Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

BSA: Las políticas nacionales de cloud aún tienen mucho para mejorar

[03/05/2016] Los gobiernos nacionales continúan haciendo avances significativos en relación con la mejora del entorno legal y normativo de la computación en la nube en todo el mundo. Sin embargo, existen excepciones importantes en muchos países que amenazan con impedir el crecimiento económico de esos mercados, según se indica en un estudio realizado por BSA | The Software Alliance.

La 2016 BSA Global Cloud Computing Scorecard clasifica la preparación para la computación en la nube de 24 países que representan el 80% de los mercados de tecnología de la información de todo el mundo. Cada país recibe una clasificación para sus fortalezas y para sus debilidades en siete áreas clave de políticas.

La computación en la nube le permite a cualquiera, ya sea un principiante, un consumidor individual, un gobierno o una empresa pequeña, tener acceso a la tecnología de una manera económica. Estos servicios le ofrecen a cambio abrirle las puertas a una conectividad, productividad y competitividad sin precedentes.

Los resultados de este año revelan que casi todos los países han hecho mejoras saludables en sus entornos de políticas desde el lanzamiento de la Scorecard previa de BSA en el 2013. Sin embargo, la estratificación entre los grupos de países con logros mayores, intermedios y menores se ha ampliado, lo que ha dado como resultado que los países con logros intermedios se estanquen aun cuando los países con mayores logros continúan puliendo sus entornos de políticas.

"La Scorecard muestra que los países se encuentran dispuestos a darle la bienvenida a la computación en la nube y su infinidad de beneficios económicos, y muchos de ellos están creando un entorno legal y normativo favorable manifestó la presidente y CEO de BSA | The Software Alliance, Victoria Espinel. "Desafortunadamente, la Scorecard también muestra que algunos países van por un camino que podría llevarlos a tratar a la computación en la nube como la próxima frontera del proteccionismo. El informe es un llamado de atención para que los gobiernos trabajen en conjunto para asegurar los beneficios de la nube en todo el mundo".

En el caso de Argentina, hubo muy pocos cambios entre los resultados de 2013 y 2015, posicionándose en el ranking en el puesto 16 de los 24 países. Sin embargo, ha tenido avances en Infraestructura (TI), particularmente en banda ancha.

Por su parte, México a pesar de que se ubicó dentro del ranking en el mismo puesto 15 en relación con el año anterior, el país ha tenido avances significativos en su configuración legal y regulatoria e igualmente en Infraestructura (TI).

De manera notable, tres de los países que se habían encontrado con una clasificación baja -Tailandia, Brasil y Vietnam- continúan avanzando y están cerrando la brecha con los países de clasificación media. Los mayores mercados de tecnología de la información permanecieron estables con avances modestos.

También emergieron tendencias negativas. Por ejemplo, pocos países están promoviendo políticas de libre comercio o armonización de las políticas de computación en la nube. Rusia y China, particularmente, han impuesto nuevas políticas que entorpecen a la computación en la nube, ya que limitan la habilidad de los proveedores de servicios de computación en la nube para mover datos de forma adecuada entre fronteras.