Llegamos a ustedes gracias a:



Conversando con...

Fernando Mardones, Thomson Reuters

Las herramientas para el comercio exterior

Fernando Mardones, gerente de negocios de Gestión de Comercio Exterior de Thomson Reuters.

[07/07/2016] América Latina son diversas realidades. Cada país tiene diferentes regulaciones en materia de comercio exterior, y por ello es que resulta complicado encontrar una herramienta informática que pueda satisfacer a todas las realidades por igual. Quizás por ello es que las empresas dedicadas a este rubro se mantienen en su gran mayoría operando en base a hojas de cálculo.

Cuando entrevistamos a Fernando Mardones, gerente de negocios de Gestión de Comercio Exterior de Thomson Reuters, nos hizo hincapié en que la fortaleza de su solución de global trade management es estar localizada para cada uno de los países de la región. Con ese argumento -y con las evidentes ventajas que supone pasar de una hoja de cálculo a un software especializado en comercio exterior- es que se presenta como una alternativa bastante sólida para el mercado.

¿Cuál es la ventaja de la solución para las organizaciones dedicadas al comercio exterior?

Partamos primero sobre cómo hacen actualmente comercio exterior las empresas. Hoy lo están haciendo sin herramientas tecnológicas, sin ninguna clase de software pensado para atender las necesidades o requerimientos específicos que ese departamento y esos procesos tienen, en cuanto a coordinaciones regulatorias, de procedimientos normativos y aduaneros, así como también las relaciones logísticas. Ahora lo hacen a través de hojas de cálculo, eso está comprobando en las cientas de visitas a empresas en Chile y Perú en donde simplemente les vamos preguntando cómo hacen sus procesos y si cuentan con algún tipo de herramienta que haga determinadas cosas.

Evidentemente, la respuesta es no. Las hojas de Excel no están fabricadas para hacer seguimientos, sino simplemente para llevar un registro de lo que va ocurriendo. No se pueden usar para enviar instrucciones o interconectarte con algún tipo de departamento dentro de la empresa o programar algún tipo de alerta, ese tipo de cosas.

Son funcionalidades que se proveen a través de una tecnología de global trade management que es la que proveemos.

Entonces, la ventaja o beneficio es modernizar o cambiar la forma en que vienen haciendo su gestión; es decir, pasar de una forma que yo llamo 'muy artesanal' a inyectar algo de tecnología de automatización. En realidad, cuando pones un software donde antes no lo había, no cuesta mucho imaginar cuáles son los beneficios en cuanto a eficiencia en los procesos, reducción de costos, reducción de riesgos, entre otros. La verdad es que para muchos departamentos no existía algo así, por lo menos en esta región, hasta ahora.

La pregunta es si los podemos convencer o no de dar ese paso ahora. Hoy hay ERP que satisfacen bien las necesidades tecnológicas de llevar la gestión de las empresas con un core de funcionalidades para las áreas de recursos humanos, finanzas y sobre todo contabilidad. Y después, las otras áreas con tareas más específicas, como Logística, se fueron creando otros módulos para atender las necesidades que además conversan con los ERP, y así ocurrió para otros departamentos de la empresa, como las áreas comerciales.

Pero el área de comercio exterior había quedado relegada del ecosistema de tecnología que hoy día funciona en casi todas las empresas. La invitación ahora es integrarse a ese ecosistema.

¿No hay una oferta especializada en comercio exterior?

No hay una oferta de un software que permita llevar la gestión de los procesos de comercio exterior.

Porque los ERP tienen módulos de comercio exterior.

Sí, las versiones básicas de los ERP tienen un módulo de comercio exterior, pero que las compañías no lo usan porque no satisfacen las necesidades que ellas tienen, y tampoco se encuentran localizados. Esas compañías de ERP, entendiendo que no están localizadas y no satisfacen las necesidades de las compañías, ellas mismas crearon también sus propios módulos de global trade management y los comercializan en otras partes del mundo, principalmente en el hemisferio norte. En Norteamérica tienen bastante éxito, se han desarrollado bien hace más de una década, igual que en Europa, pero en el resto de las regiones como en los países emergentes, esas soluciones no han sido traídas.

Además, se requiere de un esfuerzo para localizarlas porque los procedimientos aduaneros y las reglas van cambiando de país en país. Hacer el esfuerzo para localizarlas para América Latina probablemente no ha estado dentro de la prioridad de ellas, o no han traído esas soluciones para acá. Sabemos que, al menos en Sudamérica, no hay casos en que ellos hayan vendido soluciones de global trade management.

Entonces ¿ustedes si localizan la herramienta?

Ya está localizada, es una herramienta que tiene casi 17 años, nació en Brasil, salta como un módulo de global trade management hace aproximadamente una década en un mercado que es complejo, por decirlo de alguna forma, en cuanto a que los procesos son difíciles porque las regulaciones aduaneras son verdaderas barreras para hacer comercio exterior.

Deben ser distintas de país en país.

Es que lo son. Pero este producto nace en uno de los lugares más exigentes en este sentido. Entonces, luego de atender los exigentes procesos que hay en Brasil, la historia de este producto sigue con su internacionalización hacia Argentina que es un país muy distinto, y tan o más complicado que Brasil. Si fue capaz de adaptarse de una realidad compleja a otra realidad distinta a otra tan o más compleja, después hacer el roll out hacia los otros países de la región resulta ser un proceso más sencillo.

La ventaja es que tenemos experiencia, el producto está implementado prácticamente en toda América Latina; Bolivia era el único país que nos quedaba pendiente, pero ya desde el año pasado tenemos un primer cliente en Bolivia y se comienza a implementar. Al estar presente en toda América Latina el producto tuvo que ser localizado para todos esos países.

De hecho, una de las cosas que más destacamos es nuestro conocimiento de la región; no solo de los procedimientos generales, sino de las regulaciones locales de cada país. En nuestra región son importantes los regímenes tributarios aduaneros especiales que benefician tributariamente a las operaciones, y que son distintos en cada país. Y nuestro producto ha logrado tener el expertise local en cada país para localizarse no solo en los procedimientos generales, sino también en esos procesos especiales.