Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Windows Server 2016:

Una explicación a las opciones de licencia y mantenimiento

Windows Server 2016

[18/08/2016] El 12 de julio pasado Microsoft anunció que lanzaría Windows Server 2016 de forma global, en su edición final RTM, en su conferencia Ignite que se realizará a finales de septiembre. El software, que ahora está en su quinta vista previa técnica, sigue madurando, y a la fecha coincide con las estimaciones publicadas anteriormente por Redmond sobre la fecha de finalización del sistema operativo. Hubo también otros anuncios recientes con respecto a Windows Server, y este artículo busca desmitificarlos.

Opciones del servicio de Windows Server 2016

La revelación más grande del 12 de julio, además de las noticias sobre la fecha de lanzamiento, es que hay un nuevo modelo de servicio bifurcado para Windows Server que depende, en parte, de la opción de instalación que elija. Vamos a profundizar en esto.

Current Branch para empresas: La nueva adición al grupo de servicios de Windows Server es la opción 'Current Branch para empresas' (CBB), que en este momento se limita a la opción de instalación del Nano Server.

Al igual que su cliente 'hermano', Windows 10, Current Branch para empresas de Windows Server 2016 es algo así como una opción 'en medio del camino'. En lugar de lanzar pruebas alfa y beta en una serie de "anillos progresivamente más estables -como hace el programa Windows Insider para los entusiastas del sistema operativo de escritorio- la selección predeterminada de licencias de Windows Server 2016 en la opción de instalación del Nano Server será una versión estable -de Nano Server- que recibe de dos a tres actualizaciones de funciones cada año.

¿Qué es Nano Server?

La nueva edición de Windows Server, llamada Nano Server, es una maravilla tecnológica -es Windows Server readaptado a alguna fracción absurda de su tamaño anterior (200MB para una imagen base de Nano Server, en comparación con los gigabytes de una imagen en un servidor completo instalado). Nano Server es un cuchillo de mantequilla en comparación con el aplastante Windows Server completo, y está destinado principalmente para aplicaciones que están por primera vez en la nube que necesitan un conjunto mucho más pequeño de capacidades y una superficie reducida de ataque en comparación con lo que Windows Server ha proporcionado tradicionalmente. Nano no tiene interfaz gráfica de usuario y posee un conjunto limitado de funciones de administración, y necesita una pequeña fracción de los parches de seguridad que sus hermanos más robustos.

Nano Server va a terminar como una opción de instalación junto con otras dos opciones que existen en Windows Server 2012 R2: Server con Experiencia de escritorio y Server Core. Esto significa que no necesitará un dispositivo adicional o SKUs para ejecutar Nano Server.

¿Cuál es el atractivo de un servicio al estilo CBB? A muchos clientes les gusta este tipo de opción, ya que es una manera de mantener las computadoras de escritorio frescas con nuevas características y correcciones, sin tener que esperar a actualizaciones a gran escala en el sistema operativo.

Hay, por supuesto, una cautela tradicional hacia las actualizaciones frecuentes en la empresa y en especial en la sala de servidores, y eso está plenamente justificado: Además del hecho que las actualizaciones y parches con frecuencia no se prueban con el mismo rigor y consistencia que en las versiones completas del sistema operativo, hay una gran cantidad de software de negocios de terceros que simplemente no admite la ejecución de cualquier cosa menos una edición muy conocida de Windows. El hecho de que Microsoft esté a cierto ritmo de actualización, no significa que SAP o QuickBooks o cualquier otro software en el que ejecuta su negocio, también esté en un ritmo de actualización similar o compartido.

Un punto positivo en la columna de CBB es que las mejoras serán predecibles: Habrá de dos a tres por año y no aparecerán en los departamentos de TI sin previo aviso. Otro punto positivo para CBB: esencialmente será como una licencia perpetua para Windows Server 2016 Nano, pero una que está siempre actualizada. Una vez que haga las actualizaciones, seguirán llegando y los cambios siempre tendrá una vida compatible.

