Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

Consumidores forzados a gastar menos ¿Qué hacer?

Por: Jose Chojrin, consultor en Rentabilización de Datos Maestros para Stibo Systems

[08/06/2016] Los tiempos en los que surgen dificultades que reducen el poder de compra de los consumidores resultan un verdadero desafío para los minoristas. A esto se agrega el aumento de la cantidad de feriados en algunos países latinoamericanos, lo que representa un menor número de días de compras por los desplazamientos turísticos, y la incertidumbre que pesa sobre la economía y los ingresos futuros de los consumidores. Aun cuando los minoristas aumenten sus esfuerzos para atraer a los compradores reacios, las visitas a las tiendas y las compras en línea se ven afectadas. Por ese motivo, la demora en la actualización de las capacidades tecnológicas y el mantenimiento de las ineficiencias crónicas que derivan de tal demora, no pueden ser resueltos por la compensación que supone el aumento permanente del consumo. Se requiere algo más fundamental. Este tipo de desafíos ofrece una oportunidad sin precedentes para utilizar los recursos en forma mucho más imaginativa y eficiente, acelerando las ventas y la gestión en el proceso.

En lugar de enfrentar una crisis de escasez de consumo, la oportunidad es propicia para capitalizar una gran variedad de oportunidades, desarrollando e implementando estrategias innovadoras. Los recursos tecnológicos avanzados permiten reestructurar rápidamente la oferta enfocando en demandas específicas, y las empresas pueden lograr ventajas competitivas en plazos relativamente cortos.

Da cuenta de esto el hecho de que, ante un escenario similar, muchas empresas minoristas de diferentes regiones están recurriendo a la gestión de datos maestros (MDM) para enriquecer la experiencia de compra de los clientes en todos los canales, aumentando su satisfacción y su lealtad al adecuar la oferta a sus nuevas necesidades.

La mejora en el control de la información del producto y otros datos maestros -como por ejemplo las preferencias del cliente- resultan fundamentales para capitalizar los cambios en vez de ser golpeados por ellos, detectando y satisfaciendo las nuevas expectativas y demandas de los consumidores. Al contar con una solución MDM, la información del producto y los datos del cliente quedan almacenados en un repositorio centralizado. Esto permite alimentar con información consistente y precisa a una variedad de destinos, incluyendo sitios web, catálogos impresos, y el ERP. También resulta posible crear enlaces para ofrecer productos asociados, así como grupos de productos complementarios.

La pronta reestructuración de la oferta es posible si se cuenta con la suficiente flexibilidad como para procesar los cambios y responder a ellos rápidamente y sin trabas en los procesos requeridos para asegurar la calidad de los datos que serán enviados al mercado a través de todos los canales.

CIO, Perú