exponencial, así que ¿dónde escapan los humanos para trabajar -¿qué trabajos serán seguros, o al menos serán puertos más seguros en los próximos veinte años?

Los trabajos que son difíciles de especificar y que requieren de experiencia profunda en una o varias de las siguientes disciplinas serán los más difíciles de automatizar: Destreza, Emocional, Negociación, Originalidad, Percepción, Persuasión e Inteligencia Social.

Va a ser un mundo muy frio -lleno de sabios y artísticos quiroprácticos...Urgh.

Emprendimiento en alza

Si ha leído esa lista y no le ha parecido suficiente, aún existe esperanza. Hoy es más fácil que nunca crear su propio negocio, y el poder se está moviendo de las corporaciones hacia el individuo.

En los últimos cinco años ha existido un incremento de diez veces en nuevas compañías registradas. De 10 millones a más de 100 millones, y la tecnología ha actuado como una fuerza multiplicadora para los emprendedores, puesto que les ha ayudado a tener un acceso más rápido y simple a financiamiento, experiencia, recursos, prototipos de software y hardware avanzado y mercados masivos.

Considere la historia de Brian Acton. Él gastó 200 dólares construyendo una aplicación, 0 dólares en marketing, la difundió vía redes sociales y la vendió por 19 mil millones de dólares. Sí, WhatsApp es grandiosa, pero existen otros 218 Brian Actons -cuarenta veces más que en cualquier otro punto en la historia humana, se han creado compañías multimillonarias desde casi nada en solo pocos años y aquellas compañías han creado más de 1,5 trillones de dólares en nuevo valor y se han convertido en industrias establecidas por ellas mismas.

¡Alguien llámeme a un taxi Uber!

El humano del futuro

En el caso de que el emprendimiento no sea cosa suya y piense que el futuro se verá cada vez más deprimente, hay algo más por considerar. ¿Realmente piensa que en los próximos 50 a 100 años usted solo seguirá siendo "humano? Durante este siglo, así como todos nos dirigimos a un evento llamado la "Singularidad, nosotros vamos a ser retados a revisar nuestra definición de lo significa ser un ser humano.

Hoy en día accedemos a información vía nuestros dispositivos inteligentes, pero en el futuro usaremos interfaces de Cerebro a Computadora para conectarlas directamente a la web. Al mismo tiempo, nuevas tecnologías como CRISPR, una tecnología que es tan poderosa que se le describe como "parecida a Dios nos ayudará a reescribir nuestro propio código genético y mejorar nuestras propias capacidades naturales.

Puede que las máquinas nos den miedo, pero las máquinas humanas híbridas del futuro nos darán más miedo, y alejémonos del término "Cyborg que es muy de los años 80.

Conclusión

Si es que cree que las máquinas ganarán inevitablemente la carrera de los trabajos, solo estará pensando en el corto plazo; pero cualquier cosa que pase, lo último que debería hacer en esta era de empoderamiento individual es darse la vuelta y aceptar lo inevitable.

Matthew Griffin es un orador internacional que aconseja a los CIO y a las organizaciones Boards of Fortune 250 y FTSE 100 sobre el impacto de las tecnologías emergentes y tendencias del mercado en sus negocios, y las asiste en construir las mejores estrategias ofensivas y defensivas que las ayuda a interrumpir y evitar ser interrumpidas.