Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

La mayoría de las cargas de trabajo estarán en la nube para el 2018

[14/09/2016] Dentro de dos años, la mayoría de las empresas esperan ejecutar sus cargas de trabajo en la nube.

Luego de superar las considerables preocupaciones en torno a la privacidad y seguridad, las empresas cada vez más están poniendo su fe -y su información y servicios- en la nube.

Se espera que los niveles de las cargas de trabajo empresariales en la nube vayan de 41% en la actualidad, a 60% para mediados del 2018, según la firma de investigación tecnológica 451 Research, que encuestó a más de 1.200 profesionales TI en todo el mundo en mayo y junio. 451 luego combinó esa información con entrevistas separadas realizadas a los compradores TI seniors y ejecutivos TI seniors.

El estudio también mostró que el 38% de las empresas afirmó que tienen una política de 'primero nube', lo cual significa que ellos al menos toman en consideración -o incluso priorizan- a la nube para todos los despliegues.

Fusiones, adquisiciones y ventas de empresas, junto con las medidas como las compras de hardware y upgrades de software, están empujando a las empresas hacia la nube.

Ezra Gottheil, analista de Technology Business Research, afirmó que no se ha sorprendido de que los profesionales TI de las empresas esperen tal crecimiento en la nube.

"La tecnología, que permite la asignación sencilla de recursos y un aprovisionamiento muy automatizado, es apropiada para prácticamente todas las cargas de trabajo en todas las situaciones, afirmó Gottheil a Computerworld. "Simplemente hace que las cosas funcionen mejor. Y aunque hay algunas transiciones que son necesarias para poner las cargas de trabajo actuales en una nube, realmente no son muchas. Así que las empresas migrarán las cargas de trabajo a la nube ya sea que esa nube se encuentre en las instalaciones de la firma, en un centro de datos administrado de un proveedor de servicios o en un centro de datos de nube pública.

Parte de la razón del crecimiento es que los ejecutivos de negocios están superando los temores iniciales hacia la seguridad y la privacidad en la nube. Con más experiencia a sus espaldas, la confianza en la nube ha crecido drásticamente.

Aunque es fácil mover nuevos servicios, aplicaciones y datos a la nube, transferir servicios e información que ya funcionan de manera interna es otra cosa.

"No me sorprende que tome tiempo cambiar la forma en que uno hace las cosas, afirmó Gottheil. "Cuando las cosas están funcionando, hay poco incentivo para cambiar, incluso si las cosas serían mejor después del cambio.

Según 451 Research, se espera un crecimiento fuerte de la nube, especialmente en las categorías de cargas de trabajo empresariales críticas, como la analítica de datos y las aplicaciones de negocio.