Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

¿Se han dado cuenta los CEO del rendimiento que pueden obtener de su departamento de TI?

Por: Bernardo Duce, director de Consultoría Tecnológica y Digital de PwC Perú

[18/07/2016[ Desde que llegue a Lima, he tenido la suerte de conocer a muchos clientes. Clientes de todo tipo, tamaño y rubro que me han concedido la oportunidad, y su tiempo, para contarles qué servicios ofrecíamos y explorar conjuntamente cómo podíamos ayudarles en sus proyectos futuros.

Una vez realizado un amplio número de proyectos, hemos tenido datos suficientes para poder realizar una segmentación de los clientes en dos tipos: clientes que confían en su departamento de TI, y clientes que no confían en su departamento de TI.

La diferencia entre ambos tipos de clientes se aprecia en el tipo de empresa que resulta ser.

Las empresas que cuentan con el departamento de TI como pieza clave de su negocio obtienen los siguientes beneficios: Seguridad y coherencia a la hora de innovar; Menores riesgos de fallas entre estrategia y operaciones; Cumplimiento de plazos y presupuestos en los proyectos; El presupuesto de TI se convierte en inversión y no en un gasto.

Por ello, es de vital importancia que haya conexión entre los CEO y los CIO. El CIO debería ser una pieza clave a la hora de diseñar cualquier transformación en una organización. En pleno siglo XXI, toda transformación tiene cuatro patas, como las tiene una mesa: Personas, procesos, estrategia y tecnología.

Quizás es porque está de moda, o porque las áreas de Talento Humano y Tecnología siempre han estado en modo backoffice, pero es muy habitual encontrarse clientes en los que las áreas de Personas y Tecnología siguen contemplándose como costos, y no como inversión y parte clave del cambio.

Por el lado contrario, dichas áreas deben dar un giro en su forma de entender el trabajo diario, y comenzar a gestionar su relación con la empresa como si de un cliente se tratase. Deben comenzar a pensar en modo servicio, utilidad, rentabilidad, innovación y vehículo para generar ventajas competitivas frente a la competencia, y ocupar cuanto antes el lugar que les corresponde en la empresa para afrontar la IV revolución industrial.

Los CEO deberían revisar la relación que mantienen con su director de Talento Humano y el de Tecnología para entender qué grado de madurez tiene su organización de cara a afrontar una transformación con total garantías.

CIO, Perú