Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

Consejos para gestionar distintos grupos generacionales en tecnología

Por: Augusto Morelli, gerente de Consultoría de Deloitte

[26/07/2016] Uno de los principales retos que enfrentamos quienes lideramos equipos de trabajo es la heterogeneidad que existe en ellos, por la mezcla de razas, de géneros, culturas y edades. Si bien esta heterogeneidad puede afectar de manera significativa el rendimiento esperado, a su vez puede convertirse en una ventaja importante.

La heterogeneidad más marcada se encuentra dentro de los equipos de las áreas de tecnología de las empresas, producto de la propia dinámica y necesidad de trabajo de ésta. Ello porque aquí prima la heterogeneidad generacional, que incluye a los tres principales grupos generacionales vigentes laboralmente: Baby boomers (nacidos entre 1946 y 1964: "El trabajo es lo más importante), Generación X (nacidos entre 1964 y 1982: "Eficientes y centrados en sus propios logros) y Millennials (nacidos entre 1982 y 2000: "La calidad de vida tiene prioridad).

Es en este escenario, y considerando el inminente reto de trabajar en equipo, que nos surgen preguntas como: ¿cómo gestiono los distintos grupos generacionales?, ¿cómo trabajamos por un objetivo común, ya que cada generación cuenta con una forma de trabajo, una manera diferente de operar y pensar, y con un nivel de experiencia distinta a los demás?

Si bien cada líder de equipo tendrá diferentes respuestas a estas y otras preguntas, recomendamos tener en cuenta los siguientes puntos:

* Identificar y utilizar las fortalezas propias de cada uno de los grupos generacionales. Los grupos generacionales pueden mostrar puntos de vista diferentes que destacan sobre el resto. Esta heterogénea manera de ver las cosas, incorporará nuevas perspectivas que puedan ayudar a sus miembros a superar problemas vistos desde distintos ángulos (en esto reside el valor fundamental del trabajo en entornos heterogéneos). Por ejemplo, en un mismo entorno laboral, se puede aprovechar la cualidad de fomentar el trabajo en equipo propia de la Generación X, con la cualidad de los millennials para trabajar en base a logros.

* Seleccionar como líder del equipo a una persona que posea un perfil abierto y dialogante, pero a la vez que sea firme en las decisiones. La selección de este rol resulta muy importante dado que el líder (independientemente de la generación a la que pertenezca), requiere de una comprensión profunda de los diferentes perfiles que conforman el equipo y, además, debe ser capaz de "traducir" qué motiva a cada uno.

* Establecer objetivos comunes. Ello, como eje del trabajo en equipo, es imprescindible. Los objetivos comunes constituyen un "lenguaje único de comunicación y colaboración entre los distintos grupos generacionales. Permite que el trabajo de cada uno de sus miembros gire en torno a un único eje común. Esto sucederá si todo el equipo lo comprende y lo hace suyo.

* Buscar cómo motivar. Hacerlo con cada una de las personas que componen un equipo de trabajo heterogéneo no es tarea fácil. No podemos pretender que a todos los integrantes de un mismo equipo los motive lo mismo. Debemos encontrar cuál es la motivación de cada uno de los integrantes del equipo sin menoscabar ningún elemento motivacional.

Finalmente, la existencia de diferentes grupos generacionales dentro de un equipo de trabajo con diferentes perspectivas, genera un ambiente propicio para innovar. Pero dependerá directamente de la gestión que tengan los líderes y la organización para que estas discusiones se den de manera eficiente, ya que la correcta gestión entre la combinación de energía (Millenials) y experiencia (Baby boomers, Generación X) permitirá a las organizaciones obtener una ventaja importante en un mercado global altamente competitivo que cada vez es más exigente.

CIO, Perú