Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

El lenguaje Scala se acerca al puro fierro

[19/05/2016] Scala, un lenguaje de propósito general que combina la programación funcional y la orientada a los objetos, está a punto de encontrar otra opción de despliegue.

Scala, que ya se usa sobre Java Virtual Machine y aplicaciones JavaScript vía Scala.js, también se habilitará a través del uso de compiladores LLVM en un proyecto llamado Scala Native. La tecnología pretende llevar a Scala "más cerca del puro fierro [bare metal], de acuerdo a su página en GitHub.

Mediante el uso de la compilación ahead of time (AOT), el proyecto busca acelerar las aplicaciones Scala en las aplicaciones móviles, de juegos y de línea de comandos, afirmó Denys Shabalin, de la Escuela Politécnica Federal de Lausana, Suiza.

LLVM ofrece tecnologías de compilación modulares para C y C++ y brinda un arranque instantáneo a Scala Native.

"Scala Native se compila ahead of time vía LLVM. Esto significa que no existe una lenta fase de calentamiento que es común en los compiladores just in time. Su código se encuentra inmediatamente listo para la acción, señala la documentación de GitHub.

Los problemas de Shabalin con los tiempos de arranque de JVM motivaron su trabajo en Scala Native. "En AOT, uno compila incluso antes de iniciar la aplicación, así que es más rápido, anotó.

Scala Native, que básicamente se encuentra dirigido a los procesadores Intel y ARM, presenta una ejecución [runtime] ligera y gestionada y podría usarse para crear aplicaciones tanto para Android como para iOS.

Entre las otras características de Scala Native se tienen elementos básicos de bajo nivel, para afinar manualmente una aplicación para que funcione exactamente como quieren los desarrolladores, y objetos externos, para llamar código nativo sin afectar la ejecución.

Scala Native actualmente se encuentra en etapa de prelanzamiento, y ha estado en desarrollo por cerca de un año. Shabalin está intensificando sus esfuerzos para lograr un primer lanzamiento de Scala Native.

Paul Krill, InfoWorld (EE.UU.)