Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

En el 2020 las empresas 'sin cloud' serán tan raras como las 'sin Internet'

[24/06/2016] En 2020, las políticas corporativas 'sin cloud' serán tan poco comunes como lo son hoy en día las políticas corporativas 'sin Internet' según la previsión de Gartner. Según la consultora, la política de elegir como primera opción la nube, o incluso utilizar solo los servicios en la nube, está sustituyendo ya a la tendencia 'no nube' que ha dominado los últimos años. Actualmente, la mayor innovación tecnológica de los proveedores se centra en la nube con la intención de adaptar esta tecnología en sus instalaciones.

"La nube será cada vez más la opción por defecto para la implementación de software. Lo mismo que para el software a la medida, que cada vez más está diseñado para alguna variación de nube pública o privada, explicó Jeffrey Mann, vicepresidente de investigación de Gartner, quién también apuntó a que cada vez serán más insostenibles las posiciones anti nube que algunas empresas mantienen actualmente.

En Gartner, están seguros de que esta tendencia a oponerse al uso de la nube cada vez estará menos presente, siendo la nube híbrida la más utilizada, y los proveedores tecnológicos serán capaces de atender a la demanda creciente por parte de sus clientes que quieren utilizar los servicios cloud en sus procesos.

Además de estas conclusiones, Gartner dio a conocer otras predicciones. Por ejemplo, en el 2019, más del 30% de las nuevas inversiones en software de los 100 mayores proveedores se habrá desplazado de 'primero en la nube' a 'solo en la nube'. Una afirmación que se aplica, según Gartner, tanto a escenarios de nubes híbridas como privadas.

"Las capacidades TI de vanguardia solo estarán disponibles en la nube, obligando a las organizaciones más reticentes a adoptar la nube. Mientras que algunas aplicaciones y datos permanecerán bloqueados en las tecnologías más antiguas, las nuevas soluciones estarán basadas en la nube, lo que aumenta aún más la demanda para la integración infraestructura, afirmó Yefim V. Natis, vicepresidente de Gartner. Para Natis, "las empresas rígidas no podrán producir soluciones TI ágiles. Ante esta situación, las empresas deberán reorganizarse para reflejar las nuevas realidades de negocio de la computación cloud: La innovación continua y el cambio, la integración generalizada, la competición con los proveedores de nube para algunas iniciativas, y la prevalencia crucial de influencia sobre el control de las relaciones TI con las líneas de negocio.

Otros datos aportados por Gartner en este sentido, apuntan a que, en el 2020, los proveedores IaaS (Infraestructura como Servicio) y PaaS (Plataforma como servicio) venderán más potencia de computación que las vendidas y desplegadas en los centros de datos empresariales. Y es que los ingresos de las IaaS han crecido un 40% desde el 2011, y la consultora prevé que siga creciendo más del 25% hasta el 2019. De hecho, en ese año, la mayoría de las máquinas virtuales serán entregadas por proveedores de IaaS. En el 2020, los ingresos de IaaS y PaaS superarán los 55 mil millones de dólares.

"Con el crecimiento de las ofertas de computación bimodal y de proveedores cloud, los centros de datos empresariales definidos por software se han vuelto menos importantes que construir una capacidad de gestión multiproveedor fuerte, explicó Thomas J. Bittman, vicepresidente y analista distinguido de Gartner. Aun así, la mayoría de las compañías seguirán teniendo capacidades de centros de datos en sus instalaciones, aunque como apunta Bittman deberán aprender a gestionar estas combinaciones híbridas de centros de datos dentro y fuera de las instalaciones, arquitecturas cloud y no cloud, con un enfoque en la gestión de la capacidad entregada en la nube de forma eficiente y eficaz.

Computerworld, España