En la práctica, esto significa que sus máquinas Windows Server Nano podrían terminar como mainframes: actuales y con soporte de décadas. No tendrá que comprar otra copia de Windows Server Nano en cualquier hardware después de comprar la licencia de Windows Server 2016 de ese mismo hardware. Y una vez más, no es como intentar ejecutar Windows NT 4.0 en el 2016 -es como una versión constantemente actualizada de Linux que tiene parches de seguridad y nuevas características. Mientras que algunos de esos nuevos bits probablemente dependan de nuevo hardware que aún no se ha inventado, las actualizaciones de seguridad son parte de la negociación.

Aquí hay un punto importante: Cuando dije, "Una vez que se actualiza, se sigue actualizando", es porque los únicos parches de seguridad que se ofrecen serán para la actualización actual y para dos actualizaciones previas. Todo lo que sea previo a eso se queda completamente sin parchar y sin servicios, y es esencialmente no compatible. Es un poco como el Hotel California: Usted puede registrase en CBB, pero realmente no se puede retirar. Una vez que esté en el tren Nano Server, se queda ahí.

El servicio de Branch a largo plazo: Pero ¿qué pasa con las otras opciones de instalación, como Server con una interfaz gráfica de usuario y Server Core? Estas opciones de instalación serán parte de un programa de servicio conocido como el LTSB -el servicio de Branch a largo plazo de Windows Server 2016, por sus siglas en inglés. Este es Windows Server 2016, como en el pasado. Mediante el uso de LTSB -en virtud de la no instalación del Nano Server- esencialmente obtiene Windows Server 2016, tal como existe (y existía) en septiembre del 2016, además de las actualizaciones de seguridad durante un período de 10 años. Este es exactamente el mismo ciclo de vida que Windows Server 2008, Windows Server 2012 y 2008 R2 Share de Windows Server. Lo que tiene garantizado con LTSB es:

  • Un sistema operativo que no va a cambiar en su función básica o conjunto de características.
  • Actualizaciones de seguridad por una década.
  • La expiración eventual del software, ya que después de 10 años ya no será compatible y no estará a la venta -lo que significa que tendrá que comprar una nueva manera efectiva, más actualizada, para continuar recibiendo apoyo.

El LTSB es lo que compra si desea que las licencias de Windows Server 2016 se comporten como las licencias de Windows Server de siempre, con cinco años de soporte estándar y un parche de seguridad de cinco años de soporte extendido. Si quiere un escritorio, o desea alojar un escritorio remoto y configuraciones de estilo de servicios de terminal, o si necesita una interfaz gráfica de usuario para otra cosa, entonces estará en el LTSB y casi nada cambiará para usted.

He aquí un recordatorio práctico de las opciones de instalación junto con las opciones requeridas del servicio Branch.

Opción de instalación: Servicio de Branch

  • Nano Server: CBB branch
  • Server Core: LTSB branch
  • Servidor con escritorio: LTSB branch

Windows Server es un poco diferente en la actualidad y en edad, ¿no?

Notas sobre las ediciones de servicio

CBB le da un poco de control sobre las actualizaciones; siempre se puede esperar uno o dos ciclos CBB antes de actualizar sus máquinas Nano Server, lo que le da a los fabricantes de software de terceros cierta capacidad para mantenerse al día con los cambios constantes. Eso no significa que siempre lo harán, pero al menos tendrá alguna capacidad de estimular las actualizaciones de Windows Server junto con toda su cartera de programas.

Pero si se va demasiado lejos, entonces está hundido desde una perspectiva de aplicación de parches hasta que pueda coger una copia de seguridad. Esa es una nueva espada que pende sobre la cabeza de TI, y no estoy seguro de que alguien entienda completamente cómo juega esto en la producción en este punto -de hecho, nadie puede, porque incluso Windows 10 (que ha tenido CBB en la producción por casi un año en este punto) solo ha tenido una actualización menor. Por otra parte, Nano Server está generalmente construido para escenarios de implementación muy específicos: entornos DevOps (desarrollo + operaciones) que ejecutan aplicaciones web ligeras, consumidores de la nube que usan imágenes basadas en la nube para ejecutarlas en la producción, y departamentos que utilizan una gran cantidad de tecnología de contenedores como Docker.

No va a migrar su sistema ERP a Nano Server, pero un emprendimiento de Silicon Valley podría utilizar Nano Server para construir una granja de servidores de aplicación muy ligeros que se ejecutan en la nube, en la computadora portátil del desarrollador y por todas partes.

