Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Microsoft reduce a 10 días el periodo de retorno a Windows 10

[10/08/2016] Los usuarios que actualicen su Windows 10 a la versión de Windows 10 Anniversary Update dispondrán de 10 días para regresar a la versión precedente si no quedan satisfechos con la nueva plataforma; en lugar de los 30 días de gracia que solía poner Microsoft a disposición de los usuarios en ocasiones anteriores. Para ello, la organización sitúa el anterior sistema operativo en un archivo especial que ocupa 5GB de espacio de almacenamiento. Una vez transcurrido el plazo, este archivo es eliminado automáticamente.

Con la llegada la semana pasada de la actualización Windows 10 Anniversary Update (cuya denominación interna es la versión 1607), Microsoft argumenta esta reducción en el plazo de marcha atrás al anterior sistema operativo basándose en los conflictos que genera para la organización la voluminosa telemetría que recoge de cada dispositivo Windows 10. "Basándonos en nuestra experiencia, hemos detectado que la mayoría de usuarios que retroceden a la anterior versión, tras haber instalado la nueva, lo hacen durante la primera semana, señaló un portavoz de Microsoft.

El tiempo para regresar a la versión anterior de Windows 10 se ha reducido a 10 días.

Aunque no hay razones para dudar de la explicación de Microsoft, llama la atención que el cambio en los tiempos de contra-actualización coincide con la finalización de la oferta de un año, que expiraba el pasado 29 de julio. Con la retirada de esta oferta -y unos precios que en el mercado de retail se mueven entre los 110 y los 200 dólares- la organización tenía menos necesidad de hacer una generosa oferta, dado que pocos serían los usuarios que actualizarían su anterior sistema.

De manera que Microsoft ha enlazado la funcionalidad de retroceder al antiguo sistema operativo con la nueva oferta de la actualización, mientras voces críticas se alzan rechazando la maniobra de la compañía en un momento en el que muchos usuarios confían en el plazo de tiempo de un mes que solía ser habitual en actualizaciones anteriores del popular sistema operativo de Microsoft.