Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

El Perú tendrá una brecha de 31% en profesionales TIC para el 2019

[04/08/0216] Cisco Systems presentó un estudio encargado a IDC en el que se analiza la disponibilidad de profesionales con habilidades TIC en la región entre el 2015 y el 2019 en 10 países (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, México, Perú y Venezuela).

Las buenas noticias son que la brecha existente entre la demanda y la oferta se reduce en este periodo; las malas son que esta reducción es muy ligera y no impide que la brecha se esté concentrando en las tecnologías emergentes. Es más, en el Perú, es abrumadoramente alta esta cifra.

Quien presentó el estudio fue Max Tremp, director de Ingeniería de Cisco Systems para América Latina, desde Costa Rica, a través de una sesión de telepresencia para las oficinas de Cisco en la región.

Tremp indicó que éste es el tercer estudio de este tipo que se realiza y que, en un estudio anterior, en el 2012, se tenía una brecha de 170 mil puestos de trabajo que no se cubrirían en el campo de las TIC. Ese mismo estudio señalaba que se estimaba que para el 2015 esa brecha se ampliaría a 300 mil puestos, pero se quedó corto. Con el estudio actual sabemos que la brecha el año pasado fue en realidad de más de 474 mil puestos de trabajo.

El resultado más destacado del estudio es que para el 2019, se estima que la brecha será de 449 mil puestos de trabajo, lo que representa un 32% del total de la demanda, y una cifra menor con respecto al 2015.

Esto se debe a que año a año se estima una caída de 1,4% con respecto hasta el año anterior, pero aun así la cifra sigue siendo alta.

Tremp, sin embargo, hizo una distinción entre los tipos de habilidades que se están necesitando y que forman parte de esta brecha. Para el ejecutivo existen dos grupos de habilidades: las Esenciales y las Emergentes. En el primer grupo se encuentran aquellas habilidades relacionadas con tecnologías que ya se pueden considerar como tradicionales en las TIC, como el ruteo, switching, redes móviles, redes inalámbricas, comunicaciones unificadas y voz sobre IP.

En el segundo grupo se encuentran, más bien, aquellas relacionadas con las tecnologías que han comenzado a sonar fuertemente en los últimos años; es decir, centros de datos, video y nube, y especialmente, desarrollo de software -no para aplicaciones sino para la infraestructura TIC-, big data, analítica y ciberseguridad.

Y precisamente el hecho de que la brecha entre el 2012 y el 2015 no se haya reducido a un ritmo mayor, se debe precisamente a que entre un estudio y el otro se incorporaron como necesidades estas nuevas tecnologías, además de otros factores que ahora son considerados importantes, como la diversidad, especialmente en lo referente a la presencia de las mujeres en la industria TIC.

Dicho esto, en el 2015, la brecha de habilidades TIC estaba compuesta en 45% por habilidades Esenciales y en 55% por habilidades Emergentes. Ahora en el último estudio se estima que para el 2019, la brecha estará compuesta en 36% por las habilidades Esenciales y en 64% por las Emergentes; es decir, habrá una mayor necesidad de profesionales con habilidades en las nuevas tecnologías antes mencionadas.

Otros hallazgos a nivel regional por parte del estudio es que en promedio el 17% de las empresas de la región están comenzando a desarrollar proyectos de Internet de las cosas. De los 10 países estudiados, el que mayor presencia de proyectos IoT tiene es Brasil con 38%, mientras que el país con menos porcentaje es Costa Rica con solo 3%. El Perú se encuentra en la séptima posición con 5%.

En cuanto a las industrias latinoamericanas, las empresas de telecomunicaciones son las más activas en IoT con 27%, mientras que las menos presentes son las de Educación con solo 5%.

La brecha en el Perú

En cuanto al Perú, la brecha llegaba en el 2015 al 38%; es decir, 15.531 puestos de trabajo; y se estima que para el 2019 la brecha será de 31%, o sea, 17.148 puestos de trabajo. Para ese año, un apabullante 94% de la brecha estará compuesta por las tecnologías emergentes.

Otras cifras sobre el Perú en el estudio señalan que solo el 21% de las compañías tercerizan sus operaciones de red, lo que representa la cifra más baja del estudio. Sin embargo, lo positivo es que el 44% de las compañías ven un rol más estratégico de la red, una cifra superada solo por Brasil; además se encuentra un fuerte énfasis en la inversión en tecnologías emergentes.

Por otro lado, un aspecto positivo adicional es que el 91% de las compañías peruanas indicó que es importante tener un equipo de ciberseguridad en la firma, lo que representa el indicador más alto de los países presentes en el estudio.