Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

CIO: ¿Una Especie en extinción?

Por: Enrique Velarde, director de Dominio Consultores

[03/08/2009] La interrogante del titulo fue planteada pocos años atrás. Era el momento en que empezaba la gran revolución del conocimiento informático distribuido; momento en el cual ya no seria potestad de una sola persona en la organización, el saber -de forma exclusiva- todos los detalles relacionados con las tecnologías de la información y su aplicación en la empresa. Estos se empezaban a democratizar y su utilización en los principales sectores de una empresa eficiente, se estaba convirtiendo en una necesidad para el ejercicio de cada una de las funciones relacionada, tanto con el core business como con las áreas de soporte a éste.

La posición de Gurú que los gerentes de sistemas habían tenido en sus organizaciones, sobre la base del conocimiento y entendimiento que las cajas negras de la informática entregaron al mercado, fue con el tiempo, superado rápidamente por el conocimiento que cada gerente funcional en las áreas específicas de los negocios fueron adquiriendo.
Adicionalmente, los programas informáticos desarrollados en casa fueron, poco a poco, cambiados por soluciones empaquetadas, que por su eficiencia en los rubros para las cuales habían sido desarrolladas, remplazaron con grandes ventajas lo que se había venido usando.
A todo esto se sumaba, por un lado, la mayor información que se tenía a disposición, como ejemplos, experiencias, soluciones y productos, que ayudaban a una mayor productividad de cada área; y por otro, el hecho de que las marcas proveedoras de estas herramientas, soluciones y/o productos, empezaron a ver que sus potenciales clientes no eran más, únicamente, la gente de informática en las organizaciones, sino los responsables directos de los resultados de los negocios en cada una de ellas.
Hoy en día, estas circunstancias han planteado un nuevo mapa dentro de las mismas organizaciones. Y, es en esta realidad, en la que los responsables de los sectores de las TIC -realmente eficientes y efectivos- encuentran su principal desafió para su recolocación como elementos vitales dentro de sus empresas.
El perfil de la función ha variado sustancialmente, y es en ese nuevo rol que los CIO -para poder sobrevivir con la importante responsabilidad que se acostumbraron a tener- deberán reinventarse tanto en lo profesional como en lo empresarial. Quien no lo haga, verá que en muy corto tiempo estará dejando de hacer lo que venia haciendo; o en su defecto, esta función se ubicará en un segundo o tercer plano, como elemento estratégico en la empresa.
La siguiente semana: El camino a transitar
CIO, Perú