Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Siete medias verdades acerca de la virtualización

[29/07/2009] La virtualización está revolucionando el data center; por lo general, para bien. Pero ninguna tecnología carece de peligros potenciales. Los problemas relacionados con la administración, seguridad, ROI y uso de energía, pueden echar por la borda una implementación de virtualización que no está planeada adecuadamente.

La virtualización tiene el potencial de ofrecer inmensos ahorros de costos y beneficios técnicos, a través de la consolidación de servidores y la reducción de espacio y de las necesidades de energía, señala Laura DiDio, analista principal de Information Technology Intelligence. Sin embargo, estos ahorros no ocurren de manera automática.
A continuación siete (medias) verdades a considerar antes de implementar un proyecto de virtualización.
1. La virtualización hará mi vida más fácil
Virtualizar servidores reducirá enormemente el tiempo que se requiere para dividir las nuevas cargas de trabajo. Algunos compradores TI han reportado que han podido implementar nuevas máquinas virtuales (VM, por sus siglas en inglés) en hasta 30 minutos, a diferencia de las semanas que le toma a sus contrapartes físicas. La promesa de que la virtualización simplifica las TI es real en muchos aspectos.
Sin embargo, la virtualización a la vez introduce desafíos de administración que no pueden ser ignorados. Los compradores TI necesitan políticas estrictas, y quizás herramientas de automatización de terceros, para evitar el crecimiento descontrolado de los servidores virtuales, la ampliación no supervisada de las máquinas virtuales. Incluso si uno termina con menos servidores físicos, Chris Wolf, analista de Burton Group, señala que el número total de objetos administrados puede incrementarse, debido a los hypervisores y al número absoluto de máquinas virtuales.
Muchos usuarios asumen que el tiempo de administración va a ser menor, pero en realidad la propia infraestructura virtual tiene que ser administrada, y podría requerir un nuevo sistema de almacenamiento centralizado, señala Martijn Lohmeijer, consultor de TriNext, firma consultora y de outsourcing TI.
Desafortunadamente, muchos proveedores de software no ofrecen los mismos niveles de soporte para las aplicaciones que corren en las máquinas virtuales, que los que se ofrecen para las aplicaciones que corren sobre los fierros. Microsoft flexibilizó algunas restricciones de licenciamiento el año pasado, pero los analistas aún critican a Oracle y otros proveedores por sus restrictivas políticas relacionadas al soporte de ambientes virtualizados. El cálculo de los pagos por licenciamiento también puede ser más complicado en un data center virtual.
No todas las licencias de virtualización de servidores son iguales, afirma DiDio. Uno tiene que estudiar los términos y condiciones de los contratos de licenciamiento de los diferentes proveedores.
2. Consolidarse en menos servidores será simple
Generalmente, la primera meta de un proyecto de virtualización de servidores es la consolidación. Si uno puede correr la misma cantidad de cargas de trabajo en 10 servidores que los que corría en 100, ¿por qué no hacer la consolidación tan pronto como se pueda? Desafortunadamente, muchos compradores TI que planean consolidar, terminan siendo mucho más lentos que lo que esperaban, señala George Pradel, director de Alianzas Estratégicas de Vizioncore, proveedor de administración de virtualización. Es fácil decir cada nueva carga de trabajo tiene que ir a una máquina virtual, pero mover las viejas cargas de trabajo de una caja física a una virtual no es siempre una tarea fácil, señala.
Hacer conversiones 'físico a virtual', hay un arte en ello, si así lo quieres, sostiene Pradel. Las conversiones no se realizan en el vacío. Ello sucede en conjunción con los cronogramas de las diferentes unidades de negocios y la capacidad de resistir las caídas.
3. La virtualización automáticamente reduce el uso de energía
Si uno se ha consolidado en menos servidores, sería tentador decir he resuelto mis problema de uso de energía. No tan rápido. Aunque se tiene menos servidores usando menos vatios, cada uno de los servidores está corriendo a una mayor capacidad de CPU y tiene mayores requerimientos de energía. En la Universidad de Brandeis en Massachusetts, un proyecto de virtualización, por el contrario, incrementó el uso total de energía, afirmó el director de redes y sistemas, John Turner. Aunque Brandeis redujo espectacularmente el número de servidores, ahora ofrece más servicios a los usuarios porque es más fácil dividir nuevas máquinas virtuales. Cada carga de trabajo incrementa el uso de energía.
Si caminas detrás de los racks de los servidores virtualizados el calor es evidente, sostiene Turner. Estamos viendo una descarga de valor en estas habitaciones como nunca antes.
Otro tema a considerar: si desactivas muchos servidores el data center tiene que ser reconfigurado para evitar que el enfriamiento se dirija hacia los espacios vacíos, explica Jim Simonelli, CTO de APC.
La necesidad de considerar la energía y el enfriamiento junto con la virtualización es cada vez más importante, señala. Si solamente virtualizas, pero no alteras tu infraestructura, tiendes a ser menos eficiente que lo que podrías ser.
