Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Microsoft está haciendo que el big data sea realmente pequeño usando el ADN

Un gramo de ADN puede almacenar cerca de un billón de gigabytes de datos.

[03/05/2016] Microsoft se ha asociado con una compañía con sede en San Francisco para codificar la información en ADN sintético para probar su potencial como un nuevo medio de almacenamiento de datos.

Twist Bioscience proporcionará a Microsoft 10 millones de filamentos de ADN con el propósito de codificar datos digitales. En otras palabras, Microsoft está tratando de averiguar cómo las mismas moléculas que componen el código genético de los seres humanos, se pueden utilizar para codificar la información digital.

Aunque el producto comercial está todavía a años de distancia, las pruebas iniciales han demostrado que es posible codificar y recuperar el 100% de los datos digitales de un ADN sintético, afirmó Doug Carmean, arquitecto socio de Microsoft, en un comunicado.

El uso del ADN podría permitir el almacenamiento de cantidades enormes de datos en un espacio físico pequeño. Twist afirma que un gramo de ADN puede almacenar casi un billón de gigabytes de datos.

Encontrar nuevas formas de almacenar información es cada vez más importante, ya que las personas generan más y más datos en su vida diaria, y millones de sensores IoT comienzan a estar en línea.

También es importante para Microsoft, que opera una de las mayores plataformas de nube pública. Encontrar formas más eficientes para almacenar los datos podría reducir sus costos, y el almacenamiento basado en ADN tiene el potencial de durar más que los medios existentes.

"Hoy en día, la gran mayoría de datos digitales se almacenan en medios que tienen una vida útil finita y periódicamente tienen que ser recodificados. El ADN es un prometedor medio de almacenamiento, ya que tiene una vida útil conocida de varios miles de años, ofrece un formato de almacenamiento permanente y puede leerse con costos continuamente decrecientes, afirmó Emily Leproust, CEO de Twist, en un comunicado.

Queda por ver cuál será el resultado de la colaboración, pero es un paso más para hacer de las computadoras basadas en ADN una realidad práctica.