Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Primeros días de la IoT

Desafíos y oportunidades

[08/07/2016] En el 2010, dos empresarios de Boston tuvieron la idea de convertir los contenedores de transporte en plantaciones en miniatura, y nació Freight Farms.

Las frondosas máquinas verdes de la empresa, equipadas con luces LED y sistemas de ventilación con control de humedad, proporcionan un clima ideal de crecimiento para hasta 500 cabezas de lechuga por semana, por no hablar de otros cultivos.

Desde el primer día, los contenedores se han conectado a Internet para que puedan ser controlados y gestionados de forma remota. "Somos capaces de mejorar el valor del contenedor sin que el cliente siquiera lo sepa", señala Kyle Seaman, director de tecnología agrícola. Freight Farms controla remotamente la producción de cultivos para cada una de sus aproximadamente 80 granjas. Las actualizaciones de software son llevadas a las máquinas verdes para gestionar los cultivos de una manera más eficiente, mediante el ajuste de la temperatura, humedad e iluminación.

Es un ejemplo moderno de una empresa que nace en la era de la Internet de las Cosas. Los expertos están convencidos de que la IoT será un cambio masivo, pero también coinciden en que es todavía muy pronto para este mercado. El año pasado, la firma de investigación IDC predijo que el mercado mundial de la IoT se incrementaría de 655 mil millones de dólares en el 2014 a 1.7 billones de dólares para el año 2020.

Un cambio fundamental

"IoT va a cambiar fundamentalmente el funcionamiento de las empresas y el valor que van a ser capaces de extraer", señala Sidharth Haksar, ejecutivo de desarrollo corporativo de la compañía de software Autodesk. Él, junto con Seaman de Freight Farms, fueron panelistas en un evento organizado por el Consejo de Liderazgo Tecnológico de Massachusetts en Boston para discutir las oportunidades de ingresos para este mercado.

"La IoT impulsará una interacción con los clientes más significativa: Las empresas obtienen información en tiempo real, lo que informará mejor a los decisores del diseño y ayudará a los proveedores para que puedan crear nuevos modelos de productos, servicios e ingresos", anota Haksar.

IoT está marcando el comienzo de cuatro cambios fundamentales para las empresas, según Jeff Kaplan, analista de THINKstrategies. Permite a las empresas: Reaccionar más rápido; predecir eventos futuros; diseñar productos con mayor eficiencia; y crear nuevas oportunidades de negocio.

Considere a Big Belly Solar, una compañía de Massachusetts que se puso en marcha en el 2003 para producir barriles de basura conectados a Internet utilizados en parques y playas. Cada barril envía una señal cuando está lleno y necesita ser vaciado, permitiendo a las empresas de gestión de residuos planificar de manera más eficiente sus rutas.

Big Belly puede jugar en todos esos cambios que menciona Kaplan. Son capaces de reaccionar más rápido: La gestión de residuos viene a recoger la basura tan pronto como sea necesario, pero no antes. Big Belly puede utilizar datos históricos para predecir cuándo estarán llenos los barriles. La compañía podría construir barriles nuevos de manera más eficaz basándose en los datos (poner un barril más grande en las áreas en las que necesitan ser recogidos con mayor frecuencia). Y la idea podría dar lugar a nuevos modelos de negocio (los barriles funcionan con energía solar y podrían vender el exceso de energía, o podrían mostrar publicidad digital). El basurero conectado está marcando el comienzo de una era de ciudades inteligentes; la IoT abre un mundo de posibilidades.

Retos de la IoT

Hay una razón por la que todavía es pronto para la IoT. Los proyectos de IoT conllevan muchos retos.

Seguridad: Un mundo de dispositivos conectados aumenta exponencialmente los vectores de ataque. Cualquier dispositivo podría ser hackeado, lo que lleva a que se roben los datos propietarios, o que los dispositivos se utilicen maliciosamente. Stephen Marcus, un inversor ángel en los emprendimientos IoT, dice que la seguridad es "El Salvaje Oeste" de la IoT. Hay un debate en el mercado, señala, sobre si las normas deben desarrollarse en varias capas (infraestructura, aplicaciones, conectividad) de modo que los protocolos de seguridad se puedan desarrollar para dichas normas. Pero reconoce que es demasiado pronto para recoger las normas, ya que podría frenar la innovación.

Mercado fragmentado: La IoT se basa en varias pilas: una pila de conectividad para permitir que los dispositivos hablen el uno al otro, y transfieran datos hacia un sistema central; una plataforma de infraestructura para la gestión de dispositivos IoT; una pila de aplicaciones para el análisis de la información, y tener programas específicos verticalmente. Estas capas de la pila utilizan multitud de componentes: sensores, equipos de red, servidores, aplicaciones, etc. La buena noticia, según Kaplan, es que "toda la tecnología está aquí ... El problema fundamental es cómo reunirla para su uso en los casos del mundo real. Es un mercado fragmentado con componentes parciales disponibles de diferentes fabricantes, donde compilar las piezas necesarias puede ser una práctica confusa y difícil.

Datos: "Hay demasiados datos, a veces ni siquiera sabe qué buscar", anota Marcus, el inversor. IoT puede crear una gran cantidad de datos enviados desde los dispositivos conectados. La información necesita ser recopilada, analizada y almacenada. En este punto, añade Marcus, un primer paso para la implementación de la IoT es la instrumentación de dispositivos, a continuación, se pueden analizar los datos.

Sobrecarga de proveedores: La promesa de la IoT ha creado una atmósfera de "euforia" para los proveedores, anota Haksar de Autodesk. Es posible que existan demasiados emprendimientos de IoT centrados en la tecnología de consumo, señala Marcus. Se necesitan más startups centradas en la seguridad, la conectividad y el análisis de datos, añade. Nunca ha sido más fácil recaudar menos de dos millones de dólares para un emprendimiento de IoT, anota, pero es igual de competitivo como siempre. Haksar señala que los servicios de consultoría de la IoT son la "última milla" de las implementaciones más difíciles. Casi todas las grandes empresas de tecnología han pivotado su mensaje para incorporar la IoT. Combine eso con los emprendimientos y Haksar lo llama "un montón de martillos en busca de clavos". Él dice que muchos proyectos de IoT en las grandes empresas están en "la fase de prueba de concepto".

Impulso hacia la IoT: Xively es una compañía que construye "cañerías" de IoT, como las llama Seaman de Freight Farma. La empresa -que es propiedad de LogMeIn- gestiona la conexión de datos desde los dispositivos hacia la nube. Para Freight Farms, Xively agrega los datos que se recogen en los capullos, los envía y los procesan en la nube. Paddy Srinivasan de Xively concuerda en que es pronto para la IoT, pero dice que están surgiendo pequeños casos de uso. Las empresas y emprendimientos visionarios son las que adoptan esta tendencia.

Otros, en las industrias reguladas, están siendo "empujados" hacia la adopción de la IoT. Las compañías de energía tienen que realizar un seguimiento de la eficiencia de la instalación solar, por ejemplo, necesaria para construir la conectividad en sus productos. La combinación de las tecnologías avanza, los productos y ofertas de servicios tienen mayor cohesión para un consumo fácil, más industrias siendo empujadas hacia la adopción de la tecnología, todo el viento sopla a favor de esta industria aún incipiente.