4. La virtualización me hace más seguro
La capacidad de clonar máquinas virtuales y trasladarlas de una caja física a otra, abre grandes posibilidades para el disaster recovery, y esto a su vez protege a su empresa de la pérdida de datos y las caídas. Pero la virtualización, si no es administrada correctamente, también trae nuevos riesgos a la seguridad que pueden amenazar la seguridad de los datos y la continuidad de los sistemas de la empresa.
Generalmente las personas y los procesos no se encuentran listos para la virtualización y los riesgos a la seguridad que ésta introduce, señala el experto en seguridad de IBM, Joshua Corman.
La virtualización conlleva nuevos campos de ataque y varios riesgos de operatividad y disponibilidad. Consolidar muchas aplicaciones en un solo servidor te da un punto de posibles fallas único, anota DiDio.
Si uno sufre de un crecimiento descontrolado de los servidores virtuales, podría ser difícil llevar un registro de todas las máquinas virtuales, y por tanto podría ser difícil asegurar que todas ellas se encuentran adecuadamente parchadas. También, los hypervisores no realizan encriptación, lo que deja abierta la posibilidad de que se produzcan ataques del tipo hombre en medio tales como el de Xensploit, que intercepta los datos no encriptados cuando las máquinas virtuales son migradas entre servidores físicos. Eso no significa que deba evitar la virtualización, sino que es mejor empezar con sistemas menores e ir subiendo hacia aplicaciones de misión crítica.
5. La virtualización del desktop me ahorrará dinero inmediatamente
La virtualización debería hacer fácil implementar nuevos desktops para los usuarios, aplicar parches y desempeñar otras tareas administrativas. La virtualización del desktop también puede ahorrar dinero en el largo plazo. Una agencia de transportes de Denver espera un ROI de 619 mil dólares a lo largo de ocho años por comprar clientes delgadas que durarán más que las PC tradicionales.
Pero los compradores TI tienen que recordar que las virtualización del desktop requiere de significativos costos directos, por comprar dispositivos para los usuarios -como clientes delgadas- hasta infraestructura de back-end tales como los servidores, PC blades y almacenamiento de red para soportar las máquinas virtuales.
Como anécdota, los analistas de Forrester Research han encontrado que las empresas gastan alrededor de 860 dólares por usuario, más upgrades de red, para tener listo y corriendo un proyecto de virtualización de desktop en el primer año. Una virtualización de desktop bien hecha puede recortar los costos de largo plazo. Puede tomar unos años el lograr un ROI.
6. La virtualización es lo mismo que cloud computing
La virtualización es un facilitador fundamental de la cloud computing. Pero instalar VMware en unos cuantos servidores no significa que haya construido una nube privada. Además de la virtualización, una nube privada requiere de tecnologías de automatización de servicio, y una interfase de auto servicio para proporcionar nuevos recursos, afirma Kristof Kloeckner, cloud software chief de IBM.
En una entrada de blog titulada la virtualización no es cloud computing, Reuven Cohen, fundador de la nueva empresa Enomaly, dedicada a la nube, señala que la virtualización es uno de los ladrillos de la cloud computing, pero lo fundamental es la abstracción a todo nivel de la infraestructura TI.
Lo fundamental para la infraestructura de la nube es la abstracción, al punto de que simplemente no importe, escribió Cohen. Tu infraestructura siempre está disponible y es completamente fault tolerant. Piense en el modelo de distribución de aplicaciones iPhone (App Store), y menos en los modelos de aplicaciones desktop del pasado. Las compañías que tendrán éxito son aquellas que adoptan este nuevo modelo híbrido enfocado en Internet. Más simple, la nube es la computadora.
Una nube no necesariamente siquiera necesita virtualización. Esto ha sido probado por los ejecutivos de Google, quienes han dicho que no virtualizan el hardware de producción, y en cambio usan un sistema de cronogramas de trabajo de diseño propio para administrar sus muchos miles de servidores.
7. La virtualización es algo totalmente tecnológico
Esto no va a sorprender a los veteranos de las TI: algunas veces, es la gente y no la tecnología la que se hace el camino. Como señaló Corman, las personas y los procesos usualmente no se encuentran listos para los nuevos desafíos que trae la virtualización.
Incluso si su proceso de virtualización es un éxito, podría convertirse en víctima de su propio éxito. Una vez que los usuarios se den cuenta cuán fácil es dividir una máquina virtual, demandarán más, haciendo que sea más difícil para TI concentrarse en otras tareas. Por el contrario, podría haber resistencia de parte de los usuarios que prefieren mantenerse con los servidores físicos.
A Pradel le gusta denominar a la política como el octavo layer de la infraestructura de red.
El layer político es el asunto más difícil que tendrá que enfrentar durante el proceso de virtualización, señala Pradel. Uno tiene miembros de la propia comunidad de negocios a quienes me gusta llamar ?abrasadores de servidores?. Ellos no quieren deshacerse de sus máquinas físicas, a pesar que se beneficiarán de la virtualización.
Jon Brodkin, Network World (US)