Incluso Microsoft reconoce tácitamente que las empresas tradicionales no van a solo saltar en el tren de Nano Server como los primeros usuarios. Así que tal vez las dependencias de software de terceros no son un gran problema para los adoptantes de Nano Server.

Me temo, sin embargo, que esta no es toda la complejidad acerca de Nano Server; hemos aprendido recientemente algunos otros hechos que hay que tener en cuenta.

1. Tendrá que tener Software Assurance para ejecutar Nano Server en la producción. Software Assurance, o SA, es como un paquete de extras que se obtiene por un período de dos a tres años, y que prevén derechos adicionales a las mejoras y los escenarios de producción que simplemente no se consiguen con una licencia básica de producto. Se vende exclusivamente a través de licencias por volumen y no se puede añadir a las licencias de venta al por menor, con algunas excepciones muy limitadas (como licencias OEM con un corto período de tiempo justo después de la compra del nuevo hardware).

2. Estos paquetes de características no se instalarán automáticamente como lo harían en Windows 10 en el lado del cliente. (Estoy seguro de que Microsoft se veía en el futuro y oía los aullidos de rabia de los departamentos de TI de todo el mundo cuando vieron un día en el 2017 y todos sus controladores de dominio habían mejorado sin su consentimiento). El administrador tendrá que activar la instalación en cada máquina, aunque me imagino que será una forma automatizada, quizás a través de PowerShell, para efectuar estas instalaciones. Esto pone aún más control en las manos de TI y probablemente gane a algunas personas que están bien con las actualizaciones más frecuentes, pero desean tener la capacidad de decir cuándo.

3. Usted tendrá que comprar una licencia completa de Windows Server Plus Software Assurance para ejecutar Nano Server legalmente (esto es una suposición informada por mi parte). A pesar de que Nano Server es un versión adelgazada y limitada de Windows, mi expectativa es que, dado que se trata de una opción de instalación y no un SKU por separado, tendrá que pagar la carga completa en el producto -además de agregar el costo adicional de SA- para poner Nano Server en el área de producción de su organización.

Así que ahora conseguirá mejoras, le guste o no; tendrá que ejecutar alguna de ellas, le guste o no; y tendrá que pagar por esos cambios, le guste o no, también. Sospecho que a la audiencia de Nano Server le gustará las actualizaciones -pero ese costo será algo a tener en cuenta para muchas organizaciones.

Implicaciones y conclusiones

Así que ahora imaginemos que es un emprendimiento ágil que utiliza DevOps y contenedores y todo ese jazz. Ahora tendrá que decidir si desea estandarizarse en Windows Server o Linux junto con Docker y toda la otra tecnología de contenedor que está ahí fuera. Tendrá que decidir si Nano Server, al precio de Windows Server completo o a 882 dólares para la edición estándar o 6.155 dólares para la edición Datacenter más Software Assurance -que en Windows Server 2012 R2 son otros 442 dólares, para la edición estándar en la parte superior del precio de la licencia y 3.078 dólares para la edición Datacenter también en la parte superior del precio de la licencia- es un mejor valor para su organización que simplemente ir rodando con Linux.

Microsoft dice que la mayoría de los usuarios no tendrán que pagar más por Windows Server 2016 bajo las nuevas reglas, que como lo hicieron por Windows Server 2012 R2 con las antiguas.
Windows Server 2016

Esa es una decisión difícil desde una perspectiva Nano Server. Linux no tiene que hacer mucho para vencer esos precios, y especialmente cuando se obtienen solo dos máquinas virtuales con una licencia estándar, muchas pequeñas tiendas DevOps encontrarán que la edición Datacenter es una necesidad realista a la asombrosa suma de seis mil dólares por sus derechos ilimitados de virtualización.

Además, tenemos que pensar en la subida de los precios en general. He escrito sobre esto antes, pero nada ha cambiado en el frente de los precios. Los precios por núcleo donde no estaban las ediciones anteriores, y con un precio 28% mayor que en las ediciones anteriores, ejecutar Windows Server 2016 va a ser un asunto muy, muy caro. Podría valer la pena para muchos lugares, pero también puedo imaginar que muchos departamentos lo pensarán dos veces.

Jonathan Hassell, Computerworld (EE.UU.)